director-general-de-mercedes,-kallenius,-reconocio-el-talento-de-max

La final del campeonato mundial de Fórmula 1 que vivimos en el Gran Premio Abu Dhabi dará mucha información aún en este cierre de año, con suposiciones de lo que pudo haber pasado si el funcionamiento del coche de seguridad hubiera sido diferente

A veces son los pequeños detalles, inicialmente desapercibidos por el público, los que muchos encuentran interesantes, en especial ante una conclusión que dejó distintos sabores de boca.

La conversación entre el director general de Daimler, Ola Källenius, y el asesor de deporte motor de Red Bull, Helmut Marko, en la parrilla antes de la carrera, entra precisamente en esta categoría. Normalmente, este tipo de charlas quedan ocultas a un público más amplio. Sin embargo, el domingo de la carrera en Abu Dhabi no lo fue, ya que Marko recibió un micrófono para un reportaje por parte de la cadena austriaca Servus TV.

Källenius se acercó a Marko y le deseó «buena suerte hoy» antes de la arrancada, lo que él agradeció respetuosamente con un «igualmente». Entonces, Källenius hizo una declaración notable: «¡Que gane el mejor piloto! Lo que Max mostró ayer fue único. Lo que consiguió fue una vuelta para los siglos”.

El sueco, que dirige el grupo Daimler como sucesor de Dieter Zetsche desde 2019, aludía a la vuelta de clasificación de Verstappen, que -sorprendentemente para muchos expertos- le había valido la pole. «Por una buena carrera hoy», añadió Källenius, y Marko asintió: «Sí, eso es lo que queremos».

Antes, Marko había señalado que Verstappen ya había mostrado una vuelta de este calibre hasta su accidente en la última curva de Arabia Saudí, e incluso la calificó de «fuera de este mundo».

El veterano de 78 años está convencido de que Verstappen habría superado la carrera incluso si el director de carrera, Michael Masi, no hubiera permitido que los coches rezagados adelantaran al safety car en el último giro. Si eso no hubiera pasado, Hamilton habría tenido cinco coches dividiéndolo contra el de Red Bull por el enfrentamiento del campeonato en los últimos cinco kilómetros.

También lee:

Pero Marko cree «que Max habría adelantado a esos cuatro o cinco coches, no lo recuerdo, en poco tiempo. Se habrían retrasaso y aún así se habría llegado a este duelo», dice el austriaco en una entrevista que puede verse completa en el canal de YouTube de Formel1.de.

Marko está convencido: «El punto decisivo fue la curva 5. Ahí se necesita el agarre, y lo tuvimos con el neumático blando. Hasta entonces, habría sido relativamente fácil adelantar a los demás», es la segura predicción del asesor de Red Bull.