magnussen-habla-de-la-influencia-de-ocon,-direccion-de-carrera-ha-cambiado

El piloto de Haas ha querido hablar de lo que pasó el domingo en Canadá durante la carrera. En la salida trató de superar a Lewis Hamilton y se tocaron levemente, todo quedó en eso y una pequeña magulladura en el ala delantera del Haas. Sin embargo, ese roto no afectaba al correcto funcionamiento de Magnussen, simplemente aleteaba colgando del coche de Kannápolis. La cuestión es que la actividad por radio sobre el colgajo del Haas no se hizo esperar. Esteban Ocon estaba por detrás y se quejó abiertamente, sabía que Dirección de Carrera lo iba a escuchar y el galo jugó sus cartas. Ocon dijo por la radio que ese pedazo de alerón podía desprenderse e impactar en su cara.

Tras ese comentario, Dirección de Carrera entró en juego y solicitó a Haas que llevaran ese coche al pit para reemplazar su alerón. El piloto de Haas no lo comprendió, él no piensa que fuera nada serio. Pues ha puesto otros ejemplos anteriores en los que se pilotó con elementos rotos y no pasó nada. Piensa que algo ha cambiado en el criterio de Dirección de Carrera, habla también de cómo en Mónaco se retrasó la salida por unas gotas de lluvia.

magnussen

La radio de Esteban Ocon:

«Sí, puedo ver que está colgando, se va a caer. Si lo pierde, me va a golpear en la cara».

Kevin habla de lo sucedido

«Estaba hablando con Ocon ahora y estaba bromeando sobre cómo le dijo a la FIA que mi alerón estaba en mal estado. Si sabes que puedes influir en la FIA de esa manera, lo vas a hacer, ¿no? Eso fue lo que hizo… juego limpio. Pero tienen que dejarnos conducir con eso, no es nada. Solo tuve un poco de contacto, nada serio. Me rasguñé un poco el alerón delantero y luego me dijeron que entrara a boxes».

«El coche estaba bien. El alerón delantero estaba a salvo, no estaba roto. Piensen en Jeddah el año pasado, Lewis Hamilton ganó la carrera con medio alerón delantero, lo que creo que es correcto. Corramos si podemos. De repente se siente muy diferente. En Mónaco no nos dan la salida porque empezó a lloviznar, y luego aquí me llamaron porque tengo un rasguño en el alerón delantero».