Porsche Design… El Taller Creativo del Genio Ferdinand Alexander Porsche

0
102


809.807.1000
[email protected]

 
De manos de Ferdinand Alexander Porsche, nieto de la leyenda Ferdinand Porsche y creador de nada menos que el 911, Porsche Design pasó a la historia en una rueda de prensa en 1979, gracias a la creación de los lentes de sol P’8479, caracterizado por sus cristales intercambiables, en los que utilizó ingeniosamente materiales de aeronáutica de un reloj. La forma de las gafas se ha mantenido intacta durante más de cuatro décadas y se han vendido alrededor de once millones de ellas en todo el mundo.
Desde ese momento las gafas de sol se convirtieron en su símbolo de su marca personal, convirtiéndose en uno de los muchos íconos que ha creado Porsche Design, por Ferdinand Alexander Porsche —conocido como F. A.— y su hermano Hans-Peter.
Visionario, exigente y soñador pero con los pies en la tierra, persiguió la funcionalidad en sus creaciones, mezclada con innovaciones tecnológicas sin perder la calidad. En la actualidad, F.A. influye en cada uno de los trabajos de Porsche Design, porque definió su enfoque y desde ese momento la marca intenta encontrar el próximo diseño clásico atemporal capaz de reinventar sus productos.

«En los años 1949 era casi imposible comprar un juguete. Por tanto, no nos quedaba otra que inventar y construir nosotros mismos algo con qué jugar… Una Semana Santa, nuestra madre nos dio una cesta llena de huevos que teníamos que pintar, entonces, F. A. construyó con el mecano una máquina con un soporte giratorio donde podíamos enganchar los huevos», relató Hans-Peter.
Ferdinand Alexander entró en la empresa en 1958, y poco después, creó el 911 y con él la exclusiva línea de uno de los deportivos más exitosos de todos los tiempos. Luego con la creación de Porsche Design, F.A. amplió su espectro de trabajo, diferenciándose con el origen inconfundible del reloj. El cuero de su pulsera se toma del equipamiento interior de las makinas, su rotor imita las formas de una llanta y las cajas de los relojes se editan con los colores originales de la pintura del vehículo.
El genio alemán también creó otro tipo de accesorios clásicos como plumas estilográficas, el bolígrafo «TecFlex» P’3310 y obras de arte como el Chronograph I, el primer reloj del mundo completamente negro, que marcó una tendencia que influiría después sobre generaciones enteras. Además del primer cronómetro de titanio lanzado en 1980 cuando dicho material solo se conocía en el ámbito de la aeronáutica.

Los principios de Porsche no han perdido validez hasta hoy ya que su carácter define su estilo y los preceptos formulados por él forman parte de la identidad de marca.  Ahora, su cartera de productos es mucho más extensa, abarca desde cepillos de dientes, perfumes y tostadoras hasta el diseño de edificios enteros, como es el caso de la Porsche Design Tower de Miami.

source

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here