U-Boat Worx Nemo 2: un submarino eléctrico de última generación

0
153


U-Boat Worx ha presentado la nueva generación de su submarino estrella, el Nemo 2. Este es 100% eléctrico y tiene la posibilidad de sumergirse hasta 100 metros de profundidad.
La compañía U-Boat Worx está especializada en vehículos sumergibles. Lleva operando en el sector desde el año 2005 y ya ha suministrado sus vehículos y diferentes elementos a grandes investigaciones, empresas especializadas o algunos millonarios. Ahora han lanzado una actualización generacional del anterior Nemo (a secas) e incorpora nuevas soluciones, así como una mejora en su sistema de propulsión eléctrico. También ha recibido una sustancial rebaja en su precio de partida, aunque este continúe siendo estratosférico para la gran mayoría de bolsillos. 
El Nemo 2 es un pequeño submarino con capacidad para dos ocupantes en su cabina y se presenta como el modelo más ligero del mundo ya que “tan sólo” pesa 2.500 kilos (una cifra muy buena dentro del sector). Sus cotas son realmente reducidas, ya que tiene 2,8 metros de largo, 2,34 metros de ancho y 1,55 metros de alto. Unas dimensiones justas para poder transportar a dos personas por las profundidades marinas y desplazarse ágilmente. 
Este nuevo submarino eléctrico cuenta con la capacidad de sumergirse hasta los 100 metros de profundidad y puede desplazarse gracias a un motor eléctrico alimentado por una batería hasta alcanzar velocidades de 5,5 kilómetros por hora. La compañía no ha dado detalles concisos de las especificaciones de su mecánica eléctrica, aunque afirma que esta permite el normal desenvolvimiento del vehículo bajo el agua durante 8 horas
La seguridad de sus ocupantes es un apartado fundamental para este tipo de vehículos. Por ello, U-Boat Worx ha diseñado el Nemo 2 con grandes dotaciones al respecto, como un cristal de vidrio de 5 centímetros de grosor, así como varios sistemas de descompresión, orientación automática y otros elementos adicionales para casos de emergencia. 
Paralelamente, el vehículo viene equipado de serie con aire acondicionado, sistema de comunicación inalámbrico y luces de gran potencia. Opcionalmente se pueden incluir un sónar, sistema de navegación y seguimiento y una cámara exterior con resolución 4K. También tiene la posibilidad de montar un brazo eléctrico de 5 funciones para coger objetos submarinos.
Al Nemo 2 se accede mediante una escotilla ubicada en el propio techo y su entrada al agua se lleva a cabo mediante una grúa acoplada a un barco en superficie que, al mismo tiempo, también supervisará las condiciones óptimas, tanto del agua, climatología y salud del submarino eléctrico. La adquisición del Nemo 2 implica la realización de un curso de capacitación certificado que tiene una duración de 2 semanas. En el programa se enseña a operar el vehículo, cuáles son sus capacidades y sus limitaciones, así como todo lo relativo a la seguridad a bordo. 
Según afirman desde la propia compañía, el manejo del Nemo 2 se realiza a través de una serie de mandos y controles muy sencillos que lo hacen parecer más a desplazarse dentro de un videojuego. Su maniobrabilidad es total y ofrece una precisión milimétrica del vehículo. También dispone de un sistema de control a distancia para los casos en los que su piloto quiera mantenerse en una distancia segura. 
El Nemo 2 no es un vehículo especialmente asequible, ya que su precio parte de 590.000 euros. A pesar de lo abultado de su factura final, esta actualización ha traído consigo un importante descuento, ya que en sus inicios, el Nemo 1 partía de los 975.000 euros; este se sigue comercializando con una cabina para un único pasajero por un precio de 520.000 euros. Este precio posiciona a ambos modelos como los submarinos eléctricos más asequibles del mercado. Su fabricación se lleva a cabo en serie, mientras otros modelos de la compañía hacen lo propio por encargo personal. 
 ® Híbridos y Eléctricos | Editado por Tecnofisis Global, S.L.

source


LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here