el-gp-de-miami-esta-abierto-a-hacer-cambios-a-la-pista

Cargar reproductor de audio

Antes de la carrera inaugural del Gran Premio de Miami del domingo, los pilotos criticaron dos aspectos clave de la pista.

El primero es que la superficie del circuito ha demostrado estar lejos de ser la ideal. La suciedad presente fuera de la trazada hizo que los pilotos temieran que los adelantamientos resultaran demasiado complicados, ya que si no se mantenían en la parte limpia del circuito, podrían arriesgarse a tener problemas.

Sergio Pérez calificó la situación de «broma» y sugirió que las cosas serían muy difíciles durante la carrera, donde finalmente no se vio demasiada acción rueda a rueda.

El otro aspecto con el que no todos los pilotos estuvieron contentos es la apretada zona de la chicana que se compone por las curvas 14 y 15, en subida bajo la autopista, una secuencia que al mismo Lewis Hamilton le recordó a conducir por un aparcamiento con su kart cuando era pequeño.

Pero aunque los directivos de Miami tenían claro desde antes del fin de semana que el concepto de la pista estaba pensado deliberadamente para generar errores, y así mejorar las carreras, están abiertos a hacer cualquier alteración que crean que mejorará las cosas para el año que viene.

Tom Garfinkel, el socio gerente del Gran Premio de Miami, dijo el domingo antes de la carrera que estaban dispuestos a estudiar posibles mejoras.

Cuando Motorsport.com le preguntó sobre la situación de la pista, dijo: «Vamos a cambiar todo lo que sea necesario para mejorar la pista».

«Creo que está el reto con la chicana y no sé si hemos comunicado lo suficientemente bien por qué existe y por qué está ahí».

«Era un poco como un mal necesario, si quieres llamarlo así, para conseguir que la pista sea lo suficientemente grande como para que resto del trazado sea genial».

«Esa es un área en la que hay una parte complicada, porque realmente tenemos que frenar a la gente (en referencia a los coches) porque no teníamos suficiente espacio para una escapatoria».

También lee:

Fernando Alonso, Alpine A522

Fernando Alonso, Alpine A522

Photo by: Mark Sutton / Motorsport Images

«Creo que tras hablar con algunas personas de la F1 y de la FIA, pienso que hay una oportunidad para tal vez cambiarlo un poco para hacerlo mejor. Pero es un mal necesario en ese punto del trazado para que vayan más despacio».

Aunque las nuevas superficies de los circuitos pueden suponer a veces un problema en los grandes premios -por ejemplo, la primera carrera en Austin fue especialmente difícil por la falta de agarre-, Garfinkel admitió que la situación en Miami no fue perfecta.

Sin embargo, aseguró que analizarán la situación del circuito después del fin de semana, para juzgar mejor lo que se puede modificar de cara a 2023.

«Estamos evaluando la superficie en sí», dijo. «Queremos asegurarnos de que lo hacemos bien, porque obviamente, si ellos (los pilotos) no pueden salirse de la trazada ideal, no va a haber tantos adelantamientos como desearíamos y eso no es bueno».

«La dirección en la que queríamos ir con la pista era tener tantos adelantamientos como fuera posible. Pero si no puedes salir de la trazada ideal, tampoco puedes adelantar. Así que vamos a echar un vistazo a eso».

«Y haremos cualquier cambio que necesitemos, si es necesario, para que la pista sea lo mejor posible».