El nuevo Citroën C3 llegará en 2023 y será el coche eléctrico más barato de Stellantis

0
177


El Citroën ë-C3 eléctrico está más cerca de lo que se pensaba. Su diseño se inspirará en el del Oli, y podría presentarse tan pronto como en 2023.
El recién presentado Citroën Oli conceptual es un modelo que aunque no llegará a producción, marcará en gran medida el porvenir de los próximos modelos de Citroën. Entre los modelos que más influencia tendrá estará el nuevo Citroën C3, cuya versión eléctrica, que previsiblemente se denominará Citroën ë-C3, se convertirá en el coche eléctrico más barato de Stellantis.
Durante la presentación del modelo conceptual en París, el director de marketing de la firma Citroën, Laurent Berria, confirmó que la marca se encuentra actualmente inmersa en el desarrollo de la nueva generación del C3. Una nueva iteración que llegará, parece, sólo en formato eléctrico, y que tiene como objetivo “hacer la movilidad eléctrica asequible”.
A causa del enfoque más económico que ha tomado Citroën en estos últimos tiempos, pues, se prevé que el Citroën ë-C3 llegará al mercado bajo un precio más asequible que el del restos de modelos del segmento B de Stellantis. Entre ellos se encuentran coches eléctricos como el Peugeot e-208 que acaba de ser renovado con una autonomía de hasta 400 kilómetros, y el Opel Corsa-e. Las versiones actuales de ambos modelos tienen precios de partida superiores a los 32.000 euros.
No depende sólo de Citroën el desarrollo de este nuevo ë-C3, ya que está siendo desarrollando de manera conjunta con otro modelo de FIAT que está destinado a ubicarse dentro del mismo segmento, aunque no sabemos si llegará bajo el nombre de Panda o de Centoventi, como se llamaba el último modelo conceptual que presentó la firma italiana.
 
Una cosa, no obstante, parece que empieza a aclararse. Y es que tanto el modelo de FIAT como el de Citroën tomarán la plataforma STLA Small como punto de partida. En un principio se crería que se basaría sobre la e-CMP, pero un adelanto de planes en Stellantis parece que permitirá a ambos modelos tomar como base esta nueva plataforma, que en el fondo no es más que una renovación de la e-CMP, que es sobre la que se articulan los mencionados e-208 y Corsa-e.
Uno de los motivos que da pie a pensar en que será la STLA Small la base sobre la que se desarrolle el C3 eléctrico, es que el Oli es capaz de ofrecer carga bidireccional, algo que ningún modelo actual basado en la e-CMP tiene.
Ya sea sobre la STLA Small o sobre la e-CMP, entre otros aspectos, gracias al uso de un motor eléctrico más eficiente que los actuales modelos ambas marcas podrán permitirse equipar baterías de tamaño reducido, lo que tendrá un efecto directo sobre el precio de los dos coches. El Oli equipa una batería de 40 kWh y gracias al uso de materiales ligeros pesa tan sólo 1.000 kilos lo que propicia una autonomía de hasta 400 kilómetros.
También ayuda a aumentar la autonomía el hecho de que no alcance más de 110 kilómetros por hora, ya que ha sido limitado para tal fin. Tal y como ha declarado Citroën, el Oli pretenden hacer ver que se puede tener un coche eléctrico competente si caer en máquinas de dos toneladas y cinco metros de largo, aunque el modelo se contradiga en cierta medida con este alegato.
En términos de diseño, podemos esperar que el nuevo ë-C3 herede mucho de los rasgos estéticos que el Citroën Oli conceptual ha estrenado. Tal vez no el parabrisas, que ha sido de lo más llamativo que ha presentado el modelo, pero sí sus proporciones y filosofía.
Además, será el primer modelo de Citroën en estrenar el renovado logo de la marca, por lo que lo más probable es que el modelo de producción sea presentado durante 2023, y que su comercialización dé comienzo durante el siguiente año, 2024.
 ® Híbridos y Eléctricos | Editado por Tecnofisis Global, S.L.

source


LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here