la-fia-no-encuentra-irregularidades-de-ferrari-en-el-test-de-imola

Cargar reproductor de audio

A raíz de un test de Pirelli con los neumáticos de 2023 en el que se pudo ver a Ferrari probando dos suelos diferentes en su F1-75, la FIA se puso en contacto con el equipo de Maranello para despejar todas las dudas y sospechas que eso había creado en algunos de sus rivales.

Charles Leclerc estuvo al volante del monoplaza por la mañana con una especificación de fondo más antigua, mientras que Carlos Sainz se subió al coche por la tarde con un suelo diferente, lo que claramente podría ir en contra del reglamento.

Dichas reglas establecen: «Los monoplazas en estas pruebas deben usar piezas de una especificación que se hayan utilizado en al menos una (1) carrera o TCC [pruebas de con los coches actuales] durante el año del campeonato en curso. Estos coches deben cumplir plenamente con las especificaciones del reglamento técnico».

Y añade: «No se permitirá el uso de piezas de prueba, cambios de componentes o modificaciones de configuración que proporcionen algún tipo de información al equipo, siempre que no esté relacionada con la prueba de neumáticos».

«Se permiten cambios en la configuración mecánica, modificaciones en los controles de los pilotos y cambios en los componentes si se acuerda de antemano con el proveedor de neumáticos, ya que estos datos son necesarios para la evaluación correcta de los compuestos o para completar la prueba de neumáticos».

Charles Leclerc, Ferrari F1-75

Charles Leclerc, Ferrari F1-75

Photo by: Davide Cavazza

El suelo utilizado por Sainz parecía ser una versión actualizada que incluía una correa o tirante por debajo del piso, algo que los equipos están estudiando para ver si ayuda a solucionar los problemas de porpoising, lo que provocó dudas y sospechas.

Dicha situación hizo que al menos a dos equipos hablasen directamente con la FIA para pedir una aclaración sobre lo que había sucedido y si Ferrari había hecho algo que fuera en contra de las reglas.

Tras las conversaciones entre la FIA y los italianos antes de la primera práctica para el Gran Premio de Miami 2022 para verificar los componentes que habían usado, Motorsport.com ha podido saber que la investigación ha concluido y que el organismo rector está conforme, dando por hecho que en todo momento se siguieron las reglas.

Si bien todavía no hay un comunicado oficial al respecto, parece que el cambio de suelo en el Ferrari F1-75 fue provocado por un daño sufrido en la sesión matinal.

Al parecer, la FIA pudo verificar que el fondo utilizado en el monoplaza de Sainz para la tarde era en realidad una especificación más antigua que ya se había montando en el coche a principios de año, por lo que cumplía completamente con el reglamento.