El Ferrari 312T que llevó a Niki Lauda a su primer Mundial de F1 puede ser ahora tuyo

0
164

Desde que nos dejara hace ya un par de meses Niki Lauda forma parte (si no lo estaba ya desde hace décadas) del olimpo de grandes pilotos de la historia de la F1 y no es para menos con su brillante trayectoria en el Gran Circo. Una trayectoria cuyo inicio podríamos situar en distintos momentos aunque si se trata de recordar al piloto austriaco pocas imágenes se nos vienen más rápido a la cabeza que con su Ferrari 312T con el que tuvo sus inolvidables enfrentamientos con James Hunt y con el que ganó su primer título 1975.

Y precisamente de ese coche con su icónica chimenea venimos a hablar porque una afortunada persona podrá tener este importante pedazo de historia de Ferrari y artífice del primer título del austriaco el próximo mes de agosto, cuando se subastará en el evento que Gooding & Company celebrará en Pebble Beach, durante el famoso concurso de clásicos californiano.

Según la ficha de la casa de subastas estamos ante el chasis 022 del Ferrari 312T, que llegó a usarse en un total de cinco Grandes Premios durante aquella temporada de 1975 del Mundial de Formula 1, obteniendo la pole en todas ellas y ganando en el Gran Premio de Francia además de obtener dos podios en Holanda y Alemania afianzando su título de campeón del mundo de F1 esa temporada. También ya fuera de la temporada de F1 llegó a obtener con él la victoria en el BRDC International Trophy en Silverstone de 1975 antes de que diera inicio el Gran Circo.

Como no podía ser de otra manera el corazón de este cavallino es un V12 plano con 505 CV de potencia asociado a una caja de cambios transversal, motivo por el cual el nombre del monoplaza lleva una 'T', y que fue sin duda decisiva a la hora de ofrecer una distribución de peso ideal con la que obtener un comportamiento superior al de sus rivales. Solo llegaron a construirse cinco chasis de este modelo.

Tras su jubilación de la Formula 1 ya en 1976 este modelo fue adquirido por un coleccionista francés que lo ha tenido que durante casi 20 años para luego pasar a otro coleccionista de Paises Bajos antes de que su hasta ahora actual propietario estadounidense lo comprara en 2008. Ya en 2017 tras una restauración a fondo el modelo participó en el Concurso de Elegancia de Pebble Beach quedando tercero en su clase. Este año volverá por un motivo distinto, para participar en la subasta de Gooding & Co que se celebrará entre el 16 y 17 de agosto. Se espera que alcance una cifra de entre 6 y 8 millones de dólares. Unos 5,3 – 7,2 millones de euros al cambio

Loading...

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí