sábado, mayo 15, 2021
Inicio Fórmula 1 El briefing de F1 al Día: Gran Premio de Portugal 2021

El briefing de F1 al Día: Gran Premio de Portugal 2021

El Autódromo Internacional do Algarve acogió este fin de semana el tercer Gran Premio de la temporada 2021 de Fórmula 1, en el cual unas escuderías dieron un significativo paso adelante y otras dieron muestras de sus debilidades. Mercedes dominó el fin de semana en términos generales y Lewis Hamilton activó el «modo apisonadora» el domingo para llevarse su segundo triunfo del año con cierta facilidad tras superar en pista a sus dos máximos rivales, Max Verstappen, que no fue de capaz de encontrar la velocidad del británico, y Valtteri Bottas, venido a menos durante toda la prueba. Por detrás, sideral carrera de nuevo para Lando Norris y el error garrafal de Ferrari en su estrategia con Carlos Sainz, que pese a partir quinto no pudo acabar en el Top 10. Desde el equipo de ‘F1 al Día’ analizamos lo ocurrido este fin de semana y compartimos nuestras impresiones de la que ha sido la tercera prueba de la campaña. ¿Qué os ha parecido a [email protected]? ¿Os ha decepcionado la carrera? ¡Os leemos!

Alonso, en el GP de Portugal

Sandra Molina: «Una carrera que refleja la personalidad de cada uno»

El Gran Premio de Portugal ya es historia de la temporada 2021, pero nos ha dejado algunos momentos muy peleados y emocionantes para el recuerdo. Sin ir más lejos en la propia carrera, pero en primer lugar quiero mencionar la clasificación. Pues los límites de pista volvieron a ser decisivos desde ese momento, ya que Max Verstappen perdió así la primera posición y esa batalla a una vuelta quedó modificada, de nuevo, y lo mismo pasó con la vuelta rápida de carrera. Empecemos con la carrera, Valtteri Bottas salía desde la primera posición y en los primeros lances se mostró sólido, pero cuando Hamilton se acercó a la parte trasera de su coche el finlandés no pudo ni defenderse llevando el mismo coche. Con Verstappen fue un poco diferente, pero los neumáticos fríos y la presión del piloto de Red Bull fueron razón suficiente para forzarle a un nuevo error que le dejó varado en la tercera posición. No intentó ni devolver el golpe y eso que hasta Toto Wolff entró por radio para empujar.

Muchos dirán que volvió a ganar Lewis, sí, pero no hay duda de que fue el mejor, adelantó a sus dos máximos oponentes en pista. Y eso que volvió a tener un error en la relanzada tras el coche de seguridad. A Max no hay nada que reprocharle, el Mercedes estaba más fuerte que el Red Bull en el Algarve, pero no siempre será así, ya lo hemos comprobado este año. Además, Sergio Pérez cada vez está más cerca del objetivo, ayer fue cuarto, le queda un tanto para llegar a donde quiere, pero está en el camino correcto. Lando Norris volvió a brillar con el McLaren, sin duda está siendo el mejor del resto y esa tercera posición del campeonato no es caída del cielo. Quienes brillaron con luz propia también fueron los Alpine, se sentían cómodos en las colinas de Portimao. Ocon fue perfecto todo el fin de semana. Pero, en la carrera vimos remontar a Fernando Alonso, es importante que coja nuevas sensaciones para su regreso. También tenemos en los positivos a Mick Schumacher, el alemán sigue progresando y no solo dejó atrás a su compañero de equipo, también al Williams de Nicholas Latifi.

Por el contrario, y a pesar de la sexta posición de Charles Leclerc, Ferrari fue la otra cara de la moneda en la carrera. Sufriendo como nadie con los Pirelli, ese sufrimiento con las gomas llevó a Carlos a verse superado por sus rivales sin mucho que hacer y fuera de puntos. Pero de quien, de nuevo, no tengo nada bueno que decir es de Mazepin. El de Haas estuvo a punto de arruinar la carrera de Sergio Pérez cuando lideraba la prueba, ignoró las banderas azules cuando estaba solo, no luchaba con nadie, iba solo en la última posición a mucha distancia del resto de sus rivales y no prestó la atención necesaria. Sanción para él, pero no debería quedar en eso, pues no fue molestar, de no ser por la destreza del mexicano habríamos visto un accidente casi seguro.

Cristian Rodríguez: una prueba descafeinada en la que la zona media puso la pimienta

El Gran Premio de Portugal prometía grandes emociones, y lo cierto es que nos regaló grandes momentos, sin embargo, se quedó un poco descafeinado en lo que a la lucha por la victoria se refiere. Lewis Hamilton cayó a la tercera plaza en las primeras vueltas, pero desde el inicio se le veía con mucho más ritmo que sus dos rivales directos. Y vaya si lo tenía. Batió sin problemas a Max Verstappen y superó por el exterior de la Curva 1 a su compañero de garaje, impasible ante la velocidad del heptacampeón del mundo. A partir de entonces, el de Stevenage controló la carrera de principio a fin sin inmutarse, como en los viejos tiempos. Pero que nadie se preocupe, que pese a esta superioridad, ya nada es como antes. El circuito era propicio para los de Brackley, como ya quedó reflejado en 2020, pero el hambre de éxitos de Verstappen está más vivo que nunca. No fue la mejor carrera para el ’33’, atrapado tras Bottas y sin posibilidad de alcanzar al líder una vez escaló hasta la segunda plaza.

Por si fuera poco, le eliminaron la vuelta rápida por saltarse los límites de pista, merecidamente, todo sea dicho, por lo que perdió ese punto extra. Quizá esperábamos más de él teniendo en cuenta lo acontecido en las dos pruebas anteriores, pero no había más potencial que extraer del RB16B, y prueba de ello es la descafeinada carrera de Sergio Pérez, lejos de los tres favoritos y peleándose en las primeras vueltas con Lando Norris y Carlos Sainz. No obstante, aún se está adaptando; estoy convencido de que en un futuro próximo nos brindará lo que esperamos de él. De quien no tengo tanta confianza es de Valtteri Bottas, a medio gas este domingo pese a partir de la Pole. La sensación que me da, al menos a mí, es la de estar desmoralizado. Pudo defender más agresivamente su posición con Hamilton, sin embargo, se mostró una vez más demasiado dócil. Como no espabile, ya sabe la suerte qué correrá junto a los germanos. Tiene que aparecer sí o sí urgentemente.

Y vayamos ahora con la zona media, que sigue siendo la más emocionante de la parrilla. Ferrari y McLaren demostraron de nuevo su buen nivel. Los de papaya, encabezados por un Lando Norris sideral a los mandos del MCL35M. Mantiene la tercera posición en la General y continúa dejando patente que será uno de los pilotos a tener en cuenta para convertirse en el mejor del resto. Por su parte, el SF21 respondió bien en el trazado portugués, si bien eFerrari falló estrepitosamente en la estrategia con Carlos Sainz. Le montaron las gomas medias pese a que no le habían funcionado demasiado bien a Leclerc y le dejaron sin opciones en las últimas vueltas, donde la degradación, incrementada por la pelea con Norris al salir de boxes, le pasó factura. No obstante, hay que darle un pequeño tirón de orejas al español, pues no cogió correctamente el rebufo de Max Verstappen en la relanzada de la carrera y además perdió velocidad a la salida de la primera curva tras quedarse cerca del monoplaza de Pérez, lo que le llevó a perder también la plaza con el de McLaren. Aún tiene margen de mejora Sainz, pero lo cierto es que se está adaptando mejor a su nuevo monoplaza que otros pilotos que han cambiado de equipos.

Los que también se convirtieron en protagonistas de la prueba fueron los Alpine, que empezaron a cerrar la boca con un un gran rendimiento en las tandas largas y una imponente capacidad para conservar las gomas. Esteban Ocon mostró una gran solidez a lo largo de las 66 vueltas y Fernando Alonso lo dio todo para protagonizar una gran remontada, superar a Daniel Ricciardo en igualdad de condiciones, entrar en la zona de puntos por segunda carrera consecutiva -es cierto que en Emilia Romaña alcanzó el décimo puesto por una sanción- y, por ende, apaciguar las críticas que estaba recibiendo en este inicio de temporada. ¿No creéis que se le esta exigiendo demasiado al asturiano? Ha regresado tras dos años de ausencia con un coche totalmente diferente al último que pilotó y pese a ello ya ha hecho un buen papel en varias sesiones. Volverá el mejor Fernando, estoy seguro, pero hay que darle un poco de tiempo. Paciencia, por favor, que en este deporte la gente tiene la mecha muy corta y olvida con mucha facilidad. Peor le fueron las cosas a los Alpha Tauri, que volvieron a desinflarse en carrera. Por ahora, bien los sábados, mal los domingos. Necesitan una mayor consistencia, pues ya han perdido el quinto puesto del Mundial de Constructores en favor de los franceses. Los que ni siquiera están inmersos en esta pelea son los Aston Martin, desaparecidos durante la carrera y sin demasiados signos de recuperación. Tenía confianza en ellos para esta prueba, pero me han decepcionado completamente. Lástima. Por suerte para ellos, tendrán la opción de quitarse pronto la espinita en Barcelona, aunque visto lo visto, pocos confían ahora mismo en su rendimiento.

Martín Yuguero: los errores se pagan caro, seas Mercedes o Red Bull

Con el recuerdo del complicado fin de semana en Portugal del año pasado, las condiciones volvieron a poner en apuros a los equipos y los pilotos debido a la falta de agarre de la pista sumado al factor viento. Desde los Grandes Premios anteriores, Red Bull siempre ha estado en la batalla por la pole y la victoria contra los Mercedes y terminar terceros, como en 2020, ya no es suficiente para ellos. La escudería de Milton Keynes ha demostrado desde la primera sesión de entrenamientos que llegaba a la Península Ibérica para continuar con su racha positiva y cambiar el orden de las posiciones en el Mundial. Lewis Hamilton, Valtteri Bottas y Max Verstappen han sido los grandes protagonistas de esta cita de principio a fin.

En la sesión de clasificación, ambos W12 no tardaron en dejar claro que Portimao es su pista. Al menos uno de sus coches había estado en primera posición, mientras que los Red Bull no parecían especialmente competitivos, pero la Q3 era donde realmente importaba. Llegada la ronda final, Verstappen había marcado el tiempo más rápido, una décima por delante de los Mercedes. Sin embargo, el holandés había superado el límite de la pista en la curva 4, lo que había supuesto un varapalo, pero tenía una nueva oportunidad para intentarlo. Esa vuelta perfecta no volvió a repetirse por lo que el objetivo no se ha cumplido, así que los jinetes del RB16B tenían que conformarse con una segunda línea. Aunque el resultado no haya sido el esperado el sábado, la batalla no estaba perdida todavía.

La escudería de Toto Wolff bloqueaba la primera fila de la parrilla, un hecho que no tenía lugar desde el GP de Sakhir del año pasado donde, curiosamente, Bottas también se había llevado la pole. Las estadísticas no jugaban a su favor, de sus 17 poles en F1, en 5 ocasiones las convirtió en victoria. Con esta posición, tenía una nueva oportunidad para resarcirse después del abandono en Imola y también demostrar a Mercedes que se merece ese asiento para 2022. En cambio, Hamilton y Verstappen solo pensaban en arrebatarle el liderato y continuar con su pelea particular en el Campeonato.

Una vez se apagaron los semáforos, Bottas había arrancado perfectamente por lo que el primer gran reto de la carrera la había superado con buena nota. Gracias a la aparición del Safety Car, Verstappen resurgía y superaba a Hamilton, rompiendo su posible doblete. Sin embargo, nunca hay que dar por perdido al británico. Tras unas vueltas, había recuperado su posición y se convirtió en una amenaza para Bottas, que superó con valentía en la curva 1. Con este suceso, la primera posición no se le escapó en ningún momento y ahora amplía la distancia con sus rivales.

Otra pole que no aprovechaba Bottas y, por si no fuera poco, su calvario no había llegado a su fin ni mucho menos. Una vez los tres de cabeza hicieron su pit stop, el finlandés cometía un nuevo error por no saber soportar la presión y el holandés demostró que no perdona ni una. A causa de ese momento puntual, una nueva decepción por su parte, pero es de gran ayuda para que Mercedes tenga más fácil a la hora de tomar su decisión de cara a 2022.

Los límites de la pista han vuelto a ser protagonistas, no por la vuelta rápida de esta carrera, sino que el panorama hubiera sido muy diferente en la sesión del domingo si Verstappen no los hubiese superado en Q3. Cualquier error se paga caro, estés en Mercedes o en Red Bull. Afortunadamente, esta igualdad es total y este espectáculo continuará para las próximas carreras. Cualquier punto puede marcar la diferencia y los pilotos lo saben perfectamente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Most Popular

Norris: «Aún es pronto, pero sabemos que Daniel Ricciardo estará delante tarde o temprano»

La nueva etapa de Daniel Ricciardo en McLaren ha comenzado con buen pie en estos primeros Grandes Premios. La constancia está siendo su característica...

Bakú aceptaría ser escenario de una carrera sprint

La Fórmula 1 organizará carreras sprint en tres grandes premios este año, que consistirán en una competencia de...

Liberty: «Se rieron de nosotros con el tope de gastos y lo logramos»

La F1 introdujo un techo de gasto de 132 millones de euros para este año después de que...

Wolff, sobre Mercedes para 2022: «Tenemos que considerar todas las opciones para ambos coches»

Tan solo se ha superado los primeros cuatro Grandes Premios de la temporada y la alineación de pilotos de Mercedes para 2022 es un...

Recent Comments

Close Bitnami banner
Bitnami