La progresiva adaptación del RB18 a Max Verstappen

0
181





La temporada 2022 no empezó de la mejor manera para Max Verstappen. Sumó dos abandonos en las tres primeras carreras pero, poco a poco, el piloto de Red Bull vio que todo empezaba a teñirse de color de rosa.
Tras esas tres primeras carreras, la palabra ‘regularidad’ es, quizá, la que mejor define el año del vigente campeón del mundo. Con la excepción de Silverstone, donde acabó séptimo tras completar la carrera con un pedazo de un AlphaTauri atascado en su monoplaza, el neerlandés no se ha bajado del podio desde entonces.
Tras trece citas, su contador de victorias asciende a ocho, poniendo el récord de mayor número de triunfos en una temporada a su alcance, ya que quedan nueve carreras por disputar y la cifra a superar es de trece, en manos de Michael Schumacher y Sebastian Vettel. Pero los meros números no son capaces de narrar toda la historia que ha llevado a ellos.
En primavera, Verstappen no estaba especialmente contento con la parte delantera de su coche, en concreto en trazados urbanos como los de Mónaco y Bakú. El tren delantero no giraba lo suficiente, lo que hacía que el holandés no estuviera del todo cómodo en el RB18 debido al subviraje. La situación parece haber mejorado, pero la prueba de fuego llegará en el siguiente trazado de características similares: Singapur.
Da la sensación de que Verstappen se ha compenetrado más con el RB18, mientras que su compañero de equipo, Sergio Pérez, parece tener más problemas. El mexicano ha revelado que las actualizaciones que la escudería ha ido introduciendo a lo largo de la temporada se adaptan mejor al estilo de conducción del neerlandés, pero ¿es eso cierto?
La respuesta la encontramos gracias a Helmut Marko, que concedió unas respuestas en exclusiva a Motorsport.com. El asesor de Red Bull confesó que “a Max [Verstappen] le gusta un monoplaza que sea bueno en la parte delantera. Lo que haga la parte trasera le da igual”.
“Si la parte trasera se va a 300 km/h, Pérez dice, como todos los pilotos antes que él, que el coche es inconducible, pero para Max no cambia nada en absoluto”, comentó. “Al principio de la temporada, nuestro monoplaza tendía al subviraje. Al final, se trataba de hacer el coche lo más rápido posible para poder extraerle todo el potencial”.
Según el propio Marko, estos cambios han ocurrido de forma gradual y, como resultado, el RB18 ha tendido más hacia el estilo de pilotaje de Verstappen.
“Con un coche que se adapta mejor a Max, el ‘factor Verstappen’ se acentúa automáticamente más que antes. Y cuando tienes a un piloto tan destacado en tu equipo, es importante sacarle el máximo partido”, explicó Marko.
“Es posible que, como resultado, Pérez haya vuelto a su nivel habitual, pero ser compañero de equipo de Max no es fácil”, admitió el asesor austriaco.
Marko no tiene dudas y tampoco problemas en admitir que Verstappen es el mejor piloto que ha tenido bajo su mando en Red Bull: “Eso está claro, sí. Tras conseguir el título el año pasado, ha ganado en autoridad sin sacrificar la velocidad pura. Como resultado, es incluso más rápido que antes, sin correr excesivos riesgos ni forzar el material”.
Hablando del material, ese es otro de los aspectos que destaca este año en Red Bull. La estructura de las bebidas energéticas siempre estuvo por detrás de la velocidad punta de Mercedes, que pasó muchos años siendo superior al resto, pero en Milton Keynes tienen una nueva arma que les ayuda en este sentido.
Pero la gran pregunta es hasta qué punto se debe esta mejora de la velocidad punta a Red Bull y hasta qué nivel a Honda. Marko tiene claro que es una combinación de ambos factores trabajando al unísono.
“El concepto del coche viene de Adrian Newey, por supuesto. Consiguió diseñar un monoplaza que proporciona mucha carga aerodinámica sin que sufra mucha resistencia aerodinámica. Esa es la primera razón”. En otras palabras, el coche de Red Bull es de ‘baja resistencia’.
“Además, Honda hizo un gran trabajo de desarrollo después del año pasado, y el cambio al combustible E10 apenas nos restó potencia. Así que la buena velocidad máxima es una combinación de esos dos factores”, dijo.
El resultado es un lujo que Red Bull nunca ha tenido desde que se adueñó del equipo Jaguar. “Eso también hace que el enfoque de las carreras sea muy diferente. En los últimos años, solíamos ser el equipo más lento en las rectas, ahora somos los más rápidos. Eso está bien, por supuesto. Sobre todo porque en las curvas perdemos muy poco de lo que ganamos en las rectas”, sentenció Marko.

source


LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here