La no sanción a Verstappen en Austria fue una victoria para el sentido común, según Brundle

0
267
Spread the love

La victoria de Max Verstappen en el pasado Gran Premio de Austria continúa generando una gran controversia, especialmente por la decisión de los comisarios de no sancionarle tras revisar su maniobra de adelantamiento a Charles Leclerc en las últimas vueltas. Para algunos, el neerlandés fue demasiado agresivo, ya que echó fuera de la pista a su rival y le dejó sin espacio, mientras que otros se apoyan en el argumento de que fue un incidente de carrera más. En este último grupo se encuentra el expiloto de Fórmula 1, Martin Brundle, quien defiende la idea de que hay que dejar competir a los pilotos, siempre y cuando las acciones no sean antideportivas. Y es que considera que hay que dejar vía libre para que se produzcan intensas batallas en pista como la de este fin de semana, pues forman parte del encanto del 'Gran Circo'. Así pues, celebra la determinación de los jueces, que finalmente le dieron la victoria al piloto de Red Bull.

"Asegurarse de que tu rival no puede acelerar antes que tú es una habilidad clave en el adelantamiento. Si únicamente permitimos que los pilotos tracen adelantamientos limpios y educados, perdemos el espectáculo o la lucha de gladiadores. Los coches y los circuitos ya son bastante seguros, no tengamos a los pilotos tampoco entre algodones. Son carreras. Sinceramente, me alivió que lo de Max se declarara incidente de carrera. Ha sido una victoria para el sentido común y la Fórmula 1", ha señalado en su columna de Sky Sports.

Agradece la postura de los italianos

Por otra parte, el británico celebra que Ferrari no apelara la decisión a pesar de haberse visto perjudicado de nuevo en cuanto a la resolución de la investigación. El propio jefe del equipo de Maranello, Mattia Binotto, admitía que optaron por no hacerlo por el bien de la categoría: "Pese a perder en dos decisiones de los comisarios en los últimos tres Grandes Premios, los italianos se han portado como verdaderos carreristas. Esta decisión les honra. Les animaré más todavía cuando logren ganar, y más si Leclerc consigue su primera victoria", ha proseguido.

Brundle también ha querido explicar por qué los monoplazas cada vez son más inmunes a los toques, y es que las escuderías trabajan expresamente en ello para evitar que cualquier mínimo contacto pueda arruinar su carrera. Entretanto, ha aseverado que la próxima vez que tenga lugar una carrera aburrida y sin emoción, como pudo ser por ejemplo la de Francia, recordaremos todo lo vivido en el Red Bull Ring, donde fuimos testigos del mejor Gran Premio de la temporada: "Los equipos endurecen las suspensiones para anticiparse a posibles contactos en las primeras vueltas, batallas o la posibilidad de irse contra el muro, por eso Max y Charles pudieron terminar la carrera. La próxima vez que haya un Gran Premio de procesión o una carrera de infarto, tenemos que recordar estos últimos diez días", ha expuesto para concluir.

Loading...

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí