miércoles, mayo 12, 2021
Inicio Fórmula 1 Mazda MX-3, el pequeño coupé japonés con motor V6

Mazda MX-3, el pequeño coupé japonés con motor V6


Por:
Filippo Einaudi

Traducido por:
Javier Álvarez

Con 130 CV de potencia, era capaz de superar los 200 km/h.

Quizá no en el imaginario colectivo pero sí en el de muchos, los fabricantes japoneses, como Mazda, se caracterizan por haber estado siempre ligados a coches pequeños con motores pequeños, y esta tendencia es algo que se ha materializado incluso en modelos de corte deportivo.

Uno de los más particulares, nacido en la mágica década de los años 90, es el Mazda MX-3 de las imágenes, un pequeño e interesante coupé de cuatro plazas que escondía un insólito motor de seis cilindros y cuya historia queremos hoy repasar. 

Dada la reputación del fabricante de Hiroshima, el hecho de que el Mazda MX-3 escondiera algo poco convencional bajo el capó no era ninguna sorpresa, especialmente después de que la marca hubiera ganado las 24 Horas de Le Mans de 1991 con su brutal 787B, de motor rotativo, que fue el primer coche japónes (y el único rotativo) en imponerse en la famosa carrera francesa.

Un modelo ‘muy suyo’

Sin embargo, el Mazda MX-3 lanzado en septiembre de aquel mismo año, no recurrió a este tipo de motorización, a pesar de que Mazda llevaba ofreciendo motores Wankel en sus deportivos desde hacía décadas. La solución en este caso fue otra. 

Mazda MX-3
Mazda MX-3
Mazda MX-3

El modelo, un coupé 2 2 de redondeadas y suaves formas, estrenó una plataforma específica, derivada de la del compacto Mazda 323 y, a pesar de su nombre, no tenía nada en común con otros modelos de la casa como el MX-5 o el RX-3. A nivel estético destacaba por el gran portón acristalado o por sus faros almendrados.

La sorpresa bajo el capó

Lo mejor del coche estaba precisamente bajo el capó. Durante su lanzamiento, los clientes tuvieron la posibilidad de elegir entre dos motores atmosféricos de gasolina. Por un lado un modesto 1,6 litros de 16 válvulas, con 88 CV de potencia, y por otro un bloque V6 (a 60 grados) de 1,8 litros.

Mazda MX-3
Mazda MX-3
Mazda MX-3

Este último motor, de seis cilindros, gozaba de un sistema de admisión de geometría variable y era capaz de subir hasta las 7.800 rpm. Ofrecía una potencia máxima de 130 CV a 6.500 vueltas y permitía al coche una aceleración de 0 a 100 km/h en 8,5 segundos y, sobre todo, una velocidad punta de 202 km/h. Cifras más que respetables para la época. 

El bloque, de la serie K, fue desarrollado por Mazda para sortear la normativa fiscal japonesa sobre la relación entre cilindrada y dimensiones exteriores del vehículo, ya que un motor de mayor cubicaje habría penalizado a este coupé de 4,2 metros de largo, y Mazda quería ofrecer un motor potente y refinado a sus clientes.

Mazda MX-3

Otro detalle muy interesante del Mazda MX-3 era su chasis, y en especial el eje trasero de doble trapecio, que la marca ya había utilizado en otros modelos, y que dotaba al coche de una mayor agilidad y estabilidad.

La única pega del MX-3 tope de gama es que resultaba algo caro, hasta el punto de que en 1994, cuando el fabricante sustituyó el bloque 1.6 por uno más agresivo de 109 CV con doble árbol de levas en cabeza, este último se convirtió en el favorito de la gama, relegando el V6 solo a los compradores más entendidos.

El modelo coupé de Mazda fue descatalogado en 1998, cuando la compañía puso todos sus esfuerzos en el MX-5, cuyo éxito en aquel momento no dejaba de aumentar, por lo que se decidió no dar continuidad al interesante MX-3.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Most Popular

Recent Comments

Close Bitnami banner
Bitnami