Alonso mira al coche de 2022 para volver a ser campeón con Renault

0
154
Fórmula 1Alonso mira al coche de 2022 para volver a ser campeón con Renault

F1 2020 De momento, el RS20 es más competitivo que el coche de 2019

    • Marco Canseco
Daniel Ricciarso, con el Renault RS20, durante el pasado Gran Premio de Austria. AFP

La pregunta que todos los aficionados se hacen es, ¿qué podría hacer Fernando Alonso con este Renault?, ¿podrá de nuevo luchar por victorias o por el campeonato del mundo? De momentos, el RS20 de este año, es una coche completamente cambiado respecto a su predecesor, y de inmediato ha mostrado un buen grado de competitividad. Daniel Ricciardo, de no haber tenido la avería que le obligó a abandonar, hubiera estado en la batalla por el podio con Lando Norris, Charles Leclerc y Carlos Sainz, entre otros.

Es de los pocos que ha presentado un nuevo kit aerodinámico completo para la primera cita del año y el paso adelante es evidente respecto a 2019. No es un coche ganador, pero es un monoplaza muy decente, con un morro estrecho al estilo de Mercedes y McLaren, lo que habla bien del equipo de diseño de la factoría de Enstone. Ricciardo entró con él en la Q3, por delante del Ferrari de Vettel.

Evidentemente, este no es el coche que tendrá Alonso en 2021, pero no diferirá demasiado de este modelo. El monocasco será idéntico, y gozarán sólo de unos pocos tokens (créditos) para evolucionarlo en la aerodinámica. El motor también será parecido, pues Renault quiere poner todos sus esfuerzos en el coche del nuevo reglamento, a partir de 2022.

Es aquí precisamente donde Fernando tiene puesta su mirada. El cambio de normas, destinadas a promover una mayor igualdad, más cantidad de piezas estándar, y con menos posibilidad de innovación para los grandes, es visto por el asturiano como la oportunidad para volver a estar en la cabeza de la parrilla. La limitación del presupuesto a sólo 145 millones de dólares anuales, puede facilitar también la igualdad competitiva, pues ya no habrá barra libre para los grandes, que hasta podían destinar recursos casi ilimitados a lo largo del año a sus coches.

El de Alonso es un proyecto a medio plazo, con tres años (2021-2023) de contrato. El primero para tomar el mando del equipo y supervisar lo que suceda con el nuevo monoplaza, y dos para intentar ser de nuevo campeón del mundo. El español no se marca objetivos menores que ese, y el que piense lo contrario es que no le conoce en absoluto.

"Soy consciente de dónde vamos a estar en los primeros paso, pero tengo al ilusión de ir mejorando con trabajo duro y estoy muy contento de volver con Renautl. Las normas de 2022 son una buena oportunidad y voy a tener un rodaje desde dentro del equipo en 2021 para prepararme", ha asegurado el bicampeón en la rueda de prensa de presentación ante los medios internacionales.

"Estoy seguro de la persona que soy hoy y de las posibilidades de Renault. El equipo quiere volver al podio, yo también", ha remarcado.

Por otro lado, Alonso parece haber incluido multitud de cláusulas de objetivos y rendimiento, con las que se asegura la posibilidad de salir a otra escuadra (Mercedes) si le fuera posible, si el proyecto no camina como él considera oportuno. No quiere verse encerrado en otro 'McLaren II', aunque no es probable que se repita de nuevo una situación como la de 2015, con un motor que apenas podía completar un par de vueltas seguidas a régimen completo.

Loading...

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí