marko:-«a-mercedes-le-salio-el-tiro-por-la-culata»

Cargar reproductor de audio

Tras la presión ejercida por varios pilotos, entre ellos el dúo de Mercedes, George Russell y Lewis Hamilton, para que la FIA ayude a solucionar el extremo rebote de los coches por motivos de seguridad, el organismo rector pasó a la acción antes del Gran Premio de Canadá.

Emitió una directiva técnica que revelaba planes para imponer una métrica de oscilación vertical que obligaría a los equipos a limitar el rebote de sus monoplazas, o arriesgarse a tener que aumentar la altura de la carrocería.

Además, se suponía que los equipos podían tomar medidas adicionales para reforzar sus pisos, lo que incluía la adición de un segundo tirante.

Pero mientras que la respuesta de la FIA causó preocupación porque no siguió estrictamente los procedimientos correctos, en términos de hacer cambios reales en las reglas, el límite de rebote previsto para más adelante en el año podría ser algo que perjudique a Mercedes.

Porque al quedar claro que el W13 necesita rodar muy bajo para ofrecer su máximo potencial de rendimiento, eso lo hace más propenso a necesitar la intervención de la FIA si sigue golpeando el suelo.

Por eso Marko, cuyo equipo Red Bull no ve la necesidad de que la FIA se involucre en el asunto, cree que Mercedes podría salir perjudicado en última instancia por lo ocurrido.

En declaraciones a Motorsport.com sobre la situación, Marko dijo que la amenaza de la FIA al obligar a los equipos que sufren lo peor del porpoising a levantar sus coches era precisamente lo que más podía perjudicar a Mercedes.

Y por eso sugirió que los esfuerzos de Mercedes para que la FIA se involucre han tenido el resultado contrario al que quería el fabricante alemán.

«Exactamente», dijo. «En alemán decimos: ‘der Schuss ging nach hinten los’. Así que básicamente le salió el tiro por la culata a Mercedes».

También lee:

Helmut Marko y Christian Horner, máximos responsables de Red Bull en F1

Helmut Marko y Christian Horner, máximos responsables de Red Bull en F1

Photo by: Patrick Vinet / Motorsport Images

Marko cree que la FIA debería mantenerse al margen de todo el debate sobre el porpoising, ya que el fenómeno no es algo que sufran todos los equipos.

«Estoy totalmente de acuerdo con Max (Verstappen), no es correcto cambiar algo así durante la temporada», dijo.

«No puede ser la FIA quien haga nuestros reglajes. Cambiar la altura de conducción significa cambiar la puesta a punto y la FIA no puede hacer eso. El siguiente punto es que todo esto es el resultado de un equipo que tiene problemas».

«Ese equipo debería solucionar sus propios problemas y no afectar a los demás equipos».

Aunque la primera directiva técnica no fue algo que afectara a Red Bull, existe la posibilidad de que la FIA establezca un nuevo rumbo, ya que debe reunirse con los directores técnicos esta semana.

Marko dijo que se necesitan muchos más detalles por parte del organismo rector para saber hasta qué punto planea involucrarse en los reglajes de los coches.

«Creo que hay demasiados parámetros que aún no están claros», añadió. «Así que creo que la FIA tiene que dar otra aclaración».