El jefe del GP de Australia justifica la caótica suspensión: “Fue la tormenta perfecta”

0
161
Fórmula 1El jefe del GP de Australia justifica la caótica suspensión: "Fue la tormenta perfecta"

F1 2020 Westacott relata cómo acabaron cediendo ante la crisis del coronavirus

    • MARCA MOTOR
Westacott habla delante de Chase Carey, Paul Little y Michael Masi. AFP

El máximo responsable del Gran Premio de Australia, Andrew Westacott, ha justificado la gestión que se hizo para acabar suspendiendo la primera cita del calendario de la F1. Todo se precipitó justo antes de que se iniciase la competición. La crisis del coronavirus acabó afectando de lleno al Gran Circo. El jueves por la noche, un miembro de McLaren dio positivo en la prueba para saber si tenía el Covid-19. Y eso condujo a la caótica cancelación del evento.

Westacott lo explica así en el podcast 'Below the Bonnet': "La FIA, los equipos y la Fórmula 1 estuvieron involucrados en la decisión y también el gobierno de Victoria. Además, nuestra zona horaria tampoco era la más adecuada para tomar las decisiones el jueves, todo cambió de la noche a la mañana y por ese motivo, había tantos aficionados realmente enfadados en la entrada'.

Para Westacott fue la "tormenta perfecta". De esa manera explica lo que sucedió: "Cinco días antes, 86.000 personas acudieron a un partido de cricket en el MCG. Luego llegó el gran premio y después llegaron las cancelaciones de eventos. El momento fue probablemente la tormenta perfecta, pero fue todo menos perfecto para todos los equipos".

Un aficionado muestra su decepción por la suspensión del GP de Australia. / EFE

Que Chase Carey estuviera volando desde Vietnam hacia Melbourne también influyó en lo acontecido. "Sabíamos que los equipos tenían puntos de vista diferentes sobre este tema, pero todos estos tenían que aprobarlos la FIA y la Fórmula 1 y mientras todo esto sucedía Chase Carey se encontraba en un vuelo desde Vietnam en ese momento. La noche cada vez estaba más cerca y nuestro tiempo para dormir cada vez era menor. La última comunicación que tuve fue sobre las 2.30 de la mañana; me dormí hasta las 6.00 y luego seguimos hablando", rememora Westacott.

"Lo que me disgustó fue por los fans, los participantes de la carrera, el personal y los proveedores. Todos querían abrir la casa y mostrarla al mundo, y luego la arrancaron de debajo de ellos. El costo de esto no es solo el tiempo del evento, sino que hay muchos proveedores que harán difícil las cosas debido a la industria de eventos en Victoria y a nivel nacional que ha sido diezmada", concluye el CEO de la corporación del GP de Australia.

Loading...

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí