Por qué está prohibido usar el teléfono móvil repostando en la gasolinera y te puede costar una multa

0
125

Aunque pueda resultarnos absurdo, en estos tiempos en que todos estamos permanentemente enganchados a nuestro teléfono móvil, está prohibido usar el teléfono móvil mientras repostamos en la gasolinera y te puede costar una multa. Es importante que tengamos en cuenta estos condicionantes, el primero, que la prohibición no se aplica a todo el espacio de la gasolinera, sino únicamente a la maniobra de repostaje. El segundo condicionante, que el uso del teléfono móvil se refiere, de nuevo, al repostaje, y está prevista una multa de 100 euros. No tendría nada que ver con el hecho de que nos hayan "cazado" usando el teléfono móvil conduciendo en la gasolinera, lo cual conllevaría detracción de 3 puntos y multa de 200 euros, por cometer una infracción considerada grave. Ahora bien, ¿por qué está prohibido usar el teléfono móvil repostando en la gasolinera?

Por qué está prohibido usar el teléfono móvil repostando en la gasolinera

Empecemos por lo que dice la ley y más concretamente el tercer apartado del artículo 115 del Reglamento General de Circulación:

Artículo 115. Apagado de motor.

3. Para cargar combustible en el depósito de un vehículo, éste debe hallarse con el motor parado.

Los propietarios de aparatos distribuidores de combustibles o empleados de estos últimos no podrán facilitar los combustibles para su carga si no está parado el motor y apagadas las luces de los vehículos, los sistemas eléctricos como la radio y los dispositivos emisores de radiación electromagnética como los teléfonos móviles.

Como vemos, la normativa especifica el caso concreto, "para cargar combustible en el depósito de un vehículo", el sistema que hemos de mantener desconectado "los teléfonos móviles", al igual que el motor del vehículo, la radio, y las luces, y la razón, el hecho de ser "dispositivos emisores de radiación electromagnética".

El riesgo de incendios usando el teléfono móvil en la gasolinera

Según apuntan muchos expertos, la ley se basaría en una leyenda urbana, un falso mito, o como mínimo en el riesgo de que se produzca un acontecimiento extremadamente inusual, el de que la radiación electromagnética que genera un teléfono móvil pueda desencadenar una deflagración. Tal y como comentaban hace tiempo en una de nuestras webs favoritas, dedicada a la divulgación científica, Naukas, "es altamente improbable que ocurra" y "la única y remota posibilidad de que un teléfono pueda generar una chispa sería la de un defecto de fabricación en su batería".

Para que se produzca una deflagración es necesario que se den ciertas condiciones, las del denominado triángulo del fuego. Es necesario un combustible, en este caso el vapor del carburante; un comburente, que es el oxígeno del aire; y por último una fuente de ignición. Un teléfono móvil no sería suficiente para conseguir esta última, la fuente de ignición, por ausencia de chispas, y porque la temperatura que puede alcanzar incluso con un uso intenso no es suficiente para ello.

En su día, los MythBusters (Cazadores de Mitos) intentaron recrear una situación como esta, sin éxito. Y en la práctica, y por el historial de accidentes que se han producido en gasolineras, pueden resultar potencialmente mucho más peligrosas las descargas de electricidad estática que el uso del teléfono móvil. De hecho, resulta altamente recomendable tocar la carrocería de nuestro coche antes de repostar gasolina.

Ver 5 consejos para encontrar gasolina más barata

Por qué no deberíamos usar el teléfono móvil en la gasolinera

Dicho lo cual, parece que la ley apunta en una dirección que, insistimos, se basa en una leyenda urbana, o un falso mito. Si bien es cierto que la maniobra de repostaje de un automóvil entraña suficientes riesgos como para que no utilicemos nuestro teléfono móvil, ya no por el riesgo de deflagración, sino por las distracciones. Distraernos utilizando el teléfono móvil, aunque también sea un caso raro, puede llevarnos a derramar el combustible, lo cual sí generaría un riesgo potencial en la estación de servicio.

La multa por utilizar el teléfono móvil en la gasolinera

Como os contábamos al principio, la multa por utilizar el teléfono móvil repostando en la gasolinera es de 100 euros. Probablemente la mayoría no conozcamos a nadie que haya sido multado por esta razón, de hecho, no es habitual que los agentes de la Guardia Civil estén controlando a los clientes de las gasolineras para comprobar si están utilizando el móvil mientras repostan. Pero sí hemos de ser conscientes de que esta conducta está sancionada, y de que se dan casos de multas, como contaba un usuario de Forocoches.

Lo importante es que tengamos en cuenta que solo pueden sancionarnos por utilizar el teléfono móvil mientras repostamos, que los empleados de la gasolinera deberían asegurar el cumplimiento de esta norma y que, en su ausencia, es decir, en estaciones de servicio en las que es el cliente el que realiza el repostaje, es el conductor el responsable de cumplir la norma.

Sobre las aplicaciones de teléfono móvil para pagar el combustible

Dicho lo cual, llegamos al debate acerca de las aplicaciones de teléfono móvil de las gasolineras. Por lo dicho anteriormente, estas aplicaciones que están pensadas para facilitar el repostaje y, sobre todo, el pago, se utilizan antes y/o después de realizar la maniobra de repostaje. Por lo tanto, su utilización no estaría reñida con el cumplimiento de la norma.

Loading...

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí