Por qué Steiner prefiere que sus pilotos de F1 no tengan "ningún sitio donde esconderse"

0
154





Steiner, que siempre ha dicho las cosas de forma directa, puede llegar a ser demasiado duro. Especialmente si el tema de conversación son los errores que él, su equipo y especialmente sus pilotos hayan podido cometer en el calor de la competición.
Es parte de su personalidad, y nada tiene que ver con un jefe aburrido que se limita a dar declaraciones insulsas de relaciones públicas. Ello es lo que le ha convertido en una figura imprescindible a la hora de hablar del paddock.
Pero eso no quiere decir que su forma de decir las cosas no tenga su lado negativo. Y es que a veces la verdad duele.
Criticar demasiado a las personas en público puede mermar su moral. Hablar mal de sus pilotos solo sirve para aumentar la presión sobre ellos en un momento en el que quizás lo que necesitan estodo el apoyo posible.
Steiner tuvo que encontrar ese punto de equilibrio en el arranque de la temporada, cuando Mick Schumacher sufrió una serie de fuertes accidentes mientras buscaba sus primeros puntos en la F1.
Cuando comenzaron a llegar críticas desde fuera, Steiner hizo todo lo posible para aliviarle en cierta medida esa presión. Pero tampoco dudó a la hora de hacer saber que estaba descontento con el rendimiento del joven alemán.
Hubo críticas especialmente duras, sobre todo tras su accidente en Mónaco. Pero Steiner tiene clara una cosa: es mejor decir la verdad aunque duela.
“Creo que no tengo nada que esconder”, dijo Steiner en declaraciones a Motorsport.com sobre su estilo de gestión.
“Prefiero decir la verdad y lidiar con las consecuencias, que decir parte de la verdad y luego tener que escuchar cosas como: ‘Yo dije, él dijo’. ¿Qué es real?”.
“De esta forma, la gente me cree porque sabe que lo que digo es verdad. Y así podemos afrontar el problema y mejorar. Cuando tienes una mala carrera, puedes aprender para no repetir los mismos errores. Aquí es lo mismo”.
Steiner es consciente de que sus duras declaraciones pueden llegar a las personas implicadas, y que eso puede herir su sentimientos, pero tiene claro que nunca pretende hacer daño a nadie de su equipo de forma deliberada.
“Obviamente, y aunque ese es mi objetivo, es difícil no herir a nadie cuando te dedicas a esto. Pero a veces si un piloto comete un error, como cuando Mick tiene un accidente, no puedo limitarme a decir: ‘No importa; estoy contento'”.
“Lo que tengo que decir es: ‘No, no estoy contento. Intentaremos superarlo y tendré que encontrar una solución financiera’.
“Pero no diría: ‘No, no hay problema’. Porque entonces vosotros [los medios de comunicación] diréis: ‘¿Eres estúpido o qué?’ Así que ese es mi enfoque de la vida, en general. Ya sabes, sólo digo lo que pienso y espero no herir a nadie”.
Aunque hubo momentos en los que Steiner no estuvo nada contento con los accidentes de Schumacher, es optimista respecto a la progresión del joven. Mick está mejorando bastante, logrando puntuar en los Grandes Premios de Gran Bretaña y Austria
Al preguntarle sobre cómo trató los altibajos de Schumacher, Steiner dijo que la clave para él fue tratar de no darle consejos de conducción específicos.
En su lugar, intentaba transmitirle a Schumacher la seguridad de que se le iban a dar todas las oportunidades para demostrar lo que podía hacer.
“Creo que se le ha metido mucha presión desde fuera, y no sé cómo lidia con eso, porque él está haciendo lo que le toca”, dijo.
“Pero siempre creo en darles las mismas oportunidades que al otro piloto, y así lo haré mientras sea director de equipo. Cuando es así, puedes mirarles a los ojos y decirles: ‘Oye, esto es lo que tienes, ahora te toca a ti encontrar una solución porque yo no puedo conducir el coche. Sé que no va como tú querías. Pero sigue intentándolo, tenéis la misma oportunidad’.
“Salvo la evolución de Hungría, siempre han recibido el mismo trato, también en lo que a estrategia se refiere. Eso es lo único que puedo hacer por él: que se mantenga concentrado mentalmente. Luego, obviamente, hay interferencias desde fuera, pero eso ya no pudo gestionarlo yo, porque no puedo entrar en su cabeza”.
“Cuando vino Kevin Magnussen, las cosas cambiaron mucho, y necesitaba adaptarse a su nuevo compañero. Pero no puedo decírselo; tiene que ver en los datos dónde pierde tiempo y cosas así”.
“Pero creo que lo ha superado. Obviamente, nos hubiera gustado que llegara antes, porque entonces tendríamos más puntos, pero al final lo hizo bien en Silverstone y Austria. Así que espero que continuemos en ese camino”.
Mientras Schumacher le causaba dolores de cabeza a Steiner, al otro lado del garaje Magnussen impresionó a todos en su regreso a la F1.
Magnussen volvió a encajar en la escudería sin problemas. Steiner considera que tanto él como Gene Haas, propietario del equipo, subestimaron el valor de tener a un piloto experimentado de alta calidad, especialmente después de haber disputado la campaña de 2021 con dos debutantes.
“Lo hemos visto también con Fernando Alonso: hay algunos tipos que todavía pueden conducir estos coches”, dijo.
“Pero creo que subestimamos realmente lo difícil que es y el talento que hay que tener. Porque no se trata sólo de la velocidad: se trata de entrar en una carrera y mantener la calma y llegar al final: maximizar lo que hay”.
“A veces hay que conformarse con lo que hay, y no intentar perseguir un sueño ese fin de semana. Es mejor volver a casa con algo bajo el brazo que echarlo todo a perder”.

source


LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here