Wolff insiste contra el porpoising y habla de daños cerebrales

0
199


La iniciativa de la FIA de cambiar el reglamento técnico de 2023 y elevar los bordes del suelo en 25 mm para ayudar a eliminar el rebote de los coches no ha sentado bien a la mayoría de los equipos, que temen que eso les obligue a rediseñar innecesariamente y de forma costosa sus nuevos planes del futuro monoplaza.
El presidente de la FIA, Mohammed ben Sulayem, ha estado sondeando la opinión de todas las escuderías y pilotos durante los dos últimos fines de semana para tratar de entender mejor la situación y determinar exactamente qué medidas deberían aplicarse al final.
Aunque algunos equipos preferirían un aumento de 10 mm del suelo, no hay garantía de que ben Sulayem acepte esa solución, y se ha hablado de un posible recurso legal si la FIA sigue adelante con el plan original.
Sin embargo, Mercedes es una de las pocas escuderías que ve con buenos ojos la postura de la federación internacional en ese asunto, y el director del equipo, Toto Wolff, sugirió que un informe médico que se le mostró en una reunión con ben Sulayem en Hungaroring esta sábado era toda la prueba que necesitaba para estar seguro de que los cambios propuestos eran necesarios.
“Se habla de presiones en uno u otro sentido, pero creo que en el fondo, ¿de qué estamos hablando?”, dijo.
“La FIA ha encargado un trabajo médico sobre el porpoising. El resumen de los médicos es que una frecuencia de 1-2Hz, mantenida durante unos minutos, puede provocar daños cerebrales. Nosotros tenemos 6-7Hz durante varias horas”
“Así que la respuesta es muy fácil: la FIA tiene que hacer algo al respecto”.
Pero a pesar de las pruebas del informe médico de la FIA, no todos los equipos están convencidos de que exista una verdadera preocupación por la seguridad para el próximo año.
Ferrari cree que los planes que entrarán en vigor en el Gran Premio de Bélgica, donde los equipos tendrán que atenerse a una métrica de oscilación aerodinámica (AOM), serán suficientes para deshacerse de lo peor que supone el porpoising.
Su director de carrera, Laurent Mekies, dijo: “Creo que tenemos que ser muy cuidadosos cuando hablamos de motivos de seguridad”.
“Creo que todos estuvimos en esta sala de prensa la última vez que lo discutimos y fue por el Halo, y ese tipo de cosas”.
“Hay algunos temas importantes de los que hay que hablar en el futuro: los arcos antivuelco o cualquier otra cosa. Así que creo que hay que separar eso de las discusiones que estamos teniendo con los equipos, con la FIA, sobre cómo mejorar la situación para el porpoising y en ese contexto, la directiva técnica para Spa está haciendo un buen trabajo”.
Aunque el porpoising no ha sido un problema en las últimas carreras, Wolff cree que sería un error pensar que el problema se ha erradicado por completo.
“Sigo creyendo fundamentalmente que no hay opción para la FIA y para nosotros de hacer algo”, añadió.
“No quiero tenerlo en Spa, o en algunas de las últimas carreras donde el asfalto no es tan suave como en un circuito convencional, y que no hayamos hecho nada y la gente diga: ‘bueno, ahora es demasiado tarde”.
“El argumento es que no hemos tenido ningún porpoising ni rebote en las últimas carreras. Pero eso no cuenta porque Silverstone, Paul Ricard y Austria no son precisamente circuitos en los que rebotar”.

source


LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here