leclerc:-«la-f1-sin-monaco-para-mi-no-es-f1»

Cargar reproductor de audio

En las últimas semanas se ha hablado de la posibilidad de que el Gran Premio de Mónaco salga del calendario y algunas fuentes sugieren que ya se ha comunicado a los equipos que es probable que ocurra en 2023.

Mónaco ha sobrevivido a lo largo de las décadas con una cuota de acogida de la carrera generosamente baja que se acordó en la era de Bernie Ecclestone.

Liberty Media se siente cada vez más frustrada por el buen trato que parece tener garantizado Mónaco en un momento en el que no faltan candidatos dispuestos a pagar sumas mucho mayores para formar parte del calendario.

Además, Mónaco siempre ha conservado el derecho a crear la emisión televisiva y a llenar los alrededores del circuito con sus propios patrocinadores, algunos de los cuales chocan con los principales socios de la F1.

Entre ellos se encuentra TAG Heuer, el «reloj oficial del GP de Mónaco», y rival directo de Rolex, el principal patrocinador de la F1.

La reciente declaración de Stefano Domenicali a los equipos sobre la regionalización del calendario también dejó claro que, independientemente de cualquier otro asunto, Mónaco podría verse obligado a abandonar su tradicional fecha de finales de mayo, para permitir que Miami y Montreal se celebren de forma consecutiva.

Esto también puede verse como otro intento de presionar al Automobile Club de Mónaco para que acepte un mejor acuerdo para la F1.

Leclerc, el favorito del público local, insiste en que la carrera debe permanecer en el calendario.

«Creo que ahora sería una mala jugada para ambas partes», dijo. «Nunca he conocido Mónaco sin la F1, aparte de por razones de COVID en 2020”.

«Y la F1 sin Mónaco para mí no es F1. Creo que la F1 tiene una historia, tiene algunas pistas históricas como Silverstone, como Monza, y como Mónaco también, y creo que deberían permanecer en el calendario.»

Charles Leclerc, Ferrari F1-75

Charles Leclerc, Ferrari F1-75

Photo by: Carl Bingham / Motorsport Images

Dejando a un lado las cuestiones comerciales, una de las quejas habituales sobre Mónaco es la falta de adelantamientos en una pista que no ha cambiado en muchos años.

Preguntado por la posibilidad de modificar el trazado, Leclerc admitió que podría ser difícil.

«Lo he pensado a veces para que eso mejorara mucho los adelantamientos», dijo. «No lo sé, tal vez antes del túnel se pueda ir a la izquierda y hacer una gran recta allí. ¿Pero hasta qué punto es factible?»

También lee:

«No estoy seguro. Por supuesto que adelantar es difícil, pero creo que lo que a todos nos gusta como pilotos es el reto, especialmente en la clasificación cuando debes conseguir la vuelta simplemente acelerando». 

«No hay ninguna pista que se acerque a la adrenalina que tenemos en Mónaco, y para mí es parte de la historia de la F1 y debería permanecer en la F1».