En Red Bull sabían que 2019 sería un año de transición para ellos, según Christian Horner

0
86

2019 no está siendo una temporada fácil para el equipo Red Bull. Si bien los hombres de Milton Keynes han sido los únicos en arrebatarle una victoria a Mercedes en lo que va de año, el rendimiento del RB15 es inferior al de su antecesor. Algo que no ha pillado por sorpresa a nadie, como bien afirma el jefe de la escudería austriaca, Christian Horner, quien reconoce que sabían a lo que se enfrentaban en la presente campaña tras la asociación con Honda, pues eran conscientes de que en las primeras carreras debían centrarse en rodar para ir aclimatándose poco a poco a los motores japoneses. Además, Red Bull tampoco lo está teniendo sencillo en el apartado del chasis, donde siempre ha estado un paso por delante en comparación al resto de la parrilla. La normativa de 2019, que ha implicado cabios en este zona, especialmente en la parte delantera, les ha restado competitividad respecto a años anteriores. Y es que Horner admite que este año está siendo de transición para ellos.

No obstante, la evolución del monoplaza es más que patente desde que diera comienzo la campaña, pues en las últimas carreras se ha situado prácticamente a la altura de Ferrari, con quien mantiene una incesante pugna en la segunda plaza del Campeonato. No hay que olvidar que en estos momentos Max Verstappen ocupa la tercera plaza en la General por delante de Sebastian Vettel y Charles Leclerc, y todo apunta a que el progreso del RB15 seguirá estando presente, sobre todo cuando monten la cuarta especificación del motor Honda, por lo que la competitividad de Red Bull debería acrecentarse de aquí a final de año.

Cada vez más fuertes

"En primer lugar, hubo un cambio significativo en la normativa en dos áreas fundamentales en el lado del chasis, por lo que las modificaciones en el alerón delantero han significado un gran golpe para nosotros. Nos habíamos aprovechado del reglamento anterior. Teníamos un coche muy fuerte, y creo que el cambio en el alerón nos perjudicó más que a la mayoría de equipos. El hecho de tener neumáticos más rígidos probablemente también complique las cosas. Sabíamos que 2019 iba a ser un año de transición desde el punto de vista de la asociación con el motor. Diría que, en los primeros Grandes Premios, tal vez la unidad de potencia nos dio más de lo que esperábamos y nosotros dimos menos de lo que pensábamos con el chasis", ha comentado en unas declaraciones concedidas para la BBC.

Loading...

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí