A España le sale un rival directo en la batalla para producir hidrógeno verde


La producción de hidrógeno verde se ha convertido en un mercado prometedor en las próximas décadas y muchos son los países que tratan de hacerse con una buena parte del suculento pastel económico que promete.
El estudio del Consejo Mundial de la Energía estima que el mercado mundial de hidrógeno verde y sus derivados alcanzará los 20.000 TWh en 2050. El último estudio realizado por la Oficina Europea de Patentes (OEP) y la Agencia Internacional de Energía (AIE) recoge la actividad global de las patentes en tecnologías de hidrógeno entre 2011 y 2020. Allí se muestra que España se coloca entre los 10 países europeos que más patentes registran relacionadas con el hidrógeno verde. Las patentes han aumentado un 5% cada año durante la última década, por encima de lo que ocurre en Alemania, Países Bajos e Italia y solo superado por Francia. Sin embargo, la competencia directa de España puede estar mucho más cerca de lo que parece.
La compañía belga John Cockerill ha anunciado la formación de una empresa conjunta con una empresa marroquí, de la que todavía no ha dado el nombre, con el objetivo de invertir en el desarrollo de la naciente industria del hidrógeno verde en Marruecos. Los dos socios pondrán en pie una planta de producción de electrolizadores, según informa el diario africano Afrik21.
John Cockerill ha pasado de producir máquinas de vapor en el siglo XIX a la fabricación de electrolizadores en el siglo XXI. En 2021 vendió el 33% de las máquinas de electrólisis de alta presión para la producción de hidrógeno de todo el mundo. Precisamente, la industria del hidrógeno ha cobrado impulso en África en los últimos años y Marruecos podría convertirse en uno de los mayores productores de estos equipos. Ése es el objetivo principal de la empresa conjunta que se acaba de formar.
El plan para convertir a Marruecos en una potencia del hidrógeno verde
La intención de John Cockerill es fabricar electrolizadores alcalinos en Marruecos. Esta es la tecnología más extendida para la producción de hidrógeno electrolítico y también para la producción de numerosos compuestos químicos, como el cloro. Se trata, por lo tanto, de una técnica muy madura que “permitirá la producción de hidrógeno a un costo menor”, asegura la empresa.
El ingreso de la empresa belga en el mercado marroquí no es el único con intención de explotar las condiciones del país africano. Se produce en el momento en que los principales grupos anuncian megaproyectos para producir hidrógeno verde allí. Es el caso de Total Eren, la filial del grupo petrolero francés TotalEnergies, que quiere poner en marcha unas instalaciones capaces de transformar 10 GW de electricidad limpia en hidrógeno y amoníaco verde. Total Eren ha obtenido un terreno de 170.000 hectáreas del gobierno marroquí en la región de Guelmim-Oued Noun.
La empresa francesa invertirá 100.000 millones de dirhams marroquíes (9.200 millones de euros) en este proyecto. En virtud de estos nuevos acuerdos, Marruecos exportará hidrógeno a Alemania y Portugal. Para 2030, el país prevé un mercado local de 4 TWh y unas exportaciones de 10 TWh. En total requerirán la construcción de 6 GW de capacidad de energía renovable y dará lugar a la creación de más de 15.000 empleos directos e indirectos.
El estudio, “Oportunidades económicas de Power-to-X en Marruecos”, del Consejo Mundial de la Energía, muestra que Marruecos podría representar el 4% de la demanda mundial de hidrógeno verde en 2030. “En base a los cálculos de la hoja de ruta del país, se estima que la industria del hidrógeno verde y sus derivados en Marruecos podría cubrir una demanda de entre 13,9 TWh y 30,1 TWh en 2030, que podría alcanzar entre 153,9 TWh y 307,1 TWh en 2050”.
 ® Híbridos y Eléctricos | Editado por Tecnofisis Global, S.L.

source


Ultimas noticias

Relacionadas

Motor Racing League plugin by Ian Haycox