leclerc-lamento-el-accidente-con-perez-en-arabia-y-aspiraba-a-mas

Por enésima vez esta temporada, Charles Leclerc se encontró con una carrera que al principio parecía prometedora, pero que a la mitad se torció y, a final, le ofreció una ligera recompensa en puntos.

El séptimo puesto al final del Gran Premio de Arabia Saudí no es un mal resultado en términos del campeonato de constructores para Ferrari, con el coche rojo cada vez más cerca de la línea de meta de la temporada, pero Leclerc vio cómo se le escapaba una excelente oportunidad de conseguir un importante podio.

El monegasco arrancó bien y se mostró competitivo al mantener por detrás a Sergio Pérez en las primeras vueltas, conservando él la cuarta posición hasta la décima vuelta de la carrera.

Pero entonces, el coche de seguridad desencadenado por el accidente de Mick Schumacher convenció a Ferrari de hacer -con razón- la parada en boxes, la única prevista para la carrera. Sin embargo, dirección de carrera decidió mostrar la bandera roja y la táctica de Ferrari perdió completamente su eficacia. A partir de ese momento, la carrera de Charles se hizo cuesta arriba, como él mismo dijo poco después de la bandera a cuadros.

«La carrera fue muy buena, el ritmo era muy bueno. Luego llegó el coche de seguridad virtual y pensé: ‘¡Ah, por fin hay suerte esta temporada!’. Pero inmediatamente después se presentó la bandera roja. Fue entonces cuando perdimos tres posiciones y luego tuve que luchar con los neumáticos duros, perdiendo posiciones en cada reinicio”.

En el primer rearranque, Leclerc tocó con su neumático delantero derecho la parte trasera del Red Bull de Sergio Pérez, lo que provocó el abandono del mexicano, pero el monegasco se mantuvo en pista hasta lograr los puntos.

Sergio Pérez, Red Bull Racing RB16B, sale de su coche tras un accidente en la reanudación

Sergio Pérez, Red Bull Racing RB16B, sale de su coche tras un accidente en la reanudación

Photo by: Sam Bloxham / Motorsport Images

El único momento en el que Leclerc pudo hacer un buen uso de sus neumáticos fue en el último stint, después desde el último reinicio. En ese momento, el de Ferrari demostró que su ritmo era tan bueno que fue capaz de recuperar varios segundos sobre su compañero de equipo Carlos Sainz y adelantarlo en la última parte de la carrera. Un duelo fratricida pero justo, como quiere el equipo y como ha repetido muchas veces Mattia Binotto.

También lee:

«En el último stint tuve algunas vueltas libres e intenté marcar la diferencia con el ritmo. Esta es una pista en la que es muy difícil adelantar, intenté recuperar, pero logré el séptimo lugar. Hoy teníamos ritmo para hacer mucho más, el ritmo era muy bueno. No estoy contento con el resultado”, f