Coches eléctricos con la lógica de Dacia y el diseño de Volvo: la dirección de Škoda

0
98


El desplazamiento de SEAT y el ascenso de CUPRA dejan hueco suficiente a Škoda como para lanzar coches eléctricos al mercado que sean asequibles pero que a la par muestren un diseño muy trabajado.
Dentro del compendio de firmas que dan forma al Grupo Volkswagen, Škoda siempre ha disfrutado de una peculiar posición en lo relativo a enfoque y calidad de sus productos, pues estos dos aspectos y un margen de beneficios mucho mayor han hecho que en muchas ocasiones se cuestione si realmente existía diferencia entre los modelos de Škoda y la firma matriz del consorcio, Volkswagen. A sabiendas de esta aventajada posición, la marca checa ha desvelado qué dirección pretenden tomar con sus nuevos coches eléctricos.
En realidad, parte de la nueva filosofía de la marca checa se ha mostrado con el último modelo conceptual que han presentado, el Škoda Vision 7S, un SUV eléctrico de 7 plazas que muestra un cambio de estilo para la marca y que refleja la tendencia que a partir de ahora seguirá Škoda; modelos de trabajado diseño con una gran relación entre precio y características.
Los cambios no sólo tendrán lugar en el propio diseño de sus coches eléctricos, sino que para que este cambio de rumbo resulte cohesivo también se han revisado los colores corporativos de la marca, e incluso han mostrado un nuevo logo que paulatinamente irán pasando a lucir sus modelos de producción.
Sobre todo esto se ha pronunciado el CEO del fabricante checo, Klaus Zellmer, que es el tercer director ejecutivo de Škoda en estos últimos cuatro años. Zellmer ha dejado claro que la marca necesitaba innovar en materia de imagen y diseño para encontrar un hueco apropiado dentro del mercado y más aún dentro del propio Grupo Volkswagen, ya que la firma matriz siempre ha mirado con recelo el posicionamiento de los coche de Škoda y los acentuados márgenes de beneficio que éstos dejaban tras de sí.
No buscamos a los clientes de Volkswagen. Queremos atraer a los clientes que no están dentro de la variedad del grupo. Por eso hemos hecho un diseño tan diferente al actual”, ha comentado Zellmer recientemente a Automotive News Europe en una entrevista.
Tal y como ha recalcado la fuente, en 2019 el ya ex-CEO del Grupo Volkswagen, Herbert Diess, había dejado caer que Škoda se movería hacia abajo en términos de posicionamiento de producto, algo que casa con el desplazamiento de SEAT y el ascenso en clave prémium de CUPRA.
Además de esto, el año pasado el jefe de ventas del grupo, Christian Dahlheim, dijo que la marca estaba “idealmente posicionada para abordar segmentos en los que la gente no puede permitirse coches de mayor precio”, de lo que se extrae que Škoda pretende seguir ofreciendo productos con un precio un peldaño por debajo a lo habitual en su segmento.
En definitiva, se espera que poco a poco Škoda se siga haciendo con la parcela de mercado que paulatinamete está abandonando SEAT con coches de corte lógico, similares a los de Dacia, pero con un diseño que recuerde a marcas prémium, como Volvo.
 ® Híbridos y Eléctricos | Editado por Tecnofisis Global, S.L.

source


LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here