El híbrido más salvaje de Mercedes-AMG pulveriza el récord de Nürburgring

0
148


El Mercedes-AMG ONE es el híbrido enchufable más radical de Mercedes y, desde ahora, el coche de producción más rápido en Nürburgring con un tiempo de 6:35.183.
Menos de cinco meses le ha durado al Porsche 911 GT2 RS su récord en Nürburgring-Nordscheleife (6:43.300). El nuevo rey del Infierno Verde es el Mercedes-AMG ONE, el híbrido más salvaje y radical no sólo de Mercedes, sino del mercado. Con Maro Engel a los mandos, el Mercedes-AMG ONE ha pulverizado el récord anterior, y en Mercedes aseguras que podrían bajarlo aún más.
El Mercedes-AMG ONE es a partir de ahora el coche matriculable (es decir, legal para circular en vía pública) más rápido del mundo en el legendario circuito de Nürburgring-Nordschleife. El hiperdeportivo híbrido de Mercedes consiguió dar una vuelta al circuito de 20,832 kilómetros en un tiempo de 6:35,183 minutos, a pesar de las condiciones de la pista, que no eran ideales.
Apenas medio minuto antes de que cerrasen el acceso a la pista, Maro Engel, piloto oficial de AMG en el DTM, decidió salir a intentar por última vez porque creía que podía rebajar el tiempo que había hecho en vueltas anteriores. Lo mejor es que ya había conseguido batir el récord del Porsche, pero Engel confiaba en que podría rebajar la marca un poco más. Efectivamente, en su última vuelta consiguió el actual récord en Nürburgring para un coche de calle y de producción en serie.
De calle, sí, porque es matriculable  está perfectamente homologado. Pero el AMG ONE no es el típico coche que encontrarás en la carretera. Su sistema híbrido deriva directamente del Fórmula 1 de la escudería Mercedes: tiene un pequeño motor térmico V6 con 1.6 litros y turbo eléctrico, capaz de alcanzar las 11.000 revoluciones por minuto. Y tiene también cuatro motores eléctricos. Entre los cinco motores, el sistema híbrido ofrece en total 782 kW de potencia (1.063 CV).
A eso hay que añadir una brutal aerodinámica activa con DRS incluido, suspensiones push-rod, frenos cerámicos, monocasco y carrocería de fibra de carbono y tracción integral AMG Performance 4MATIC+. Una combinación espectacular pero que no es, ni más ni menos, que el coche de serie. Mercedes-AMG llevó dos unidades del ONE al Ring y ambos vehículos fueron inspeccionados por TÜV Rheinland para garantizar que eran exactamente como los de producción, dando fe ante notario, incluidos los neumáticos (unos Michelin Pilot Sport Cup 2 R MO).
A pesar del récord, no las tenían todas consigo. El asfalto estaba húmedo en algunas zonas del trazado, bastante sucio en otras, y a unos 20º C de temperatura, más frío de lo que sería ideal para conseguir el mejor agarre. Sólo hicieron cuatro vueltas rápidas en las condiciones que consideraron favorables, aunque Mercedes asegura que podrían rebajar el tiempo aún más con las condiciones ideales.
Maro Engel seleccionó el modo de conducción “Race Plus” para sus vueltas rápidas. Aerodinámica activa en modo “máximo ataque”, suspensión 37 mm más baja en el eje delantero y 30 mm en el eje trasero y, por supuesto, la máxima potencia en todos los motores. El sistema DRS lo activa el conductor pulsando un botón en el volante (aunque si el sistema detecta una desaceleración o un cierto grado de aceleración lateral, los elementos aerodinámicos vuelven a extenderse en un instante).
Y, de manera similar a los pilotos de Fórmula 1 durante la carrera, Maro Engel tuvo que gestionar la energía del sistema híbrido, es decir, no pudo acelerar al máximo posible siempre que quisiera. Esta gestión es una tarea nada sencilla dada la longitud del circuito. Aun así, en la recta Döttinger Höhe, la batería todavía seguía ofreciendo potencia, llegando a alcanzar una velocidad máxima de 338 km/h.
 ® Híbridos y Eléctricos | Editado por Tecnofisis Global, S.L.

source


LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here