La F1 no se puede arriesgar a ser como la NFL, según Wolff

0
186





La FIA está dispuesta a introducir nuevos límites sobre cuánto pueden rebotar los monoplazas a partir del próximo Gran Premio de Bélgica de Fórmula 1 antes de realizar los cambios del reglamento planeados para la temporada 2023. El objetivo es frenar el porpoising, y es que varios pilotos y equipos han resaltado los posibles problemas de seguridad e integridad física en un futuro.
No obstante, en el paddock se habla de que las modificaciones vienen por las presiones de ciertas personas, y la federación internacional se defiende explicando que se trata de un cambio por el bien de la seguridad, algo que pueden hacer sin el consentimiento de las escuderías si lo consideran necesario.
El jefe de Mercedes, Toto Wolff, ha visto que su equipo ha sufrido mucho con el rebote desde el inicio de la campaña, sobre todo en Bakú, donde llegaron a dudar de la salud de Lewis Hamilton, quien acusó muchos dolores de espalda al acabar la carrera.
El director de las flechas de plata advirtió a la FIA de que no podían ignorar los datos que apuntaban a posibles peligros por el porpoising, y citó una investigación médica realizada a jugadores de fútbol americano en relación a las lesiones en la cabeza después de repetidos impactos a lo largo de sus trayectorias.
“Es muy sencillo, siempre hemos dicho que podemos no hacer nada, o hacer lo correcto”, dijo Wolff en una entrevista a Motorsport.com. “Tenemos, y la FIA tiene, puedes preguntarles, análisis médicos, en donde frecuencias de uno o dos herzios durante varios minutos pueden provocar daños cerebrales a largo plazo, y nosotros aguantamos de seis a siete herzios durante varias horas”.
“La FIA no tiene más remedio que hacer algo, y creo que deben intentar arreglarlo, y que lo equipos ejerzan presión a favor o en contra, es completamente irrelevante”, indicó. “Es un asunto médico que debe ser atendido”.
“Estos informes son una realidad, no creo que los que rodean a la FIA se dejen manipular en ninguna dirección”, sostuvo el jefe de Mercedes. “La GPDA [Asociación de Pilotos] dio sus explicaciones, los pilotos han dado su opinión de manera anónima, los especialistas competentes han consultado, y el resultado es que no es bueno a largo plazo”.
“La FIA dice que no quiere tener algo como la NFL”, afirmó Toto Wolff.
El presidente de la FIA, Mohammed ben Sulayem, escribió en su cuenta oficial de Twitter que ya tenían preparado el nuevo reglamento técnico de 2023, y solo necesitaban la aprobación en el Consejo Mundial del Deporte de Motor, aunque se desconoce si los equipos han llegado a un acuerdo sobre los cambios en el suelo de los coches.
El director de Red Bull, Christian Horner, dijo en Francia que las “presiones” para modificar las normas de 2023 eran para ayudar a una “determinada escudería”, insinuando que era Mercedes.
No obstante, Wolff aseguró que veía ese ímpetu por cambiar las reglas “de manera muy diferente” a lo que sucedió en anteriores temporadas, y que la reciente mejora de las flechas de plata no es una razón para renunciar a lo que han defendido en sus declaraciones para apoyar la modificación del reglamento técnico por el bien de la seguridad.
“Se podría decir hoy, parece que hemos entendido nuestro monoplaza, tenemos la pole position, no cambiemos nada”, dijo Wolff en la pasada cita en Hungría. “Es irrelevante, porque se trata de la frecuencia de los rebotes, y eso es malo para los pilotos”.
“No entendemos, ni siquiera podemos relacionar con algo lo que es el movimiento dentro de esos coches. ¿Hemos conseguido nosotros y los otros equipos ponerse al día? Tal vez, o tal vez no, no hemos estado en una pista que rebote”, continuó Wolff.
“¿Necesitamos tener algunas medidas para el próximo año? Sí, seguro”, concluyó el máximo responsable de Mercedes.

source


LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here