jueves, mayo 13, 2021
Inicio Fórmula 1 Comisarios en la F1: ¿Quiénes son, qué hacen y cómo los eligen?

Comisarios en la F1: ¿Quiénes son, qué hacen y cómo los eligen?

Los comisarios de la F1 suelen ser noticia cuando se ven obligados a imponer sanciones que no son del agrado de los aficionados.

Aunque a la mayoría de la gente le gustaría que las batallas se resolvieran en la pista, la naturaleza de cualquier deporte es que alguien tiene que interpretar las reglas y hacerlas cumplir de la manera más justa posible.

Están ahí para garantizar el cumplimiento del reglamento, no para tomar la decisión más popular. Y en ese sentido, hay pocos que envidien lo que hacen los comisarios de la F1.

La forma de trabajar de los comisarios en la F1 ha evolucionado mucho a lo largo de los años, entre otras cosas por la tecnología que hay en la categoría actualmente.

Hoy en día tienen acceso a cientos de ángulos de cámaras, datos en directo, mensajes de radio de los equipos y mucho más, y aún así se las arreglan para tomar decisiones en cuestión de minutos.

Hay quienes sostienen que la F1 se beneficiaría de tener un reglamento más delgado y dejar que los pilotos resolvieran los argumentos por sí mismos.

Pero la historia sugiere que siempre habrá momentos polémicos, independientemente de lo blanco y negro que sea el reglamento.

¿Cómo son elegidos los comisarios?

En cualquier fin de semana de gran premio, hay una serie de oficiales de carrera cuyo trabajo consiste en supervisar los procedimientos, respetar las normas y garantizar la seguridad de todos, desde los pilotos hasta los aficionados, mientras hay coches en la pista.

Algunos de ellos son oficiales permanentes, que están presentes en todas las carreras. Entre ellos se encuentran el director de carrera y el jefe de salida.

Además, para cada gran premio se nombra un panel de comisarios. Su trabajo consiste en deliberar los casos y tomar decisiones basadas en el reglamento de la F1 y en los códigos deportivos de la FIA.

Tres de los comisarios, uno de los cuales será elegido presidente, son nombrados por la FIA de entre el grupo internacional que posee la necesaria Superlicencia de la FIA (es diferente a la de los pilotos).

Durante un tiempo, uno de los miembros de este panel ha sido un ex piloto, que está ahí para garantizar que se tenga en cuenta el punto de vista de los corredores a la hora de decidir sobre los incidentes.

Otro comisario es nombrado por la propia autoridad deportiva nacional de la carrera, que también propone al secretario de la pista.

Comisarios de la FIA y Vitantonio Liuzzi

Comisarios de la FIA y Vitantonio Liuzzi

Photo by: Charles Coates / Motorsport Images

¿Qué hacen los oficiales y los comisarios?

El director de carrera tiene la «autoridad suprema» en una serie de áreas durante un fin de semana de gran premio, trabajando con el secretario de la pista para dar órdenes.

El director de carrera controla los entrenamientos, la clasificación y la carrera, asegurándose de que el cronograma se cumpla correctamente. Si es necesario, el director de carrera puede proponer cambios en los horarios; por ejemplo, si una lluvia intensa obliga a demorar una sesión.

Decide si se saca la bandera roja para detener las sesiones, envía a pista el coche de seguridad y el coche de seguridad virtual, y da instrucciones a los coches rezagados para que adelanten en caso de tener que hacerlo, entre otras responsabilidades.

El secretario de la pista debe estar en contacto permanente con el director de carrera y con todos los puestos de oficiales de pista durante cada sesión. Es el punto de contacto entre el control de carrera y los trabajadores de la pista para informarles de lo que ha decidido el director de carrera.

El trabajo del jefe de salida permanente es supervisar los procedimientos que dan comienzo a las carreras.

Esto implica activar la secuencia de apagado de luces una vez que los coches se han alineado en la parrilla y asegurarse de que las partidas detenidas se completan con seguridad.

Esta responsabilidad solía ser supervisada por Charlie Whiting, pero se convirtió en un trabajo para alguien diferente al director de carrera después de su inesperada muerte en la víspera de la temporada 2019.

Mientras tanto, el trabajo de los comisarios es dictaminar sobre los incidentes de las carreras y aplicar sanciones por infracciones al código deportivo y de los reglamentos técnicos si les han sido comunicadas por los oficiales o los delegados.

Pueden basarse en cualquier grabación de video o información electrónica (por ejemplo, datos de telemetría) para ayudar a tomar sus decisiones.

Al igual que el secretario de pista, el presidente de los comisarios debe estar en contacto permanente con el director de carrera siempre que haya coches en el circuito.

Michael Masi, director de carrera

Michael Masi, director de carrera

Photo by: Zak Mauger / Motorsport Images

¿Quiénes son los oficiales clave de la Fórmula 1?

El director de carrera de la F1 es Michael Masi, quien asumió el papel en 2019 tras la muerte de Charlie Whiting. El jefe de salida permanente es Christian Bryll, quien asumió el cargo para el Gran Premio de Bahréin en 2019 cuando se separaron las distintas funciones de Whiting.

El papel del piloto comisario se introdujo al comienzo de la temporada 2010 de F1 en respuesta a las críticas de que las decisiones de los comisarios habían sido inconsistentes.

Anteriormente, los paneles de comisarios podían estar formados por personas sin experiencia propia en las carreras, aunque esto ya no es así.

Entre los nombres reconocidos que han asumido el papel en la última década se encuentran Derek Daly, ex piloto de Tyrrell y Williams; Tom Kristensen, nueve veces ganador de las 24 Horas de Le Mans; Emanuele Pirro, cinco veces ganador de las 24 Horas de Le Mans; Derek Warwick, ex piloto de F1 y ex presidente del British Racing Drivers Club (BRDC); Mick Doohan, cinco veces campeón del mundo de motociclismo de 500cc, así como los ex campeones de F1 Emerson Fittipaldi, Alan Jones y Nigel Mansell.

En 2020, Vitantonio Liuzzi y Johnny Herbert fueron algunos de los ex pilotos de F1 que desempeñaron el cargo, mientras que Vitaly Petrov -nombrado polémicamente para el Gran Premio de Portugal del año pasado después de realizar comentarios sobre la postura antirracista de Lewis Hamiltonrenunció a sus funciones tras la muerte de su padre.

Vitaly Petrov, comisario de la FIA

Vitaly Petrov, comisario de la FIA

Photo by: Mark Sutton / Motorsport Images

Momentos recordados de los comisarios en la F1

Las decisiones tomadas por los oficiales y comisarios de la F1 han causado controversia a lo largo de la historia de la categoría.

Aunque los aficionados parecen aborrecer la idea de que los resultados en pista se modifiquen después de la caída de la bandera a cuadros, sanciones posteriores a carreras han proporcionado algunos momentos memorables en definiciones de campeonatos.

Sin embargo, no todas las decisiones oficiales se toman después de la carrera.

El Gran Premio de Mónaco de 1984 fue un buen ejemplo: un joven Ayrton Senna se había clasificado 13° en un Toleman poco competitivo, pero la lluvia torrencial del día de la carrera permitió al brasileño poner en práctica su talento supremo en el agua y escalar posiciones.

Persiguiendo al líder Alain Prost, Senna parecía un aspirante a la victoria y el francés, que tenía un problema de frenos, empezó a hacer gestos furiosos a los comisarios en el pitlane para que se mostrara la bandera roja y se suspendiera la carrera.

Ayrton Senna, Toleman TG184-Hart

Ayrton Senna, Toleman TG184-Hart

Photo by: Motorsport Images

Jacky Ickx, a cargo de las decisiones de los comisarios, lo hizo al final de la vuelta 32. Aunque Senna adelantó a Prost, que iba más lento, antes de la línea de meta, fue Prost quien obtuvo la victoria ya que se toma la clasificación de la vuelta anterior.

Sin embargo, sólo obtuvo 4,5 puntos por la victoria (en lugar de los nueve habituales), ya que no se había completado el 75% de la carrera. Ese mismo año, Niki Lauda le ganó el título por apenas medio punto.

Senna y Prost volverían a estar en el centro de la polémica cinco años después, cuando ambos pilotos -ahora compañeros de equipo en McLaren y luchando por el título- chocaron en el Gran Premio de Japón.

El impacto dejó al líder del campeonato, Prost, fuera de la carrera, pero Senna pudo reanudar la carrera y finalmente se puso en cabeza a falta de un par de vueltas.

Sin embargo, tras la carrera, los comisarios decidieron que Senna se había reincorporado a la pista ilegalmente, descalificando al brasileño y entregando el campeonato a Prost a falta de una carrera.

Alain Prost fue proclamado temporalmente Campeón del Mundo, ya que McLaren anunció su intención de apelar la decisión de descalificar a Ayrton Senna de la carrera

Alain Prost fue proclamado temporalmente Campeón del Mundo, ya que McLaren anunció su intención de apelar la decisión de descalificar a Ayrton Senna de la carrera

Photo by: Sutton Images

Uno de los desenlaces más extraños de la F1 ocurrió en el Gran Premio de Gran Bretaña en Silverstone en 1998.

Mika Hakkinen lideraba la carrera bajo la lluvia, pero un trompo causó daños en su McLaren y un coche de seguridad eliminó poco después su ventaja. Cuando la carrera se reanudó, Michael Schumacher pasó al frente con su Ferrari y se encaminaba a una cómoda victoria.

Sin embargo, a dos vueltas del final, Schumacher recibió una penalización de 10 segundos por adelantar por detrás del coche de seguridad.

Sin saber si la penalización debía tomarse como un stop & go o se agregaría a su tiempo final, Ferrari llamó a Schumacher a boxes en la última vuelta.

Esto significaba que podía cumplir su sanción en ese momento, pero como el box de Ferrari estaba situado más allá del punto de la bandera a cuadros, el alemán terminó la carrera en el pit lane antes de cumplir su tiempo.

McLaren protestó el resultado, pero al final Ferrari argumentó ante la FIA que la sanción se había emitido demasiado tarde teniendo en cuenta cuándo se había producido la infracción, y que no se había aclarado cuál era la sanción exacta.

En una audiencia del Tribunal Internacional de Apelaciones de la FIA se decidió que los comisarios de aquel día habían cometido varios errores. A Schumacher se le permitió conservar su cuarta victoria de la temporada.

Michael Schumacher, Ferrari F300

Michael Schumacher, Ferrari F300

Photo by: Motorsport Images

Aunque las prácticas han mejorado considerablemente desde los primeros días de la categoría, los comisarios de la F1 todavía pueden dividir la opinión pública con sus decisiones.

Puede ocurrir a veces cuando hacen su trabajo correctamente y hacen cumplir las reglas como deben ser.

Max Verstappen fue sacado de la sala previa segundos antes de subir al podio tras ser sancionado por su adelantamiento de último momento a Kimi Raikkonen en el Gran Premio de Estados Unidos de 2017, cuando había tomado la posición al salirse de la pista.

Aunque sus acciones fueron una clara infracción del reglamento, no impidió que muchos de sus seguidores sintieran que había sido tratado injustamente.

Los adelantamientos de Verstappen volvieron a ser objeto de escrutinio en el Gran Premio de Austria de 2019, al golpear ruedas con Charles Leclerc cuando adelantó al joven piloto de Ferrari por el liderazgo en los momentos finales de la carrera.

Los comisarios tardaron varias horas en completar su investigación y confirmar que, efectivamente, el holandés había ganado el gran premio limpiamente.

Esto se produjo pocas semanas después de que Sebastian Vettel fuera despojado de la victoria en el Gran Premio de Canadá.

El alemán perdió brevemente el control de su Ferrari en el Circuito Gilles Villeneuve, y los comisarios decidieron que la forma en que se reincorporó a la pista había obstaculizado injustamente a Lewis Hamilton.

Aunque el británico no pudo adelantarlo, la penalización de cinco segundos impuesta a Vettel hizo que Hamilton sólo tuviera que seguir el ritmo de su rival para conseguir la victoria.

En señal de protesta tras la carrera, Vettel llegó al parque cerrado y colocó el cartel con el número 2 delante del Mercedes de Hamilton y puso el del 1 delante del espacio vacío donde debería haber estado su Ferrari, que quedó aparcada al final del pit lane.

Sebastian Vettel, Ferrari, 2ª posición, cambia los tableros de posición en protesta por una sanción que le costó la victoria.

Sebastian Vettel, Ferrari, 2ª posición, cambia los tableros de posición en protesta por una sanción que le costó la victoria.

Photo by: Steve Etherington / Motorsport Images

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Most Popular

Alpine adaptará la dirección asistida de Alonso

Sin poder alterar mucho, en un año condicionado por la congelación parcial del chasis y con el objetivo...

Hamilton entre los 10 deportistas mejor pagados según Forbes

Este miércoles, la revista Forbes, una de las publicaciones más importantes del mundo, dio a conocer su lista...

Por qué los alerones flexibles son un problema sin fin para la FIA

Por un lado están los equipos que intentan constantemente superar los límites del reglamento en lo que respecta...

Recent Comments

Close Bitnami banner
Bitnami