el-horrible-dia-de-max-verstappen-que-lo-tuvo-en-su-garage-en-miami

Cargar reproductor de audio

En el nuevo circuito del Autódromo Internacional de Miami era crucial pisar una y otra vez el asfalto este viernes durante los entrenamientos libres para adaptarse a la pista y a su vez configurar el coche de la mejor manera posible.

Max Verstappen es muy consciente de ello, ya que pasó buena parte del día en el box debido a varios problemas técnicos, incluido un costoso fallo hidráulico en los entrenamientos libres 2 que le hizo tener que ver los toros desde la barrera.

Y es que después de pasar la primera media hora en el garaje, cuando la sesión se reanudó tras el trompo y accidente de Carlos Sainz, Verstappen no pudo completar ni una vuelta con un incendio en la parte trasera de su coche y un volante casi imposible de girar.

«Tan pronto como salí de boxes, no podía realmente girar. Los frenos estaban en llamas», declaró el desilusionado piloto de Red Bull.

Como resultado, Verstappen solo completó 15 vueltas entre las dos sesiones. «Simplemente no fue un buen día», lamentó el neerlandés. «Es extremadamente doloroso, especialmente en un circuito como este donde quieres pilotar mucho, aprenderte la pista, orientarte. En resumen, no dimos más de cinco vueltas cronometradas hoy. No es eso lo que queremos».

«Por supuesto, intentaré recuperar el tiempo perdido, pero no es fácil. No es solo que todos hayan conducido más que nosotros, sino que no tenemos ninguna información sobre mi coche para saber qué hacer. En definitiva, es extremadamente doloroso».

Por su parte el director del equipo, Christian Horner, se mostró obviamente atónito por esa sucesión de problemas. «¡Ha tenido un día horrible!», exclamó el británico sobre su piloto estrella en Sky Sports F1.

También lee:

«Tuvo un problema por la mañana, por lo que sustituimos la caja de cambios y una de las partes del coche por precaución, y luego tuvo un problema hidráulico nada más salir de boxes, que lamentablemente dañó los frenos traseros. Hizo pocas vueltas, creo que hoy dio cinco vueltas cronometradas, que fueron competitivas. Afortunadamente con las banderas rojas no se perdió tanto respecto al resto, pero es frustrante no tener ese tiempo en la pista».

Ahora necesitarán realizar el máximo de pruebas durante la tercera y última sesión de entrenamientos libres del sábado por la tarde antes de meter el coche en régimen de parque cerrado.

«Probablemente demos algunas vueltas más de lo habitual en la FP3. Es un circuito urbano, hay que orientarse. Sabemos lo bien que Max se adapta a las nuevas pistas, seguro que recuperará el tiempo perdido”, concluyó Horner.

También lee: