ocon:-el-octavo-puesto-en-miami-fue-«como-una-victoria»

Cargar reproductor de audio

Esteban Ocon se sintió más satisfecho por el hecho de que sólo se sintió «al 50%» físicamente después de su fuerte accidente en la tercera práctica del sábado. 

El impacto de 51G contra un muro de hormigón le obligó a perderse la sesión de clasificación y a salir desde la parte trasera de la parrilla después de que el equipo montara el chasis de repuesto.

Antes del arranque ganó dos puestos, ya que los dos Aston Martin tuvieron que salir desde el pitlane, y luego fue ascendiendo poco a poco con un largo stint inicial con el neumático duro.

Cambió a los neumáticos blandos bajo el coche de seguridad y finalmente terminó noveno, antes de ganar un puesto por una penalización a su compañero de equipo Fernando Alonso.

«Estoy encantado, creo que lo de hoy es una victoria para nosotros», dijo al ser preguntado por Motorsport.com sobre su ascenso.

«Está claro que había una montaña que escalar para todos nosotros, pero creo que desde la estrategia hasta las llamadas por radio, la gestión de los neumáticos, todo ha sido perfecto hoy. Y terminar en los puntos estando al 50% físicamente también, para mí es como una victoria».

«Es un reto diferente, seguro, puede salir mal, puede salir bien. Hoy ha salido bien. Pero no es muy agradable, como he dicho, correr estando al 50% físicamente. Fue tan duro aquí como en Singapur aquí en términos de humedad y calor».

Esteban Ocon, Alpine A522

Esteban Ocon, Alpine A522

Photo by: Alpine

La decisión de comenzar con los neumáticos duros le dio resultado al francés, al igual que a George Russell.

«Sabíamos lo que teníamos que hacer», dijo Ocon. «Queríamos ir en un stint largo con los duros, queríamos que este neumático durara mucho, así que estaba gestionando bastante al principio”.

«Fue más difícil de lo esperado, pensé que el neumático nunca iba a encenderse para ser justos, pero lo hizo, así que eso fue bueno”.

«No éramos muy rápidos al principio, y luego el ritmo aumentó lentamente, poco a poco, y llegamos a ser muy rápidos en comparación con los otros coches».

Ocon admitió que todavía se sentía dolorido tras el accidente del sábado.

«Tengo que dar las gracias a los chicos, porque el sábado todo el coche estaba roto. El asiento estaba hecho pedazos. La caja de pedales estaba completamente rota, el acelerador, los frenos rotos, y el chasis, obviamente.

«Fue un gran impacto, obviamente me siento al 50% hoy (domingo). Pero lo hemos conseguido, y eso demuestra también que estamos haciendo un buen trabajo físico.»

Preguntado por las secuelas concretas del accidente, dijo: «En las rodillas principalmente, la parte baja de la espalda, un poco de moretones aquí y allá en los talones. Fueron 51 G, así que bastante doloroso».

Ocon también fue testigo de la colisión entre Mick Schumacher y Sebastian Vettel al final de la carrera, que se produjo cuando los tres pilotos estaban luchando. Después de la bandera habló con el piloto de Haas en el parc ferme.

«Obviamente estábamos luchando los tres juntos, había grandes deltas de neumáticos, Mick llevaba un neumático viejo de 30 vueltas, Seb llevaba como nueve, yo llevaba un juego más nuevo de blandos, así que todos estábamos luchando muy de cerca. Obviamente estas cosas pasan, no es mi tema para comentar.

«Lo discutimos, pero Mick sabe bien lo que tiene que hacer, es un piloto de F1, tiene mucho talento, no necesita mis consejos para nada».

Ocon señaló que la controvertida superficie de la pista contribuyó a la colisión: «Hemos oído antes de venir aquí que estas piedras de Georgia son las mejores del mundo, es uno de los mejores asfaltos del mundo, pero fue un desastre porque no podíamos adelantar”.

También lee:

«Mick se tocó con Seb en parte por eso, porque no se puede hacer un ataque por el interior de nadie y cuando te vas fuera de la línea pierdes medio segundo”.

«Sólo había una línea, no funciona en absoluto. Deberíamos ir a un asfalto como el de Yeda, creo que es perfecto».