lunes, marzo 1, 2021
Home Fórmula 1 Cómo Mick Schumacher ganó su oportunidad en la Fórmula 1

Cómo Mick Schumacher ganó su oportunidad en la Fórmula 1

Cuando Mick Schumacher llegó con su monoplaza al parque cerrado, se pasó su mano por la visera abierta en una lucha por contener las lágrimas. No era para menos después de un frenético final de la temporada 2020 de la Fórmula 2 en donde pasó por diversos momentos, incluida la pérdida de la corona por unos instantes.

F2 Champion Mick Schumacher, Prema Racing celebrates in Parc Ferme

F2 Champion Mick Schumacher, Prema Racing celebrates in Parc Ferme

Photo by: Steven Tee / Motorsport Images

Pero no fue el éxito en el campeonato lo que le aseguró su graduación a la Fórmula 1 para 2021, porque eso ya se había acordado semanas antes y anunciado por Haas tres días antes de su coronación. Pero para Schumacher, fue una declaración. A pesar de todo el peso de las expectativas que enfrentaba como hijo de un siete veces campeón del mundo de F1, había dejado su huella por sí mismo en una parrilla altamente competitiva en la Fórmula 2.

“Llegar a la F1 con un campeonato en tu curriculum es siempre genial. Logré uno en F3 y otro en F2. Ganar esos campeonatos con una gran competencia ha sido un gran desafío. Cuanto mejor es la competencia, más te desarrollas como piloto".

Schumacher enfrentó en 2020 la competencia más dura de todas en su historia como piloto. Los experimentados Callum Ilott y Guanyu Zhou fueron considerados rivales por el título, mientras que novatos talentosos como Robert Shwartzman y Yuki Tsunoda también fueron una amenaza. El hecho de que casi una cuarta parte de la parrilla de F2 provenga de la Ferrari Driver Academy significaba que Schumacher también tenía una competencia interna por obtener un lugar en alguno de los equipos afiliados.

F2 Champion Mick Schumacher, PREMA Racing

F2 Champion Mick Schumacher, PREMA Racing

Photo by: Formula Motorsport Ltd

La forma en que Schumacher inició su temporada 2020 no hacía pensar en su candidatura por el título. Cuando consiguió su primer podio del año, en la tercera prueba en el Hungaroring, sus compañeros de la FDA, Shwartzman e Ilott, ya habían obtenido victorias y se situaban en la primera y segunda posición del campeonato. Al final de la siguiente prueba, el primer fin de semana de Silverstone, Schumacher era noveno en la clasificación, a 40 puntos del líder Shwartzman.

Pero a partir de ese momento, el piloto alemán ofreció el tipo de consistencia sobre el que se construyen los campeonatos al sumar puntos en 15 carreras, una racha que se terminó en la última prueba. Esas actuaciones le permitieron ascender en el orden de la general. Un par de podios en Spa a finales de agosto lo pusieron cerca de Shwartzman e Ilott, antes de que Monza sumara su primera victoria saliendo desde la séptima posición, lo cual le dio una oportunidad real de luchar por el título.

El calendario revisado por la pandemia del COVID-19 condensó tres cuartas partes de la temporada en sólo 11 semanas, y gracias a ello encontró el impulso necesario sin que su ritmo se viera cortado.

“Estaba muy contento de que fuera tan intenso y que tuviéramos ese ritmo. Siempre consigues coger los aspectos positivos y negativos de un fin de semana, e intentas mejorarlos en el segundo fin de semana”.

Más de Mick Schumacher:

Mick Schumacher, Prema Racing

Mick Schumacher, Prema Racing

Photo by: Mark Sutton / Motorsport Images

Durante los sucesivos fines de semana de Spa, Monza y Mugello, Schumacher se convirtió en un aspirante serio por el título, pero su segunda victoria del año en Sochi lo colocó como favorito. En ese periodo, Ilott sólo consiguió un podio en una carrera principal, mientras que Tsunoda y Shwartzman tenían cuatro sin puntuar.

Cuando Schumacher cita el factor clave de su éxito en el título se refiere a “definitivamente la consistencia. Eso es lo que nos permitió conseguir la ventaja de puntos que teníamos al llegar a Bahréin, y luego todo se trató de gestionarla”. Como es lógico, él no quería perder ese impulso por el parón de dos meses que siguió a la carrera de Rusia.

"Después de dos días, me preguntaba cuándo sería la próxima carrera”, bromea al recordar. “Tenía tanto ritmo que intentaba centrarme en la siguiente y, de repente, teníamos ese parón de dos meses en el que básicamente no sucedió nada”.

Entre bastidores, estaban sucediendo muchas cosas en relación con el futuro de Schumacher. Ferrari realizó una prueba privada en Fiorano para sus tres principales pilotos de F2 con un coche de F1 de 2018, en la que Schumacher impresionó. La casa de Maranello tenía planeada una participación en la primera práctica en Nurburgring con Alfa Romeo pero todo se desechó a consecuencia del mal clima. Schumacher había hecho lo suficiente para que Ferrari pusiera sus fichas en él como su graduado de F1 para 2021.

Mick Schumacher, Ferrari SF71H

Mick Schumacher, Ferrari SF71H

Photo by: Ferrari

Con Alfa Romeo inclinándose por retener a sus dos pilotos, Haas se convirtió en la única opción real para Schumacher. Se planificó que se asociara con el también piloto de F2 Nikita Mazepin, que estaba en camino de obtener una superlicencia y que aportaría un considerable financiamiento al equipo. Ferrari siguió insinuando que se haría un anuncio antes del final de la temporada de F2, apuntando de nuevo a que la lucha por el campeonato no influiría en su decisión.

Ilott se resignó a perder su graduación en la F1, pero el británico dejó en claro al reinicio de la Fórmula 2 que no se rendiría en su lucha por el título. De inmediato logró su quinta pole de la temporada con su coche de Virtuosi Racing (Schumacher, en comparación, no se clasificó en la primera fila en todo el año y tuvo una posición media de arranque de 7,91).

Con el segundo puesto en la carrera principal de Bahrein, Ilott recortó la ventaja de Schumacher a 12 puntos, pero después cometió un error en la carrera sprint y chocó contra Jehan Daruvala, quedando sin puntos y permitiendo que el alemán ampliara su ventaja a 14 puntos.

En los días previos al final de la temporada en el circuito exterior de Bahréin, Haas anunció formalmente a Schumacher en su alineación para 2021.

Más de Michael Schumacher:

Mick Schumacher, Haas F1 Team

Mick Schumacher, Haas F1 Team

Photo by: Andy Hone / Motorsport Images

"Estoy muy contento de que todo se haya anunciado y confirmado ahora", dijo Schumacher en ese momento, calificándolo como "un sueño hecho realidad". Pero dejó claro que su prioridad inmediata era conseguir el título de F2: "Mi gran objetivo está en ganar el campeonato. Una vez hecho esto podré centrarme en lo que tengo que hacer después".

Esa concentración se puso a prueba cuando Schumacher se clasificó 18° en la parrilla de salida de la última carrera principal de la temporada tras una colisión con Roy Nissany en la clasificación. Pero una impresionante lucha por la sexta plaza, sólo una posición por detrás de Ilott, disipó sus temores de perder el título y esa es la exhibición que Schumacher escoge como su carrera más destacada del año.

"Teníamos todas las de perder", dice. "Sabíamos que Callum era rápido y que iba a avanzar. Terminamos sexto con la vuelta más rápida. Nunca pensé que conseguiríamos llegar tan adelante”.

Incluso con el error de Schumacher en la última carrera y su caída hasta la posición 18, Ilott no consiguió el segundo puesto necesario para arrebatarle el título. Fue un respiro que Schumacher sintió que se había ganado: "Hicimos lo suficiente a lo largo de todo el año para darnos esa oportunidad, para tener una carrera que fuera tan mala, como ahora sucedió”.

Mick Schumacher, Prema Racing battles with Callum Ilott, UNI-Virtuosi

Mick Schumacher, Prema Racing battles with Callum Ilott, UNI-Virtuosi

Photo by: Mark Sutton / Motorsport Images

Esa posición es algo que su padre Michael conocía bien: reclamar el título mientras se permitía malas carreras de forma ocasiona, como el GP de Japón de 2003 en Suzuka en donde alcanzó el octavo puesto que le otorgó el título mundial. Naturalmente, estas comparaciones han sido frecuentes a lo largo de la carrera de Schumacher Jr. hasta la fecha, pero él se anima al comprobar que los resultados han demostrado que su estatus no se debe a su apellido.

"Está claro que desde muy joven he estado en el punto de mira", admite. "Sin embargo, es algo a lo que me he acostumbrado, y diría que lo he manejado bastante bien. Los resultados hablan por sí mismos. Creo que el año que viene haré lo mismo que siempre, y trataremos de mantener el ritmo”.

Las cosas cambiarán para Schumacher cuando se gradúe a la F1. Pasará de un equipo puntero en la F2, Prema, a una escuadra Haas que ha tenido problemas en los dos últimos años y que se prepara para un "año de transición" según palabras del jefe del equipo, Gunther Steiner. Esto no genera mucha confianza para la temporada de novato de Schumacher en la que tendrá que causar un gran impacto, pero es realista en cuanto a la adaptación que tendrá que afrontar.

Mick Schumacher, Haas VF-20

Mick Schumacher, Haas VF-20

Photo by: Zak Mauger / Motorsport Images

“Tienes que entender tus objetivos y fijarlos en función de lo que crees que es posible”, afirma el piloto alemán de cara a su debut en la máxima categoría. "En 2021 va a consistir realmente en gestionar nuestras expectativas y tener la mente abierta en todos los aspectos con todo lo que esté sucediendo”.

"Uno puede pensar: ‘la Q2 es nuestro objetivo’, y quizá sea difícil de alcanzar, pero si lo logramos, entonces será como una victoria para nosotros. Lo tomaré de esa forma, no solo para observarnos a nosotros mismos, sino también para demostrar a los demás que siempre seguiremos luchando y dando lo mejor de nosotros”.

Esa mentalidad ha servido a otros novatos que se han incorporado a equipos de segunda fila en los últimos tiempos, como demuestran las destacadas actuaciones de George Russell en Williams. Schumacher tiene un contrato de varios años con Haas, lo que garantiza que estará presente en el cambio de reglamento de 2022, cuando el equipo espera escalar posiciones.

Y si Schumacher puede evolucionar al mismo ritmo que lo ha hecho en la F4, F3 y F2, donde ha demostrado un notable paso de rendimiento para su segundo año, podría coincidir bien para que realmente dé un golpe de efecto en la F1.

Mick Schumacher, Haas VF-20

Mick Schumacher, Haas VF-20

Photo by: Zak Mauger / Motorsport Images

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Most Popular

Ferrari explica los dos puntos principales de evolución del SF21

Para el director del equipo de Ferrari, Mattia Binotto, el 2020 se debe olvidar y este año el...

Ferrari y por qué apoya las carreras sprint en la Fórmula 1

La F1 está planeando organizar carreras al sprint el sábado de tres grandes premios en 2021 como prueba: Canadá,...

Recent Comments

Close Bitnami banner
Bitnami