Este coche eléctrico limpia el aire capturando el CO2 de otros vehículos mientras circula

0
86


El llamado proyecto ZEM ha sido creado por un equipo de 35 estudiantes holandeses: un coche eléctico con el que esperan demostrar que con esta tecnología se puede ir “un paso más allá” utilizándolo como un dispositivo depurador del aire.
Un equipo compuesto por 35 estudiantes de la Universidad Tecnológica de Eindhoven, Países Bajos, han creado un vehículo denominado Zero Emission Mobility (ZEM, como abreviatura), el cual es capaz de de capturar el dióxido de carbono emitido por otros vehículos y alimentar la batería que, a su vez, impulsa su motor eléctrico. Esto, según afirman sus propios creadores, podría cambiar la percepción del mundo de la movilidad en los próximos años. 
El proyecto nació como trabajo para la universidad, aunque inicialmente sólo debían crear un coche eléctrico o de cero emisiones (a través de cualquier tipo de movilidad); sin embargo, estos 35 estudiantes decidieron ir un paso más allá y crear un vehículo capaz de limpiar el aire mientras se mueve. Según los cálculos presentados por sus integrantes, gracias a su equipo de filtros (el vehículo utiliza dos) puede capturar hasta 2 kilos de CO2 después de un recorrido de algo más de 30.000 kilómetros. La suma de 10 vehículos ZEM supondría absorber el mismo nivel de dióxido de carbono que un árbol promedio.
El proyecto de ZEM ha buscado en todo momento el proporcionar un vehículo neutro en emisiones, tanto en fabricación como en su propia conducción. La mayoría de sus piezas están fabricadas mediante impresión 3D con plásticos reciclados. Además de esto, y visto el éxito del vehículo, la universidad holandesa ha propuesto al equipo de estudiantes patentar su filtro de captura de CO2 bajo el plan de aumentar su capacidad de absorción en los próximos años y poder fabricarlos y venderlos a grandes fabricantes automovilísticos
Este coche eléctrico ha sido diseñado en forma de vehículo de aspecto deportivo y un habitáculo adaptado para dos pasajeros. Su equipo afirma que tanto el diseño como su fabricación tienen cierto margen de mejora, ya que el proyecto se ha enfocado directamente en su capacidad para capturar CO2. Por el momento no han sido publicados datos referentes a sus especificaciones como vehículo eléctrico, tales como autonomía, potencia u otros apartados. En las imágenes puede apreciarse que el vehículo equipa una serie de paneles solares sobre el capó delantero y el techo, esto forma parte del equipo de recarga de su batería.
La líder del proyecto, Louise de Laat, ha afirmado en una reciente entrevista que “este es una prueba de concepto, pero trabajaremos en aumentar la capacidad de absorción del filtro en los próximos años. La captura de CO2 es un requisito previo para compensar las emisiones durante la producción y el reciclaje de vehículos”. Gracias a la publicación de este proyecto, sus integrantes esperan que esta tecnología genere una nueva tendencia en la industria automovilística
“Queremos hacerle cosquillas a la industria mostrando lo que ya es posible. Si 35 estudiantes pueden hacerlo en un año, entonces también pueden hacerlo los grandes fabricantes”, afirmó Nikko Okkels, integrante del proyecto ZEM. El modelo se encuentra actualmente de gira por diferentes universidades y empresas afincadas en Estados Unidos con la finalidad de mostrar su potencial. 
Este proyecto se enmarca dentro de la idea de que los coches eléctricos pueden ir “un paso más allá” y no sólo no emitir dióxido de carbono, sino que también puedan absorber el que ya existe. No obstante, el coste de implementar esta tecnología en modelos producidos en masa aún es alto, aunque, con el paso de los años debería reducirse significativamente con el apoyo de grandes instituciones e inversiones privadas. 
 ® Híbridos y Eléctricos | Editado por Tecnofisis Global, S.L.

source


LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here