Imola planea vender 13 mil entradas para el regreso de la F1

0
63
Spread the love

La antigua sede del GP de San Marino tendrá un evento de Fórmula 1 por primera vez desde 2006, cuando quedó fuera del calendario al agregarse más carreras fuera de Europa.

Aunque aún se espera la confirmación oficial definitiva por parte de las autoridades regionales para recibir aficionados, se entiende que se ha acordado un plan provisorio. La pista reservará algunas de las entradas para los residentes locales.

La carrera de este fin de semana en Mugello es la primera de 2020 que tendrá espectadores, con 3.000 entradas puestas a la venta, mientras que el evento de MotoGP en Misano -circuito que se encuentra en la misma región de Imola- recibió el visto bueno para vender 10 mil boletos.

Además de las entradas a la venta al público, Imola espera atender a 500 invitados en el Paddock Club, además de 500 invitados de patrocinadores locales y 300 más de la autoridad regional.

Los responsables del circuito se enfrentarán a un desafío con la venta de entradas, ya que es el primer gran premio que se celebra en sólo dos días, sin las prácticas del viernes.

También lee:

La reunión tampoco tiene actualmente un programa de categorías soporte, ya que no habrá carreras de F2 o F3. Los planes para asegurar carreras adicionales han sido suspendidos a la espera de la confirmación de que el fin de semana estará abierto al público, porque si no lo está, el gran premio será la única acción en la pista. Se entiende que la Fórmula Renault Eurocup es una opción.

"Será un evento extraordinario y legendario para los amantes de la F1", dijo el jefe de Imola, Uberto Selvatico Estense, a Motorsport.com.

"Proponemos diferentes soluciones sobre el estacionamiento para organizar el acceso a las tribunas de una manera diferente".

"Utilizaremos todas las tribunas del circuito. Planeamos tener tres asientos vacíos [entre grupos de personas] para mantener el distanciamiento social. Teniendo en cuenta que los espectadores estarán en tribunas situadas al aire libre, será realmente seguro para todos.

"Así que estamos trabajando en bloques de 1000 personas cada uno, y cada bloque tendrá su propio estacionamiento. De esta manera creemos que podremos controlar y asegurar todo desde el punto de vista sanitario".

Imola ha aprendido la lección de Mugello después de que la sede del GP de la Toscana redujera sus precios iniciales en el último minuto y devolviera a la gente que ya había comprado las entradas, pidiéndoles que las compraran a los nuevos precios.

"Estamos pensando en proponer el mismo precio que tenía Monza en el pasado. Esta será nuestra estrategia. Queremos darle al público local una asignación especial para que puedan ver la carrera".

"Estamos trabajando por el territorio y estamos trabajando para la gente de aquí. Obviamente queremos mantener un estándar para el espectáculo, para que no sean tan baratos, los boletos, pero creo que la gente lo entiende".

Selvatico Estense indicó que los ingresos de la venta de entradas se dividirán con la organización de la F1. Tradicionalmente es para los circuitos y se utiliza para pagar el dinero que se abona a la categoría, pero en 2020 ese modelo ha sido abandonado.

"Colaboraremos con la F1, y compartiremos el mejor resultado en términos de las recompensas que buscamos. Creo que es muy importante para nosotros, y para esta asociación".

Loading...

Video relacionado

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí