Predator: el brutal V8 de 771 CV del Ford Mustang Shelby GT500 revela más secretos

0
177

No cabe la menor duda de que Ford sabe bautizar con gran acierto sus motores V8. Tras dar vida a los 5.0 V8 Coyote y 5.2 V8 Voodoo, su último parto de 8 cilindros no podía hacer otra cosa que seguir subiendo el listón. De este modo Ford Performance descubre nuevos detalles del V8 que moverá al Ford Mustang GT500, un propulsor de nueva fabricación que tiene como único objetivo meter miedo al 6.2 V8 que anima a las versiones Hellcat y Demon del Dodge Challenger.

El V8 más "bestia" fabricado por Ford Performance llevará el nombre de Predator y estirará hasta las 7.500 rpm

Ford Performance, a través de su máximo responsable de motores Patrick Morgan, ha decidido descubrir nuevos secreto sobre el Mustang GT500 y su también nuevo propulsor. Esta mecánica ha sido desarrollada única y excluisvamente para servir de corazón al Mustang más potente y rápido de la historia. Hablamos de un motor 5.2 V8 sobrealimentado por un compresor volumétrico Eaton de 2,65 litros que recibirá el nombre de "Predator" (depradador en castellano), un bautizo que no es otra cosa que una contundente declaración de intenciones.

2020 Mustang Shelby Gt500 Vent

Ver la galería completa en Diariomotor

Hace apenas unos días por fin descubrimos la potencia del Mustang Shelby GT500, nada menos que 771 CV. Sin embargo ahora podemos adelantarte nuevos detalles como es que la línea roja de su tacógrafo estará en las 7.500 rpm, un límite más que sugerente para un V8 sobrealimentado, Que la relación de compresión se ha llevado hasta los 9,5:1 y que la presión máxima de soplado será de 0,83 bares (relativa) para generar los 847 Nm prometidos. Dadas estas mejoras introducidas a partir del V8 Voodoo, Ford Performance confirma la integración de importantes refuerzos en bloque, culata, pistones, cigüeñal y válvulas, admitiendo un incremento de la capacidad de refrigeración del 50% con respecto al GT350-R.

2020 Mustang Shelby Gt500 Carbon Fiber Track Package

La polémica sobre el uso obligado de un cambio automático de tipo doble embrague no podía escapar de esta entrevista, confirmando Patrick que la transmisión será capaz de realizar transiciones en tiempos de 100 milisegundos. Pese a ello también ofrecerá diferentes perfiles de conducción para garantizar un mayor confort en momentos de conducción menos exigentes. La puerta a instalar un cambio manual en el nuevo Mustang GT500 sigue abierta, aunque Ford Performance aún se niega a pronunciarse al respecto más allá de decir que escuchan atentamente a todos sus clientes.

Ver la galería completa en Diariomotor

Fuente: Automobile Magazine

Loading...

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí