Los Ferrari eléctricos tendrán buena dinámica a pesar del mayor peso

0
9

En Ferrari quieren coches eléctricos que tengan el sello personal de la marca. Estos primarán una dinámica muy trabajada para paliar los efectos provocados por el peso de las baterías.
Benedetto Vigna, el recién llegado CEO de Ferrari, ha hablado sobre la futura electrificación de la marca y lo que esto significará para sus coches deportivos de dentro de unos pocos años. El directivo apremia a los ingenieros de la firma a construir vehículos con una dinámica muy trabajada a pesar del incremento sustancial en el peso total del modelo a causa de su batería
Ferrari ha dado un paso importante: iniciar la hoja de ruta para la electrificación total de la compañía para los próximos años. Actualmente, en Ferrari ya poseen dos vehículos híbridos enchufables en su gama, el Ferrari 296 GTB y el SF90 Stradale; ambos referentes de las prestaciones y la dinámica en sus respectivos sectores. 
El CEO de la compañía admite que esta transición hacia la electrificación de la marca supondrá un “enorme desafío”, ya que será un completo cambio de paradigma desde sus orígenes. Sin embargo, Vigna argumentó en una reciente entrevista para la CNBC que esto no debe suponer algo negativo o perturbador, sino más bien lo contrario, ya que “puede ser un camino emocionante al poder hacer algo nuevo y distintivo para Ferrari, a pesar de no contar con un motor de gasolina en él”, aseguró. 
No obstante, el máximo directivo de Ferrari espera que sus próximos modelos totalmente eléctricos destaquen por una dinámica sin igual. Gracias a ello, buscarán paliar los efectos adversos provocados por el aumento en el peso a causa de su batería, un inconveniente que preocupa particularmente dentro de la firma. “Tendremos unos cientos de kilos más que en un coche de combustión para el mismo nivel de potencia, pero lo que realmente me tranquiliza es el hecho de que tenemos un conocimiento profundo de la dinámica del vehículo”, afirmó Vigna durante su entrevista. 
Sobre el aspecto de la diferenciación como marca, Vigna asumió a que “más o menos, la mayoría de marcas tienen acceso a los mismos chips”, esto supone que muchos eléctricos puedan parecerse entre sí, algo que no ocurrirá en Ferrari. Desde la cúpula de la marca promoverán que sus ingenieros y especialistas busquen la máxima diferenciación con sus propias mecánicas para “ofrecer algo único y distintivo”. Para garantizar este apartado, la compañía italiana fabricará sus propias baterías, buena parte de ellas de forma artesanal y, posteriormente, se integrarán en el chasis de sus vehículos en un proceso centrado en la reducción de peso y la eficiencia dinámica. 
Benedetto Vigna se unió a Ferrari hace algo más de un año con el claro objetivo de guiar a la compañía en su paso hacia la electrificación, ya que anteriormente había ocupado este puesto en STMicroelectronics, una empresa tecnológica fabricante de microchips. 
La marcada hoja de ruta de Ferrari llevará a la marca a presentar su primer modelo 100% eléctrico en el año 2025. Posteriormente, en 2026 esperan que el 55 por ciento de sus ventas sean modelos híbridos enchufables, mientras que el 5 por ciento de la cuota de marca será para el eléctrico. En el año 2030 sus coches con motor de combustión “puros” representarán apenas el 20 por ciento de sus ventas, mientras que los híbridos enchufables y los eléctricos coparán un 40 por ciento, respectivamente. 
 ® Híbridos y Eléctricos | Editado por Tecnofisis Global, S.L.

source


LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here