Helmut Marko, optimista: “Creo que el año que viene no seremos los terceros del Campeonato”

0
92

La presente temporada de Fórmula 1 está determinando el camino a seguir para Red Bull. A los hombres de Milton Keynes les rodeaba una gran incertidumbre tras su asociación con Honda. Tanto es así que este año algunos les situaban en la pelea por la zona media de la parrilla, pero lo cierto es que la marca nipona ha dado un gran salto cualitativo que ha permitido a la escudería de las bebidas energéticas subir al escalón más alto del podio hasta en dos ocasiones en lo que va de 2019. Por ello, ahora toca mirar hacia adelante y establecer unos objetivos mucho más vehementes. Su asesor, Helmut Marko, está convencido de que el chasis será mucho más fuerte la próxima temporada y, al mismo tiempo, confía en que la unidad de potencia nipona alcance el nivel de la de sus dos máximos rivales, Mercedes y Ferrari. De igual modo, destaca el gran trabajo de los japoneses, quienes han logrado subsanar sus continuos problemas de fiabilidad del pasado y han construido un motor mucho más sólido que cada vez brinda un mejor rendimiento.

"Desde el punto de vista del chasis, creo que el año que viene estaremos mucho más preparados que este. El desarrollo que está llevando a cabo Honda nos hace pensar que la próxima temporada estaremos al mismo nivel de potencia que Mercedes y Ferrari de forma constante. Considero que los japoneses están haciendo un gran trabajo, por lo que tenemos que ir paso a paso. Somos conscientes de que en el pasado tuvieron muchos problemas de fiabilidad, y estaban preocupados por ello, pero hasta el día de hoy no hemos tenido ningún fallo de motor en toda la temporada. Creemos que el año que viene no seremos los terceros del Campeonato", ha explicado en una entrevista para el portal web estadounidense Motorsport.

Alcanzar la gloria con Max

Entretanto, el austriaco ha admitido que el objetivo de Red Bull la próxima campaña es hacer campeón del mundo a Max Verstappen, ya que será su última oportunidad para conseguir que el neerlandés se convierta en el piloto más joven de la historia en alzarse con la corona. Para ellos no se trata de una meta crucial, sino de una obligación, pues saben que su pupilo tomará una decisión sobre su futuro en función de lo que suceda en los próximos meses: "Yo no diría que 2020 será crucial para nosotros, aunque sí es cierto que es el último año en el que podremos convertir a Max en el campeón más joven de la historia de la Fórmula 1 y tenemos que cumplirlo. Lo sabemos, y forma parte de nuestro ADN. Tenemos que ganar, sí, pero no es crucial, sino que se trata de una obligación.

Loading...

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí