Carlos Sainz: “A mi mujer le digo que conduzca más suave, pero lo hace bien”

0
101
Spread the love
MotorCarlos Sainz: "A mi mujer le digo que conduzca más suave, pero lo hace bien"

Premios Princesa de Asturias 2020 Carlos Sainz, padre e hijo, frente a frente

    • Marco Canseco
Carlos Sainz, durante la mesa redonda de los campeones en Oviado.
Carlos Sainz, durante la mesa redonda de los campeones en Oviado.

Carlos Sainz, padre e hijo, han celebrado hoy una mesa redonda en Oviedo, con motivo del Premio Princesa de Asturias de los Deportes recibido ayer por el piloto madrileño. En un acto con 185 personas de público y conducido por Miguel Martínez Cueto, han mantenido una deliciosa y entrañable conversación, en la que han revelado algunos bonitos detalles sobre su relación personal y la forma en las que se siguen y ayudan mutuamente cuando compiten, además de algunas anécdotas inéditas.

Carlos Sainz: "El mensaje de ayer era de agradecimiento y de esperanza para la sociedad en general en estos momentos".

Carlos Sainz jr: "Fue un día muy especial para mí como hijo. Uno de esos que nunca olvidaré, por estar con toda mi familia viviendo un día así. Han sido dos días muy especiales y emotivos".

CSjr. "Un padre así es único, pero tiene sus cosas duras, te pone el listón muy alto. Tras la entrega de ayer me crucé con mucha gente que me decía, 'bueno, y el próximo tú', como si un Princesa de Asturias fuera cualquier cosa. Se lo dan a muy poca gente, y mi padre me va subiendo el listón y me lo pone cada vez más complicado".

CS: "Fue una votación popular y hay que darle el valor que tiene, pero hace ilusión. Tú compites cada día para tí, para intentar ganar, no para que te den premios. El único objetivo es ganar y hacerlo bien, no otras cosas".

CS: "Yo tengo que decir, que a mí me gusta soñar y me sigue gustando, no con imposibles, pero sí con situaciones que las ves y dice ¿por qué no? Creí que era posible ir a Finlandia y hacerlo bien y ganar, o ir bien en tierra, ¿por qué no?, me decía. Basta poco para hurgarme por dentro, para intentar conseguir retos complicados. Siempre con trabajo ilusión y ganas, se puede conseguir. Me apetecía obsesivamente pensar cómo podía mejorar yo y el coche, ir a Finlandia y ganar o hacerlo en el RACC. Había pilotos Walter Röhrl, que ni iban a competir en el Mil Lagos. La primera vez que fue al RACC (1988, Ford Sierra Corswirth) lo preparé haciendo pasadas en secreto y me hubiera gustado ganarlo el primer año (acabó séptimo). Luego lo gané. Siempre pensé así. Algunos de los sueños los he logrado y otros no".

Un momento de la mesa redonda, conducida por Miguel Martínez 'Cueto Petit'

CS: "Son satisfacciones diferentes. Es verdad que vinimos a un Rally Principe de Asturias con el Sierra Cosworth (1988), con una situación. Vino Fiorio, hijo de Cesare Fiorio, y fue complicado, con algo de lluvia. Un tramo, no recuerdo el nombre, patinaba mucho, Al final nos sacó cuatro minutos. Algo después, en una rueda de prensa le preguntaron a Cesare (jefe de Lancia) lo que pensaba de Carlos Sainz y dijo: 'que me aporta Sainz. Tengo todos los pilotos que quiera de asfalto y mi hijo le sacó minutos hace poco. Eso me espoleó y me dije que intentaría demostrarle lo que podía hacer. Con el tiempo tuve la ocasión de ir a Lancia".

"Fui a aquel San Remo sin saber el tiempo que haría, y lo preparamos muy bien con Luis Moya. Quería mandarle un mensaje a Fiorio, porque había fichado a Didier Auriol, que era el otro joven que entraba en el Mundial. Yo no tenía coche ni futuro para el siguiente. En ese San Remo yo quería mandar el mensaje. Nos despertamos lloviendo sin parar y empezó a haber niebla. Y me dije, 'hay que jugársela'. Tras pilotar con mucha niebla (le apodaron Sainz ojos de gato en Italia) ese primer día acabamos primeros, siguió lloviendo y tras el segundo día en asfalto seguíamos primeros, con cinco Lancia detrás. Llegábamos al parque cerrado que estaba delante de la fábrica de FIAT en Turín y allí estaba el Ford, con cinco Lancia detrás. No se me olvidará esa imagen".

CSjr: "Lo de mandar menajes… no se mandan muchos al año. Tiene que ser algo esporádico y concreto para que tenga fuerza. Es algo que mi padre me ha pedido desde pequeño, me lo pedía cada vez que llovía, que había condiciones mixtas, que era donde más había que brillar, practicar allí para conseguirlo. Son oportunidades que se presentan y hay que aprovecharlas".

CS: "Estoy contento a nivel personal, con el reconocimiento de la gente y con otros como el de ayer. No me puedo quejar de nada, no cambio nada, tengo una familia fantástica, que voy a decir… Sería muy injusto pensar 'qué mala suerte no ganar los cinco que pude'. Ni se me pasaba por la cabeza ganar uno sólo de pequeño".

CS: "Fue una gran amigo y le echo mucho de menos. Él es el responsable de que yo fuera al Dakar. Citroën se quedó sólo con Loeb y conmigo y él se fue a conocer el Dakar. A la vuelta nos vimos en Palma, porque tenía una casa muy cerca de la nuestra, y me dijo: 'Carlos, tienes que hacer el Dakar, es una carrera a tu medida', y yo le dije, 'qué coño voy a ir yo al Dakar, qué dices'. A los dos años deje de correr (en el Mundial de Rallies) y entonces lo intenté".

CSjr. "Todavía no tengo grandes amigos de entre los pilotos, pero a medida que pasan los años y miras hacia atrás, esos pilotos con los que compites, les acabas cogiendo cariño y respeto y pueden acabar siendo amigos tuyos. Con 26 años, todavía son enemigos íntimos, más que amigos íntimos".

CS: "Hay que coches que he disfrutado más que otros. El Corolla me costó, el Lancia me costó disfrutar con el. Pero acabe poniéndolos a mi gusto y disfrutando".

CS: "El Celica, el Subaru, el Citröen… Pero para eso se hacen test, para ponerlos a tu gusto y poder ir al límite con todos".

CS: "Yo no sueño con ese accidente, lo tratas de borrar de la memoria. Nunca he soñado con los accidentes. Recuerdo también el de Carlos en Rusia (Toro Rosso, 2015) y no sé cómo le dejaron subirse al coche al día siguiente".

CSjr: "Al día siguiente, me quede sin frenos en esa curva en carrera, y no me acordaba para nada del accidente. Iba cuarto o quinto, y me quedé in frenos allí, y me dije, 'ya es mala leche'. No me toqué con el muro, pero casi".

CS: "Los coches ya me gustaba antes de pilotar. Es la suerte que he tenido, lo que me gustaban los coches, correr en coche y disfrutar conduciendo y seguir haciendo lo que hago. Sólo conozco a una persona a la que le gusten los rallies más que a mí, que es mi hermano Antonio, que sigue corriendo en clásicos".

"Con Juanjo Lacalle siempre tenía un aliado, con 15 o 16 años, cuando había cualquier ocasión íbamos a los circuitos de nieve de las estaciones, y cada noche que nevaba, ya a las 11 o 12 de la noche, me dejaba hacer a subida. He tenido ese aliado, siempre confió en mí desde pequeño y pensó que tenía las cualidades".

CS: "Los rallies eran mucho más potentes que los circuitos. Hoy ha cambiado y hay muchos circuitos de karting y F1, y otros muchos en general. Cuando yo corría en circuitos, lo más importente era la Copa Renault R5 turbo, pero en rallies había muchísimos. Corrí en circuitos y gane, pero siempre me he sentido más piloto de rallies".

CSjr: "Es muy difícil, porque es sacarle un defecto y ponérmelo yo. A todos nos gusta ganar, somos muy impulsivos, agresivos y yo he tenido mis episodios de querer demostrar demasiado para la poca experiencia que tenía. En karting y en Fórmulas, igual hacia errores y lo más importante era acabar. Me ha pasado mucho y no lo veo como un defecto, porque quieres ser siempre lo más rápido posible, pero hay veces que hay que hay que bajar un puntito y acabar, yendo más despacio de lo que te gustaría".

CS: "Carlos es muy pesado, siempre quiere conducir él. Si van ya 4 ó 5 trayectos, ya me enfado y me deja. Reyes (su mujer) conduce bien, lo lleva cuando yo quiero ir mirando el móvil, y a veces la regaño, porque va brusca y se enfada, 'más suave', le digo. Su hijo se lo dice tembién, que hay que buscar el apoyo del coche y se enfada".

CS. "Estamos muy picados. La última vez me ha ganado y me va ganando más a menudo, porque yo voy para abajo y él va mejorando. Disfrutamos, porque tenemos el nivel suficiente para divertirnos. Es un deporte que, para evadirte un poco y quitarte estrés, es muy bueno".

CSjr: "Desde que corre el Dakar ya no se pone los esquís casi nunca. Hay diferentes teorías sobre quién va mejor…".

CS. "Trato de aconsejar lo mejor que puedo a todo el mudo que me pregunta. He intentado ayudar en lo que he podido a varios jóvenes. Dar los pasos para llegar al Mundial de Rallies o F1 no es fácil, pero vuelvo a lo de ayer, hay que creerse los sueños".

CSjr: "Red Bull es Red Bull, tiene su forma de hacer las cosas, y han ayudado a muchos pilotos, unos 50 ó 60, con un dinero que todos ellos agradecen y yo también. Pero también tenía una exigencia muy alta, y una vara de medir muy agresiva, donde ganabas o te echaban. Cuando habla con sus apadrinados, mi padre es exigente, pero le veo comprensivo y que guía bien al piloto por la vía que hay que hacerlo, en comparación con Marko. En el Mundial de Rallies no hay quien sepa más, y si a mí me ha ayudado en algo que no era su profesión como la F1, no quiero imaginarme si me hubiera dedicado a los rallies. Debe ser un buen acompañante".

CSjr: "Para mí es una motivación increíble. Ahora estoy poco en Madrid, pero cuando me levanto a las 8 desayunar e ir al gimnasio, él lleva desde las siete en una sauna, subido en una bici, preparando el Dakar. A mí como atleta de 26 años y llegando al pico de mi carrera no me hace falta entrenar tanto ahora, pero le veo a él y me motiva. Es un ejemplo. No muchos padres de 58 años que corren el Dakar están ahí a las siete".

CS: "Igual Peterhansel, sí".

CSjr "Yo no me lo imagino".

CS: "No, es una de esas leyendas negras. Es cierto que la preparación no era tan importante, pero se cuidaban y eran grandes campeones. Se tomaban alguna cerveza después del rally, igual que yo. Se exagera mucho".

CS: "Ninguna. Disfruté, gané, me divertí e hice buenos amigos Ese RAAC (1988) me hubiera gustado ganarlo".

CS: "Arabia me gustó, pero América tiene sitios increíbles y de África, qué voy a decir. Los parajes por los que se pasa en el Dakar son increíbles en todos lados".

CSjr: "Espero que no vayas viendo el paisaje".

CS: "Sí, por qué no. Hay tramos como el Fito, o la encrucijada. Me acuerdo de lo que patinaba, Era tremendo cuando llegaba el orballo, daba igual lo que hicieras para evitarlo".

CS. "Pocos, que a Carlos le vaya bien en Portimao y que a Ferrari le vaya bien el año que viene".

CS: "No tengo cara de político".

CSjr: "Puedo entender a Carmelo, pero no lo veo. Lo intentó con el Madrid y mejor estar alejado de esos entes".

CSjr: "Tengo muy pocos recuerdos y me da un poco de rabia. Me hubiese gustado vivir su etapa del Mundial sabiendo un poco más, lo que sé ahora, con más conocimiento de los rallies. Recuerdo haber ido con ocho o nueve años a Lloret al Rally de Cataluña o acompañarle a hacer algún test a Galicia o Portugal… era muy pequeño, tengo muy pocas imágenes propias, han sido más los vídeos que he visto y eso me da un poco de rabia. Por eso ahora el Dakar lo vivo mucho, me pongo más nervioso que con mis carreras, así que no me puedo imaginar cómo me pondría en una última carrera de un Mundial que pudiese ganar y con tramos en los que no sabes que va haciendo. Lo pasaría mal".

CS: "Sí, se sufre y se disfruta, pero cuando eres piloto lo ves con más serenidad".

CSjr: "En los rallies se sufre mucho porque no hay imágenes, son todo tiempos. Los parciales en el Dakar salen cada mucho tiempo, 15 o 20 minutos. Ese espacio, sin ver lo que está pasando y por qué dunas se está metiendo… es complicado. Pero él tiene las imágenes de todo, aunque me saquen poco por la tele, es más fácil seguir una carrera de F1".

CS: Él no sabe lo que ha pasado en cada parcial y pregunta siempre".

CSjr: "Sí, me enfado. Pero lo peor es cuando me dice que no sabe lo que le ha pasado… ¿Has perdido tres minutos y no lo sabes? Pues será porque has ido un poco despistado".

CSjr: "Alguno, pero yo no doy consejos, le recuerdo cosas. No me considero suficientemente sabio para darle consejos, no soy nadie para darle consejos a un tres veces ganador. Solo le recuerdo, 'oye que vas primero con 15 minutos, no me la líes'. Le doy pequeños recuerdos de cosas que quizá él con el alma competitiva no vea tanto, pero seguro que lo ve tembién".

CS: "Voy a grabar las conversaciones para dos cosas: porque es mentira… Sí que me da consejos, muchos y buenos. Pero sobre todo porque yo le tengo que contar toda la película de la etapa, en diez minutos. Pero cuando yo le llamo por la noche después de la jornada… un minuto, uno y medio"

CSjr: "Pero porque él lo ve todo, y yo no".

Loading...

CSjr: "Es que me cuesta hasta a mí entenderlo algunas veces, imagínate para explicarlo. La Fórmula 1 es un deporte muy, muy complejo, cada vez más. Para las cosas que a mi padre le interesan mucho que es como creo que va el coche, cuánto va a mejorar… hay cosas que son muy difíciles de explicar. Intento hacerlo lo mejor posible, pero sí que siempre llego cansado a la habitación del hotel, y le digo que todo irá bien y que me voy a dormir".

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí