opinion:-¿ferrari-ha-perdido-su-poder-politico-en-la-formula-1?

Cargar reproductor de audio

¿Cuál es el poder político de Ferrari en la F1? La pregunta es más que legítima teniendo en cuenta cómo se trató a la Scuderia en el GP de Mónaco en las etapas polémicas de una carrera que desató un torrente de controversias. En su momento han existido quejas sobre la dirección de carrera dirigida por Michael Masi, pero Niels Wittich y Eduardo Freitas, que le han sustituido este año, son mucho peores, poco autoritarios y siempre orientados a tomar decisiones para proteger sus propias opciones.

John Elkann con famiglia nella griglia del GP di Monaco

John Elkann con famiglia nella griglia del GP di Monaco

Photo by: Mark Sutton / Motorsport Images

Dicho esto, sorprende el silencio de Ferrari: a pesar de que John Elkann y Piero Ferrari estaban presentes en los boxes del Principado, la cúpula directiva del Cavallino optó una vez más por el silencio incluso ante ciertas prevaricaciones que sólo Mattia Binotto intentó defender muy débilmente.

La Fórmula 1 mostró y remachó en imágenes de televisión cómo Sergio Pérez y Max Verstappen pisaron ambos la línea amarilla a la salida de boxes. El promotor del campeonato puso de manifiesto la anomalía reglamentaria con numerosas repeticiones emitidas, pero la FIA hizo oídos sordos al informe. Pero en otros momentos habríamos visto las reacciones rimbombantes de Toto Wolff o Christian Horner, mientras que de Ferrari sólo hubo las palabras muy tranquilas del director del equipo, que se dirige a una tragedia tanto como a una victoria en el mismo tono de voz.

También lee:

Mattia Binotto, Team Principal Ferrari

Mattia Binotto, Team Principal Ferrari

Photo by: Ferrari

«Cuando estás en primera posición y acabas cuarto hay algo que no ha funcionado», explicó Binotto, «y ahí está nuestra responsabilidad, pero siento que ha habido un poco de injusticia porque, en la salida, a cinco minutos de [empezar] la carrera, había que montar los neumáticos y Red Bull estaba sin neumáticos. ¿Por qué? Y no está claro por qué la FIA, a tres minutos del final, decidió posponer la salida. Pero el reglamento dice que cuando quedan cinco minutos, los neumáticos deben estar montados. Y punto». 

Cierto. Pero nadie levantó la voz, nadie planteó la cuestión en esa larga espera hasta la salida detrás del coche de seguridad. ¿Por qué?

La actitud de Ferrari también fue demasiado relajada en la queja sobre las líneas amarillas tocadas por Verstappen y Pérez, ya que decidieron enfocarlo en otro sentido. 

«Más que protestar por Red Bull, que me da igual, porque no quiero entrar en este tipo de competición con ellos, nos quejamos para exigir claridad a la FIA sobre sus decisiones».

Charles Leclerc, Ferrari F1-75

Charles Leclerc, Ferrari F1-75

Photo by: Glenn Dunbar / Motorsport Images

Ferrari se ha vuelto demasiado tímida en la defensa de sus derechos, pero la responsabilidad no puede ni debe recaer toda sobre los hombros de Binotto. En Montecarlo también estaba la cúpula directiva del Cavallino, que prefirió darle la espalda al conflicto.

¿Qué señal se ha dado con esta actitud? Desde luego, no la de la fuerza que se espera de un equipo como Ferrari. Puede que haya habido decepción por un posible doblete que se evaporó en el momento más bonito debido a las decisiones erróneas tomadas por el muro (y Binotto asumió la culpa), pero la forma de ganar el resto de batallas que deben llevar a Ferrari a luchar por el mundial hasta el final no es dejando al director del equipo solo ante el peligro.

También lee:

La sensación que deja la Scuderia es que sigue siendo un ‘rehén’ de aquel pacto secreto que firmó con la FIA para cerrar su época negra del motor de 2019, cuya irregularidad nunca se pudo demostrar del todo.

Desde Maranello se pagó una cuantiosa multa (cuya cantidad ha permanecido en secreto) y dos años de ‘purgatorio’ en la categoría, pero esa época ya quedó atrás. Es el momento de que los italianos miren hacia delante y no dejen que les pasen por encima, porque si no, Red Bull se quedará con las alas.

También lee: