Helmut Marko: “Prometí cinco victorias este año y creo que todavía podemos lograrlas”

0
148

Nueve Grandes Premios ha necesitado Red Bull esta temporada para alzarse con su primer triunfo, y el escenario no podía ser más propicio, ya que Max Verstappen logró alzarse con el escalón más alto del podio en Austria, donde los hombres de Milton Keynes competían como anfitriones. Una victoria que podría ser la antesala de algunas más este año. Así lo creía a principios de temporada el asesor de la escudería austriaca, Helmut Marko, quien se atrevió a afirmar que tenían capacidades suficientes para lograr el triunfo hasta en cinco ocasiones en la presente campaña. Unas palabras por las que muchos le tildaron de "loco" y que ahora ha querido rescatar para dejar claro que el objetivo aún es posible, sobre todo después de haber conseguido lo más difícil, que era estrenar el casillero. No hay que olvidar que Verstappen ya estuvo a punto de alzarse con el triunfo en Mónaco, donde cruzó la línea de meta en segunda posición: "En la rueda de prensa de Tokio prometí cinco victorias. Algunos me llamaron loco por aquel entonces, sin embargo, creo que todavía podemos lograrlas", ha comentado en unas declaraciones concedidas al portal web holandés Formule 1.

Un arranque para el olvido

Por otro lado, Marko ha admitido que el hecho de que su pupilo llevara a cabo una salida tan mala hizo aún más emocionante su remontada y, por tanto, su posterior victoria, ya que de lo contrario solo tendría que haber adelantado a Leclerc para coronarse en el Red Bull Ring. Aun así, el asesor del equipo de Milton Keynes reconoce que cuando vio a Verstappen perder tantos lugares en los primeros metros creía que sus opciones habían llegado a su fin: "En la salida pensé que todo se había acabado, pero luego Max despertó lentamente y en las últimas 30 vueltas hubo fuegos artificiales increíbles gracias a un pilotaje brillante. También tengo que decir que Honda nos dio durante esas 30 vueltas toda la potencia que tenemos. Asimismo, los neumáticos aguantaron, y tengo que decir que tuvimos un chasis fantástico. Max pudo frenar y tenía tracción, así que esta victoria es más emocionante que si hubiéramos hecho una buena salida y hubiéramos adelantado a un único piloto", ha proseguido.

Entretanto, el austriaco ha aseverado que el principal objetivo del equipo es darle un coche ganador al número '33' para que se convierta en el campeón más joven de la historia del deporte. Y es que no les gustaría que el de Hasselt estuviera en sus filas conduciendo un monoplaza de segundo nivel: "No queremos retener a Max si no le podemos dar un coche ganador. El objetivo a día de hoy es proclamarle el campeón más joven de la historia de la Fórmula 1", ha añadido a modo de conclusión.

Loading...

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí