Carlos Sainz acaricia el cielo en Monza y logra el segundo tras Pierre Gasly

0
113
Spread the love
GP Italia F1 2020Carlos Sainz acaricia el cielo en Monza y logra el segundo tras Pierre Gasly

F1 – GP Italia 2020 Prueba loca, accidentada y sin el premio merecido para el español

    • Marco Canseco
Carlos Sainz sale del podio con la copa de segundo clasificado en el...

Así lo vivimos en directo

"Noo, qué cerca, sólo necesitaba una vuelta más, sólo una vuelta más", decía Carlos Sainz desesperado tras acabar segundo en el Gran Premio de Italia, tras una remontada que no pudo culminar por 0,4 segundos, pero que merecía más que nadie. Ahora le sabe a poco, pero es el mejor resultado de su vida, y se convierte en el cuarto piloto español que es segundo en una carrera de F1, tras el Marqués de Portago, fernando Alonso y Pedro de la Rosa. Un día para recordar.

Lo hizo en un escenario único, en el templo de la velocidad, donde mantuvo a raya a toda la parrilla, segundo tras Hamilton, más de media carrera, y al que sólo el lío de una bandera roja (accidente de Leclerc en la vuelta 26), los coches intercalados por los boxes, y la suerte inmensa de Pierre Gasly, le privaron del triunfo. En todo caso, puede estar muy orgulloso.

Tercero fue Lance Stroll y Lewis Hamilton, sancionado con un 'stop and go' por entrar al boxes con el semáforo rojo, ha terminado séptimo. Sigue siendo claro líder, pues Max Verstappen abandonó mucho antes por problemas en su motor.

Carlos mandó el mensaje rotundo que todo equipo quiere escuchar, cuando a falta de tres vueltas, su ingeniero le dijo por la radio. "Empuja a tope pero sin fallos" y el piloto contestó, "es que quiero ganar esta carrera". No hay valor mayor en la F1.

En Ferrari, hundidos hoy, con el abandono de Vettel y el accidente de Leclerc, que el puso en bandeja la victoria a Gasly sin adelantar a nadie, les reafirma en saber que han fichado al hombre adecuado para 2021. Un piloto para vencer dificultades y trabajar siempre por la escudería que le paga, sin poses, sin tonterías, con dedicación, paciencia y talento. Sainz no para de crecer y de ofrecer lo mejor que puede mostrar cualquier deportista.

"Carlos es un gran piloto, pero ya lo sabíamos, por eso le jemos fichado. Le quiero felicitar", afirmaba Mattia Binotto, su jefe a partir del próximo

La imagen de sus antiguos mecánicos de Toro Rosso, hoy Apha Tauri, parando a Carlos para felicitarle emocionados, después de que hayan ganado la carrera (como Vettel en 2008 bajo la lluvia en esta pista), también ilustraba el recuerdo que tienen de Carlos.

Hay una explicación técnica a lo sucedido, a parte de que Gasly empezó primero y Sainz sexto, en la resalida posterior al accidente de Leclerc. El galo tenía un juego nuevo de gomas medias y las de Sainz tenían seis vueltas. Esa diferencia de desgaste le valió a de Alpha Tauri para resistir a duras penas al final.

Sainz pasó en carrera a Bottas, a Latifi, a Stroll, a Raikkonen y Gasly a nadie, pero estaba cerca del box cuando saltó la bandera roja y allí se le abrió el cielo. El año pasado fue degradado por Helmut Marko de Red Bull a Toro Rosso, y desde entonces lleva un podio como segundo en Brasil (el mismo día que Carlos fue tercero) y la victoria de hoy. Buen criterio se le llama eso.

Sainz suma, con los 18 de hoy, 41 puntos en el Mundial de pilotos, con lo que se sitúa a 16 de los 57 de Lance Stroll, por lo que a partir de ahora irá con todo a por la cuarta plaza del campeonato, tras la sexta lograda 2019. Con los 35 puntos perdidos hasta ahora tendrá más de 70 a estas alturas.

La salida fue incluso mejor de lo esperado para los intereses de Carlos, pues Valtteri Bottas se quedó en la salida y el '55' lo rebasó en los 100 primeros metros, por lo que al llegar a la primera variante, ni siquiera estaba a su lado. Era Lando Norris quien encimaba al Mercedes del finlandés y le adelantaba en un vergonzante exterior en La Roggia. Los McLaren eran segundo y tercero, una situación soñada.

Por detrás, Bottas caía hasta el séptimo, un mal Verstappen, hasta el octavo y los rivales de los de Woking pasaban a ser Checo Pérez y Daniel Ricciardo.

Pero Carlos tenía más ritmo que nadie salvo Hamilton, por lo que fue abriendo brecha con Norris y viajaba muy cómo en la segunda plaza, que ya se intuía real hasta el final, salvo avería o fallo en lo boxes, en realidad el gran temor del español antes de la salida.

Sainz era imparable para sus perseguidores y en la vuelta 12 ya contaba con 4 segundos sobre Norris, muy acosado con Checo, pero defendiendo bien el puesto de podio. En la vuelta 19, la brecha ya era de 4,5 seg. sobre el segundo de los McLaren y salvo desastre, el colchón se antojaba definitivo para conseguir el segundo puesto, por primera vez en su vida. Sólo Portago (compartido), Alonso y de La Rosa, lo tenían antes que el español..

No podía ser tan fácil, por para Carlos y llegó el lío. Magnussen se quedó parado cerca del pit lane en la vuelta 20. La entraba a boxes quedó cancelada , pero Lewis Hamilton hizo caso omiso y entró por error de Mercedes, que no se lo dijo. La investigación se abrió de inmediato.

Sainz entró en la vuelta 23, como el resto del grupo y Norris le hizo de escudero, ralentizando en el carril de entrada. la jugada era de nuevo perfecta para el madrileño. Susto pasado.

Pero no estaba todo claro, pues en el relanzamiento, (vuelta 24) Sainz se encontró con al necesidad de adelantar a siete coches (unos que habían parado y otros que no) empezando por Latifi y Raikkonen y Leclerc. El monegasco perdió el control en la Parabolica de ese mismo giro y quedaba enterrado bajo la barrera de neumáticos. Estaba bien, pero la bandera roja estaba cantada.

Con el tiempo parado, los comisarios le comunicaron a Hamilton el preceptivo 'stop and go', (como a Giovinazz) es decir, entrar, parar 10 segundos y salir de nuevo, lo que con un paquete comprimido significaba volver último. Sainz tenía a cuatro coches por delante y entre ellos estaban Stroll, y Gasly, que no habían parado o ya habían entrado justo antes que Sainz. Dos claros aspirantes claros a la victoria

Y Hamilton, se encaminó motu proprio a la sala de Dirección de Carrera, para pedir explicaciones sobre lo sucedido, algo tan inusual como irregular. Se quejaba de que no había visto luz alguna, pero el equipo estaba avisado, como el resto y la sanción estaba tomada.

El primero estaba muy complicado, pero no el podio. Una lástima, porque sin el accidente de Laclerc, Carlos tenía posibilidades de conseguir su primer triunfo en la F1. Pero quedaba media carrera por delante y todo por escribirse de nuevo. Habría nueva parrilla y salida desde parrilla normal y no lanzada tras el 'safety car'.

En la resalida (vuelta 28), Hamilton entró a pagar su sanción y volvió último y un fantástico Carlos Sainz adelantó a Lance Stroll una vuelta mñas tarde. Era cuarto, con Giovinazzi, Kimi y Gasly por delante. El italiano entró a boxes y Sainz ya era tercero (vuelta 31), Y Max Verstappen, muy atrás, se retiraba por problemas en su motor.

En la vuelta 34, Sainz le hizo un adelantamiento de libro a Raikkonen, tirándose casi desde su finca en Cebreros y dejando pasmado a un Kimi que cedía el segundo.

Y empezó la persecución de Pierre Gasly, desde 4,5 segundos, con 17 vueltas para cazar. Sainz no se precipitó y empezó a madurarlo con calma, esperando llegar al final pegado al piloto francés (otro defenestrado de Helmut Marko en Red Bull), con opciones

Loading...

A falta de 9 vueltas, Sainz estaba a 2,5 segundos y parecía frenar un poco en la escalada. Llegó a su estela en loa penúltima vuelta, pero era tarde. Gasly se llevaba una victoria inmerecida, con una parada menos en boxes que el resto y Sainz se conformaba con el segundo, que ya es mucho, tras una carrera que no olvidará ningún aficionado en España. Un día grande para la Fórmula 1 y para McLaren, copn su primer segundo puesto desde Magnussen en Australia 2014.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí