‘¿Por qué será difícil frenar a Mercedes?’, por Diego Mejía

0
257

Por primera vez en la historia de la Fórmula 1 un equipo ha conseguido seis títulos del mundo de constructores y pilotos de forma consecutiva. Aunque Lewis Hamilton aun está por consagrarse campeón y con una alta probabilidad lo conseguirá en México o Estados Unidos.

Antes de que iniciara esta era de dominio, recuerdo que Niki Lauda, a quien Mercedes dedicó esta sexta corona de constructores, la primera que el austríaco no ha acompañado, se atrevió a afirmar que estaban optimistas respecto al motor que habían desarrollado. Incluso se atrevió a dar cifras de potencia.

Y no se equivocó, pues Mercedes desarrolló no solamente el motor más potente sino también el más confiable. En 2014 se pasearon Hamilton y Rosberg aunque Red Bull les ganó tres carreras ese año, se podría decir que en rendimiento puro eran imbatibles.

Lewis Hamilton, Mercedes W05, y Nico Rosberg, Mercedes W05

Lewis Hamilton, Mercedes W05, y Nico Rosberg, Mercedes W05

En Canadá tuvieron fallos ambos autos, en Hungría un Safety Car perjudicó a Rosberg mientras Hamilton remontaba desde el fondo de la parrilla y en Spa chocaron los dos pilotos de Mercedes, oportunidades que aprovechó Daniel Ricciardo.

En 2015 Ferrari triunfó por primera vez en la era híbrida, en 2016 Red Bull les ganó dos carreras y a partir de 2017 se empezaron a repartir más las victorias también con Ferrari, equipo que se convirtió en rival genuino por el título pues Sebastian Vettel llegó a liderar el mundial en las dos temporadas anteriores.

También lee:

  • La deportiva reacción de Norris ante el incidente de Albon
  • La explicación de por qué el GP de Japón duró una vuelta menos

Durante las últimas dos temporadas Mercedes no ha puesto en pista el mejor auto de la parrilla en la pretemporada. El más confiable si, pero no necesariamente el más veloz. En cuanto a su unidad de potencia, la percepción, basados en lo visto en los circuitos donde este factor es más crucial, es que ya no gozan de la ventaja de años atrás.

Aunque el mundial de constructores por lo general resulta siendo una anéctoda, pues el campeón del mundo de pilotos es a quien realmente se recuerda, es un hecho que Mercedes, más que el mejor “constructor”, es el mejor equipo.

El equipo Mercedes celebra su sexto Mundial de constructores consecutivo

El equipo Mercedes celebra su sexto Mundial de constructores consecutivo


Desde hace unos años estoy convencido de que, como organización, como empresa, no existe ninguna que funcione mejor que Mercedes y pienso que esto tiene mucho que ver con su éxito deportivo. Es algo que se percibe en el circuito cuando tratas con su gente, cuando tienes que trabajar con ellos.

Mercedes es el mejor equipo en todo lo que hace y voy a dar algunos ejemplos. Desde hace algunos años, han convertido los miércoles en sus redes sociales en un día de aprendizaje, de responder preguntas muy técnicas, en particular, que tienen que ver con estrategia, con su forma de operar. Bien podrían guardárselo, pero en realidad, son muy abiertos a explicar aspectos que otros equipos no abordan.

Otro ejemplo, está en su trato con la prensa. Aunque otros equipos ya lo han incorporado siguiendo su ejemplo, fueron los primeros en generar un sistema de comunicación con los medios presentes en el circuito que permite interactuar con ellos y conocer información al momento. Obvio, son cuidadosos en torno a lo que informan y cómo lo informan, pero siempre te responden.

Un ejemplo más, bastante tonto pero válido a mi modo de ver, lo viví un par de años atrás cuando quise ahondar en los integrantes latinoamericanos del equipo. Entrevisté a uno de ellos en Silverstone, pero al otro, Pierluigi Orsi, quien de ganar títulos con Red Bull pasó a ganarlos con Mercedes en el departamento de aerodinámica, era más difícil acceder.

Pues bien, Mercedes no solo le hizo la entrevista en la sede con mis preguntas, sino que además lo grabó trabajando, interactuando, igual que a quien había entrevistado en Silverstone, todo hecho con la mejor calidad.

Eso sin mencionar que el catering de su hospitality es de puertas abiertas para todos quienes trabajan en el paddock y el trato de quienes lo llevan es siempre de primera.

Valtteri Bottas, Mercedes AMG F1, y Lewis Hamilton, Mercedes AMG F1

Valtteri Bottas, Mercedes AMG F1, y Lewis Hamilton, Mercedes AMG F1

Quienes trabajan en Mercedes parecen muy contentos de estar allí. Tienen gente muy buena en todos sus cargos, pero prevalece el sentido de equipo, de pertenencia y quienes se han ido, incluso de cargos clave como Paddy Lowe, no han dejado un agujero. La organización tiene tal profundidad que hasta cierto punto no depende enteramente de individuos.

Puede tornarse antipática su hegemonía y desde hace años hemos esperado el momento en el que cambie el balance de fuerzas. El reciente resurgimiento de Ferrari pareció dar visos de ello, pero los de Brackley y Brixworth han ganado dos carreras en las que no tenían el auto más veloz en pista.

También lee:

  • La segunda parada en boxes de Hamilton no fue solo algo estratégico
  • La FIA defiende el margen de tolerancia de las salidas en la F1

Wolff, Lauda, Hamilton, antes Brawn, Schumacher, han sido claves en crear esta era de dominio, pero también en juntar el recurso humano del que disponen y ponerlos a funcionar como equipo. Son más de 1000 personas que trabajan en sus dos sedes en Inglaterra y que funcionan en conjunto mejor que los otros nueve de la parrilla.

Loading...

Seguro, sin esa unidad de potencia que prepararon para 2014 tal vez las cifras no serían las mismas, pero desde entonces Mercedes se ha ido convirtiendo en una organización cada vez mejor. Son un caso digno de estudiar.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí