Specialized llama a revisión a algunas bicicletas eléctricas por riesgo de incendio

0
135


Specialized ha publicado una llamada a revisión de varios modelos de sus bicicletas, fabricadas entre 2016 y 2021, por un problema en sus baterías. Un hecho que nos recuerda más a la industria del automóvil que a las bicis.
Las llamadas a revisión suele ser más habituales en el mundo del automóvil, pero las bicicletas tampoco están a salvo. En mayo del año pasado Specialized emitió una llamada a revisión para un pequeño número de baterías defectuosas en algunas de sus bicicletas eléctricas. Ahora la compañía estadounidense ha emitido otra llamada a revisión incluyendo a un mayor número de baterías y bicicletas.
La llamada a revisión del año afectaba a las bicicletas eléctricas de montaña Turbo Levo y Kenevo de primera generación, fabricadas entre 2017 y 2019. Ahora se amplía a modelos fabricados entre 2016 y 2021, aunque la marca estima que el problema afecta a menos del 15% de las bicicletas fabricadas.
Un problema en las baterías, el motivo de la llamada a revisión
Aunque todas las baterías de Specialized están diseñadas para cumplir o superar los estándares de la industria en cuanto a resistencia al agua, se ha detectado que algunas de ellas podrían dejar penetrar el agua. Según Specialized, alrededor del 15% de las baterías dejan pasar agua alrededor del “Control Pad”, la botonera en el lateral de la batería. Puede suceder, por ejemplo, al lavar la bicicleta con agua a presión.
Cuando el agua penetra por esta zona, puede llegar a un área específica del circuito de protección del paquete de baterías, y en casos «muy raros» puede desencadenar un cortocircuito que pasaría por alto las múltiples capas de protección incorporadas en el paquete de baterías. En las baterías suficientemente cargadas, esto puede desencadenar potencialmente un evento de desbordamiento térmico, con riesgo de incendio y quemaduras.
¿Qué modelos están afectados?
La llamada a revisión afecta a varios modelos de la familia Levo y Kenevo. También a todas las baterías Specialized M1 Series, que se vende por separado como accesorio, fabricadas entre 2016 y 2021. La lista de modelos afectados se detalla a continuación:
Si tu bicicleta no aparece en la lista, no está afectada por esta llamada a revisión. En las bicicletas Levo y Kenevo de primera generación, el panel de control se encuentra en el lateral de la batería. Si en tu bicicleta, el panel de control no está situado en el lateral de la batería, no debes preocuparte.
En cuanto a las baterías M1, los paquetes afectados pueden identificarse por una combinación tanto del número de pieza como de las fechas de fabricación que se indican a continuación, ambas anotadas en una etiqueta adherida a cada paquete de baterías. Para poder leer la etiqueta, es necesario desmontar la batería de la bicicleta con una llave Allen de 6 mm. Si la etiqueta no se puede leer o directamente no está, debe llevar la bicicleta a un distribuidor autorizado para que la revise.
¿Qué hacer si tengo una batería/bicicleta defectuosa? 
Tras comprobar el número de serie de la batería, Specialized recomienda volver a instalar la batería en la bicicleta, pero no recargarla hasta que un distribuidor autorizado Specialized la haya reparado. Si la batería tiene un nivel de carga del 50% o más, como precaución, debe montar en su bicicleta (en condiciones secas) «tan pronto como sea posible con el único propósito de reducir el nivel de carga a menos del 50%» pero manteniéndola por encima del 20%, si es posible, para poder hacer un diagnóstico correcto.
En las bicicletas afectadas, Specialized reparará el pack de baterías pegando la pieza y sellándola más eficazmente, sin coste para el cliente.
 ® Híbridos y Eléctricos | Editado por Tecnofisis Global, S.L.

source


LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here