Audi se encuentra en una situación un tanto complicada en su transformación eléctrica. Los de Ingolstadt parecen encontrarse ante una encrucijada con respecto a su gama. Los modelos e-tron no están cumpliendo las expectativas de ventas y los retrasos sufridos en la división Cariad, la empresa encargada de desarrollar el software para todos los coches del Grupo Volkswagen, no están ayudando a solucionar el problema. Ante esta delicada situación, Audi quiere cubrirse las espaldas  buscando un posible socio externo a la corporación con el que desarrollar sus próximos coches eléctricos.
Todas las miradas apuntaban a la plataforma SSP como bote salvavidas a la marca de los cuatro aros. El gran proyecto basado en dicha estructura, desarrollada conjuntamente con Porsche, ha sufrido algunos retrasos, aunque las últimas noticias aseguran que estará lista en 2026, la fecha inicialmente contemplada. Sin embargo, ante la duda y la siutación rezagada de Audi, que se sitúa como la marca premium alemana más rezagada, los de los cuatro aros han buscado una solución alternativa.
Hace apenas unos días saltaba una noticia que cogía a todo el mundo por sorpresa. Audi, una de las mayores empresas del Grupo Volkswagen, el segundo mayor fabricante de vehículos de todo el mundo, podría estar negociando con empresas externas para suministrar una plataforma para sus coches eléctricos. Tales son las condiciones particulares que se exigen en Ingolstadt que no son muchas las empresas que pueden cumplir con el pliego de condiciones. Las primeras miradas apuntaban a FAW dada la asociación con Audi en China, pero puede que no sean ellos los que finalmente se encarguen del trabajo.
Tal y como recoge Reuters, Audi podría estar negociando directamente con SAIC Motors. Se trata de una de las grandes corporaciones automovilísticas de China. Propietarios de marcas como MG, son los encargados de fabricar y desarrollar modelos eléctricos de éxito como el MG4. Según el citado medio, dos fuentes familiarizadas con el asunto confirman que las conversaciones están muy avanzadas, por lo que no podemos afirmar que definitivamente vaya a conformarse dicha asociación, aunque tampoco sería nada extraño.
No sería la primera vez que SAIC se asociase con una marca alemana, ni siquiera sería la primera vez que se asociase con una marca del Grupo Volkswagen. Durante años, en China era obligatorio que las marcas extranjeras se uniesen a empresas locales con la intención de aprender de ellas. El Grupo Volkswagen se unió a SAIC y desde entonces han mantenido una estrecha colaboración que les ha permitido desarrollar y vender coches exclusivos para el mercado como por ejemplo el Lavida, el Tiguan L PHEV o el Passat PHEV, entre otros. Ahora, Audi podría aprovecharse de esa estrecha amistad, aunque nadie de la compañía ha querido hacer declaraciones al respecto.
Ingeniero de carrera y periodista de motor por placer y pasión. Redactor de Híbridos y Eléctricos desde 2021, cubriendo la actualidad del sector de los vehículos eléctricos y la movilidad sostenible.
Temas

source

By admin