exclusivo:-el-choque-de-leclerc-con-el-ferrari-de-lauda-no-fue-un-error

Cargar reproductor de audio

El líder del campeonato mundial de Fórmula 1, Charles Leclerc, acaparó los titulares ayer al estrellar un Ferrari 312B3 en el GP de Mónaco Histórico.

El piloto monegasco estaba completando una tanda de demostración con el Ferrari de 1974 de Niki Lauda este domingo, cuando tuvo un trompo en La Rascasse.

Después de sufrir un fallo inesperado en los frenos durante su tercera vuelta al circuito urbano de Montecarlo, Leclerc hizo un trompo y golpeó las barreras hacia atrás, lo que dañó el alerón trasero.

Aunque pudo volver a ponerse en marcha, Charles Leclerc finalmente se detuvo en la recta principal cuando vio salir humo de la parte trasera de su monoplaza, y se bajó para inspeccionarlo.

También lee:

Hablando directamente después del incidente, Leclerc dejó claro que el choque no se debió a un error del piloto sino que fue el resultado de algo que salió mal con el coche.

«Perdí los frenos. ¡Perdí los frenos! Frené, el pedal estaba duro y se cayó», dijo.

«Tuve la suerte de sufrirlo en ese punto, porque si lo hubiera sufrido en otro lugar, habría sido peor… El problema es que me asusté. Llegué normal a la curva».

Detalle del disco de freno roto que provocó el accidente de Leclerc en Mónaco

Detalle del disco de freno roto que provocó el accidente de Leclerc en Mónaco

Como muestra la fotografía exclusiva de Motorsport.com, el incidente de Leclerc parece haber sido causado por un fallo total de los frenos delanteros izquierdos.

La imagen, tomada poco antes de que Leclerc hiciera el trompo, muestra un disco de freno roto sobre el asfalto después de que se soltara de la pinza delantera izquierda.

Sin la capacidad de poder frenar en la esquina delantera izquierda del coche, los frenos se habrían agarrado por completo en el lado derecho, dejando a Leclerc impotente cuando el monoplaza se habría girado instantáneamente a la derecha.

El 312B3 de caja de aire alta que pilotaba Leclerc en Mónaco es propiedad de Methuselah Racing, con sede en Colonia y dirigido por Mario Linke.

Niki Lauda usó un 312B3 durante su primer año con Ferrari en 1974. Terminó segundo en su primera carrera con el equipo en Argentina y logró su primera victoria en el GP de España de ese año. Sumaría luego un triunfo más ese curso, en el GP de Holanda.