Este Ferrari Testa Rossa J es totalmente eléctrico y se subastará en los próximos días

0
56

The Little Car Company subastará en Pebble Beach una réplica eléctrica y a escala del Ferrari Testa Rossa que corrió las 24 horas de Le Mans en 1958. La subasta se celebrará el próximo 19 de agosto.
The Little Car Company, empresa británica que se dedica a reproducir vehículos totalmente funcionales a escala y con licencia oficial, llevará una unidad de su Ferrari Testa Rossa J totalmente eléctrico a la subasta de Bonhams Quail Auction, que tendrá lugar a final de este mes en Pebble Beach. 
Este modelo se basa en el Ferrari Testa Rossa que participó en las 24 horas de Le Mans en el año 1958. Bajo su estilizada carrocería se ubica un pequeño motor eléctrico que puede desplazar a esta réplica a diferentes velocidades, según de lo escogido por su conductor. El vehículo posee un único asiento en su habitáculo, ya que sus reducidas cotas no permiten albergar un espacio para un segundo pasajero. Hace un año ya presentaron una primera unidad basada en el Ferrari 250 Testa Rossa de 1957
El modelo se presenta como una réplica completa al 75%, ya que la compañía creadora de este eléctrico a escala se ha debido tomar ciertas licencias al tratarse de un modelo de tamaño reducido y con un interior con una única plaza. La decoración exterior blanca con la doble franja azul y el número 22 decorando sus cuatro flancos son una recreación exacta del que montó el Ferrari Testa Rossa original al que replica, el llamado “Lucybelle II” de 1958.
El Ferrari Testa Rossa J eléctrico, licenciado por la propia firma del Cavallino Rampante, tendrá una tirada limitada a 299 unidades. Durante la próxima subasta de Pebble Beach, la compañía asegura que todos los beneficios obtenidos serán destinados a la “The Pebble Beach Company Foundation”, la cual se encarga de donar importantes sumas de dinero para paliar las necesidades de los niños del condado de Monterey, como su educación y alimentación. 
Este pequeño vehículo eléctrico ha sido fabricado con paneles de aluminio batidos a mano, otra forma de rendir homenaje al modelo original del pasado siglo. Para ello se han empleado los dibujos y planos que utilizó la marca italiana en su concepción, los cuales han sido proporcionados a The Little Car Company por el departamento Ferrari Classiche, el cual se encarga del mantenimiento de los coches históricos de la marca. 
Durante la subasta se espera que el modelo eléctrico alcance una suma total de entre 90.000 y 120.000 dólares, lo cual se realizará sin precio reserva. Si bien es cierto que se intuye como una cifra bastante elevada al tratarse de un modelo a escala, su artesanía y todo lo que este representa esperan que sea decisivo en su adjudicación. 
Sobre su mecánica, el coche incorpora un pequeño motor eléctrico de 48 voltios y una potencia máxima de 12 kW. Este tendrá cuatro modos de conducción en los que entregará una mayor o menor potencia y, como consecuencia, correrá más o menos. Sus cuatro modos son: Modo Principiante (1 kW y 24 km/h), Modo Confort (4 kW y 40 km/h), Modo Deportivo (10 kW y 80 km/h) y, por último, Modo Carrera (12 kW y 80 km/h). Este motor eléctrico está alimentado por tres módulos de batería que proporcionan alrededor de 90 kilómetros de autonomía. Junto a esto presenta suspensiones independientes y frenos de disco en las cuatro ruedas, las cuales tienen 12 pulgadas y están fabricadas a mano. 
 ® Híbridos y Eléctricos | Editado por Tecnofisis Global, S.L.

source


LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here