La calidad del aire empeora en 2019 y Bruselas advierte –otra vez– de posibles multas

0
253

Un año más el Ministerio para la Transición Ecológica analiza la Calidad del Aire en España y pone de manifiesto como está la situación en diferentes ciudades.

Los datos recogidos hacen referencia a 2018 y en términos generales muestran una ligera mejoría de los contaminantes registrados con respecto al año 2017, aunque es menos significativa en dióxido de nitrógeno NO2, partículas PM10 y ozono, todo ello muy nocivo para la salud y vinculados al tráfico rodado, es decir a los vehículos con motor de combustión que circulan por nuestras ciudades.

Los resultados del informe se harán llegar a la Comisión Europea antes del 30 de septiembre de este mismo año, si bien tal y como señalan desde El País Bruselas llevará a España ante la justicia por la contaminación en Madrid y Barcelona por el incumplimiento reiterado de los márgenes máximos de contaminación fijados.

Precisamente este informe muestra con datos la calidad del aire con el fin de analizar si se cumple la normativa actual. Se trata de dar una visión global de la calidad del aire, pero también se debe detallar como se realiza la gestión de este problema.

Como novedad en el informe de este año se incluye un resumen climático del año evaluado con datos suministrados por la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET). En concreto se analizan datos sobre el ozono para la protección de la vegetación.

Bruselas llevará a España ante la justicia por la contaminación en Madrid y Barcelona.

Según detalla el informe, la calidad el aire en lo que se refiere al dióxido de nitrógeno (NO2) ha mejorado en 2018 ligeramente respecto a 2017, algo que se achaca a la disminución del tráfico y aglomeraciones urbanas, principales causantes de estas emisiones.

Hay que aclarar que la normativa distingue entre dos varemos. El llamado valor límite horario (concentración de más de 200 ug/m3 durante una hora) y el valor límite anual (media anual de 40 ug/m3).

Así, en 2018, el llamado valor límite horario (VLH) solo se superó en la ciudad de Madrid, al igual que en 2017. En concreto, se alcanzaron 33 superaciones de este límite legal solo en la estación de plaza Elíptica, la que peores registros arroja de acumulación de NO2.

En lo que respecta al llamado valor límite anual (VLA) se rebasó en cuatro zonas, tres menos que el año anterior. En 2018, las superaciones se han registrado de nuevo en la ciudad de Madrid, Corredor del Henares, área Metropolitana de Barcelona y Granada y su área metropolitana. Las concentraciones medias anuales alcanzadas en la peor estación situada dentro de cada zona fueron, respectivamente, 55, 41, 54 y 46 μg/m3.

Se ha producido un descenso en lo referente a las partículas en suspensión (PM10).

El informe también señala un descenso en el número de zonas que superan el valor límite diario de partículas en suspensión (PM10) frente a las cinco zonas que rebasaron este tope legal en 2017. El año 2018 se cierra con la superación en un único punto, la localidad jienense de Villanueva del Arzobispo. Los datos de evaluación del valor límite anual también muestran una ligera mejoría, dado que en 2018 no se identifica ninguna zona con superaciones frente a los datos de 2017, donde sí se rebasó el límite legal en una zona, en Áviles.

Con carácter general, los datos de contaminantes atmosféricos de 2019 registrados hasta la fecha, aunque aún no han sido validados por las administraciones responsables y a falta de que termine el año, muestran un empeoramiento en la calidad del aire, especialmente en el caso del NO2.

Por todo ello, el comisario de Medio Ambiente, Asuntos Marítimos y Pesca de la Comisión Europea, Karmenu Vella, envió el pasado 9 de julio una carta a la ministra para la Transición Ecológica en funciones, Teresa Ribera, en la que trasladaba su preocupación y solicitaba un reforzamiento de las medidas de calidad del aire, dado que las superaciones de dióxido de nitrógeno (NO2), concentradas fundamentalmente en la ciudad de Madrid y el área metropolitana de Barcelona, continúan vulnerando los límites establecidos por la normativa europea.

En la carta, el comisario señala que es necesario adoptar medidas adicionales para hacer frente a las obligaciones en materia de calidad del aire y alcanzar el cumplimiento de los valores límite para el año 2020.

El ministerio trasladó el problema a las autoridades madrileñas y catalanas con el fin de iniciar medidas de cooperación con el objetivo es cumplir los valores límite de emisiones para 2020. Si no se cumplen estos requisitos España se enfrenta a una posible multa por parte del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE).

El objetivo es que los niveles de contaminación del aire se sitúen por debajo de los valores límite establecidos por la legislación, pero deben intensificarse para que en el menor tiempo posible la calidad del aire mejore.

Actualmente el Gobierno está elaborando lo que se denomina Programa de Control de la Contaminación Atmosférica que pretende alcanzar reducciones de emisiones de NO2 respecto a 2005 en al menos un 41% en 2020 y un 62% en 2030.

Loading...

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí