max-verstappen:-«estoy-disgustado-conmigo-mismo;-es-decepcionante»

Ya advertimos de que cualquier mínimo error sería crucial a estas alturas de la temporada, y Max Verstappen puede pagar muy caro el que cometió este sábado en la sesión de Clasificación disputada en el circuito de Jeddah. El neerlandés afrontaba los últimos metros de su vuelta lanzada con un ritmo endiablado que le aseguraba la Pole, ya que venía bajando el tiempo de Lewis Hamilton en tres décimas, sin embargo, al encarar la última curva, perdió la parte trasera de su monoplaza y golpeó el muro, lo que le costó dos posiciones (ahora partirá tercero) y quién sabe si un título.

Al otro lado del garaje, Sergio Pérez tampoco pudo exprimir al máximo el potencial de su RB16B y se vio superado por Charles Leclerc, de modo que el objetivo será recuperar el máximo número de posiciones en la salida y, a partir de ahí, realizar una buena estrategia que les lleve hasta arriba, puesto que adelantar será una tarea arduo complicada en este escenario. Todo en juego para los de Milton Keynes en una penúltima prueba en la que todo puede pasar.

Verstappen, en el box de Jeddah

Max Verstappen:

3º – 1:27.653

«Llevaba una vuelta muy buena hasta que la perdí en la última curva; pensé que la había abordado de la misma manera que había hecho toda la sesión, pero perdí la parte trasera. Estoy disgustado conmigo mismo y, por supuesto, es decepcionante, si bien quedan dos carreras y todo puede pasar. Teníamos un buen coche en la sesión de Clasificación y todo iba bien, lo que me da esperanzas de cara a la carrera, sabiendo también que el ritmo estaba ahí hoy. Espero que podamos seguir bien mañana y, si ese es el caso, debería haber algunas buenas oportunidades y deberíamos tener una buena opción».

Sergio Pérez:

5º – 1:28.123

«Fuimos primeros en la Q1 y Q2, pero luego en la Q3 no creo que el enfoque que tomamos con los neumáticos fuera el correcto. De repente he cogido mucho subviraje y no he podido igualar mi tiempo de la Q2, lo cual es una pena. Estos neumáticos son tan exigentes que si no estás en la ventana de temperatura adecuada, tu equilibrio es totalmente diferente, y eso es lo que me ha pasado hoy. Es un circuito muy exigente físicamente, pone mucho estrés en tu cuerpo y a nivel mental también es un reto estar ahí arriba sesión tras sesión. Hoy no ha sido un día ideal para nosotros como equipo, aunque mañana aún hay mucho por lo que jugar, va a ser una carrera larga y todavía puede pasar cualquier cosa. Estoy deseando que llegue, el ritmo estaba ahí hoy y realmente espero que podamos mejorar nuestra posición de salida y llegar a los puestos de podio muy pronto. Veremos si salir en el lado limpio de la parrilla mañana es una ventaja, ya que creo que la salida es una buena oportunidad para adelantar, luego iremos desde ahí e intentaremos unirnos a los líderes enseguida».

Christian Horner, jefe de Red Bull:

«Parecía la vuelta del año hasta ese momento. Es una lástima, porque ha sido una vuelta muy, muy potente y se estaba sacando algo muy especial de la manga. Estoy seguro de que Max se sentirá frustrado porque sabe que fue una buena vuelta, pero ahora tiene que dejarlo atrás. Sigue siendo tercero en la parrilla y solo tiene que hacer una buena salida, ya que cualquier cosa puede pasar en esta carrera. Desgraciadamente, ahora estamos en la parte de atrás, así que recuperaremos el coche y esperamos que los daños no sean demasiado graves. La posición en la parrilla en cualquier circuito urbano es crucial y va a ser muy difícil adelantar aquí, por lo que todo va a depender de la estrategia, y Checo podría tener un papel importante en la carrera».