como-norris-y-hamilton-evitaron-ser-sancionados-en-baku

Cargar reproductor de audio

Lando Norris y Lewis Hamilton se libraron de una sanción tras ser citados por los comisarios por conducir innecesariamente despacio.

Norris insistió en que el dramático final de la Q1 en Bakú, cuando quedaban dos minutos y medio en el reloj y quince pilotos salieron corriendo de los boxes, en un intento de adelantarse a la bandera a cuadros y dar una vuelta, fue una situación muy peligrosa.

Los comisarios convocaron a Hamilton y Norris después de que se considerara que habían infringido las normas relativas a la conducción innecesariamente lenta en las vueltas de salida, con Hamilton esperando que Norris le pasara y le proporcionara un rebufo, y el piloto de McLaren, al que a su vez seguía su compañero de equipo Daniel Ricciardo, declinando el movimiento.

Antes de ir a ver a los comisarios, Hamilton insistió en que no había hecho nada malo y en que había seguido las reglas para mantenerse por encima del tiempo delta prescrito por la FIA.

Por si te lo perdiste:Hamilton se defiende y niega haber conducido innecesariamente lento

Al confirmar su veredicto de no tomar medidas, los comisarios coincidieron en que ninguno de los dos pilotos era culpable.

En lo que respecta a Hamilton, comunicaron lo siguiente: «El piloto, en su declaración, afirmó que redujo la velocidad para intentar ser adelantado por el coche 4, para conseguir un ‘rebufo’ en su vuelta rápida, sin embargo, el coche 4 obviamente tenía la misma intención y decidió no adelantarle».

«Aunque el coche 44 era lento, los comisarios señalan que, para la vuelta, se respetó el tiempo delta, el piloto se apartó hacia la izquierda y estuvo fuera de la línea de carrera, esto ocurrió en una recta en la que la visibilidad no era un problema y no había peligro potencial en ningún momento, para ningún otro piloto. Los tres coches que se encontraban en esa parte de la pista en ese momento (los coches 44, 4 y 3) estaban haciendo vueltas de salida de boxes».

Con respecto a Norris, dijeron: «El coche 4 seguía al coche 44 cuando este redujo la velocidad en un intento de que el coche 4 le pasara. El piloto del coche 4 decidió no pasar y, al mismo tiempo, se mostraron banderas amarillas en el siguiente puesto de comisarios».

«Aunque el coche 4 iba despacio, no había peligro potencial para ningún otro piloto, esto ocurrió en una sección recta donde la visibilidad no era un problema, y había espacio para que el coche de atrás (el coche 3) pasara si el conductor de ese coche hubiera querido».

Lewis Hamilton, Mercedes W13

Lewis Hamilton, Mercedes W13

Photo by: Glenn Dunbar / Motorsport Images

Norris estuvo de acuerdo en que Hamilton no había hecho nada incorrecto al obligarle a reducir la velocidad.

«No era innecesario, era necesario», dijo. «Él quería un rebufo, yo quería un rebufo. Y yo no quería pasarle por eso. Así que no hizo nada malo, así son las carreras. [Iba] como en segunda marcha o algo así».

«Daniel me lo hizo hace unos años. Todo el mundo sabe que eso a veces pasa aquí. No siento que [Hamilton] haya hecho nada malo. Probablemente yo habría hecho lo mismo si estuviera en su lugar».

«Creo que lo que es mucho peor y más peligroso es cuando todo el mundo sale de los boxes al final de la Q1, y es un todos contra todos», dijo. «Y tienes a la gente compitiendo [por posición] mientras cruza la línea de salida/meta».

También lee:

«Eso es más peligroso, porque la gente se arriesga a hacer cosas, mientras que [en nuestro caso] éramos Lewis y yo, Daniel estaba un poco por detrás y, obviamente, Daniel tampoco quería pasar».

También lee: