La FIA probará usar el DRS en la curva peraltada en Zandvoort

0
206





El DRS es un elemento que se introdujo en la Fórmula 1 en la temporada 2011 como intento de crear carreras más interesantes. El objetivo de ese alerón móvil que se activa cuando se está a menos de un segundo de distancia respecto al coche de delante en el punto de detección, solo se usa en una zona restringida del trazado, siempre en recta, para evitar las pérdidas de carga aerodinámica a gran velocidad que puedan provocar accidentes.
En algunos momentos hace años, los pilotos podían activar el DRS en cualquier parte de la pista en los entrenamientos libres o la clasificación, pero para la carrera siempre fue en una sección marcada por la FIA.
Ahora, independientemente de la sesión, los coches solo abrían el alerón móvil en los tramos rectos, aunque para el Gran Premio de Países Bajos de 2022, la federación internacional realizará una prueba para implementar el DRS en curvas rápidas.
El director de monoplazas del organismo rector, Nikolas Tombazis, confirmó a Viaplay que utilizarán los primeros entrenamientos libres en el circuito de Zandvoort para investigar el comportamiento del DRS si se abre en pleno giro, algo que, en principio, podría ser bastante peligroso, pero que haría mejorar considerablemente la acción en la carrera con mayor distancia de activación.
“La idea es que vamos a tener el DRS antes de la última curva, tan temprano, para mejorar un poco la carrera en Zandvoort”, explicó. “Pero mantenemos la mente abierta al respecto, y pediremos a los equipos su opinión”.
“Ya les hemos preguntado en las simulaciones, pero también después de la FP1 les pediremos su opinión, y si vemos que hay algún riesgo, aunque sea remoto, para la seguridad, es evidente que tendremos que tomar medidas y cambiarlo”, aseguró Tombazis.
No obstante, el DRS no será el único factor clave en la cita neerlandesa, puesto que el gran estrés que genera esa curva peraltada podría hacer que los neumáticos Pirelli sufran en exceso. Cuando se le preguntó al director de la compañía italiana encargada de suministrar las gomas a la Fórmula 1, Mario Isola, dijo: “Espero, y quedó claro en algunas carreras, que los coches puedan seguirse más de cerca y también encontrar alguna oportunidad de adelantamiento”.
“Normalmente cuando se abre el DRS, se transfiere la carga a la parte delantera, por lo que se estresan mucho más los neumáticos delanteros en comparación con los traseros”, expresó el responsable de Pirelli cuando se le puso sobre la mesa la posibilidad de que en carrera puedan abrir en DRS en la curva peraltada.
“Entonces tenemos que comprobar los datos después de esa prueba para entender si en esta condición los traseros están derrapando, si tenemos algún sobrecalentamiento de la superficie, o cuál es la carga en la parte delantera, pero es un poco difícil en este momento hacer una predicción adecuada”, dijo Isola.
“Sabemos que Zandvoort es bastante difícil para adelantar. Aquí [en Spa] no se dio esa situación, tuvimos mucha acción en pista”, reconoció. “Esperemos que con la selección que hemos hecho tengamos un poco más de adelantamientos. La gran diferencia con respecto al año pasado es que hemos optado por el C1, el C2 y el C3, y sabemos que al nuevo C1 le falta un poco de agarre”.
“Por eso, para el próximo año estamos desarrollando un nuevo C1 con un poco más de agarre. Si se da el caso en una vuelta corta como la de Zandvoort, que es similar a lo que pasó en Budapest, entonces, quizá el duro no sea una opción adecuada para la carrera y los equipos se centrarán en el medio y el blando”, concluyó el italiano.


LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here