El éxito del Mustang Mach-E anima a Chevrolet a lanzar un SUV eléctrico Corvette

0
119


El Corvette ampliará su gama próximamente con variantes electrificadas del deportivo, pero también con un sedán y un SUV eléctricos. Este último ya se conoce la fecha de inicio de producción y su lugar de fabricación.
El mítico Chevrolet Corvette se electrificará en los próximos años. Han sido muchos los rumores sobre la llegada de nuevas versiones mecánicas para el deportivo americano, entre las que se encuentra un tren híbrido enchufable que llegará en 2023 y una alternativa 100% eléctrica programada para un año después, en 2024. Sin embargo, los rumores no concluyen ahí, y es que la familia Corvette crecerá hasta el punto de lanzar dos nuevos modelos totalmente inéditos y que serían una berlina y un SUV eléctricos
No obstante, muchas han sido las dudas y la validez de los rumores sobre la llegada del Corvette SUV. Ahora un nuevo informe vuelve a defender su llegada e incluso ha desvelado una fecha concreta de comercialización y la fábrica donde este se ensamblará
El Corvette SUV vendría a competir de tú a tú con la variante del mismo tipo del Ford Mustang, el Mach-E. El modelo de Ford se ha postulado por méritos propios como un éxito de ventas, tanto en Estados Unidos como en Europa. Es por ello que General Motors podría haber seleccionado su particular caballo de batalla para entrar en el mismo juego. Esto, unido a los planes de expansión europea del grupo automovilístico exclusivamente con modelos eléctricos, deja la puerta completamente abierta a la llegada del Corvette SUV al Viejo Continente. Pero, ¿cuándo sucederá esto?
Ha sido el medio Autoline quien ha sacado a la luz un informe publicado previamente por Auto Forecast Solutions, y que inicialmente habría pasado desapercibido. En este se detalla la fecha de llegada del nuevo Corvette SUV y su lugar de fabricación.
Según dicha publicación, el Corvette SUV iniciará su producción el mes de mayo del año 2026, es decir, dentro de menos de cuatro años. Por otra parte, la insignia Corvette abandonará su sede actual de producción en Bowling Green, Kentucky, para fabricarse en la planta de Grand River en Lansing, Michigan. En la misma instalación, también se fabricarán dos modelos adicionales: un Buick SUV de gran tamaño y Cadillac sedán. Los tres modelos que allí se ensamblarán serán 100% eléctricos. 
Se espera que la nueva carrocería SUV de la familia Corvette haga uso de la plataforma y arquitectura Ultium, la misma que emplea el Cadillac Celestiq, por ejemplo. Los primeros rumores también hablan de una potencia máxima de alrededor de 600 CV y una puesta a punto enfocada en las prestaciones y la deportividad. Por el momento queda en duda si el SUV empleará un esquema de dos o tres motores eléctricos. 
Dicho esto, la familia Corvette recibirá una enorme ampliación en los próximos años. En primer lugar seguirá existiendo el Corvette C8 “clásico” de motor térmico junto a las otras dos alternativas electrificadas del mismo (híbrido enchufable y 100% eléctrico). Dos años después de la llegada del deportivo eléctrico, Chevrolet lanzará el Corvette SUV. Por último, en una fecha aún por determinar, la compañía norteamericana también hará lo propio con un Corvette de carrocería sedán totalmente eléctrico. Es posible que todas las variantes “cero emisiones” terminen llegando al Viejo Continente una vez General Motors haya llevado a cabo su esperada expansión.
 ® Híbridos y Eléctricos | Editado por Tecnofisis Global, S.L.

source


LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here