perez:-vamos-a-ciegas-a-la-carrera-de-miami-por-el-dificil-viernes

Cargar reproductor de audio

Sergio Pérez fue el único piloto de Red Bull que rodó en las dos sesiones de entrenamientos del Gran Premio de Miami de la Fórmula 1 2022, luego de que su compañero Max Verstappen pasó la segunda sesión encerrado en su garaje por diversas fallas.

Checo Pérez llevó a su RB18 de Red Bull Racing a la tercera posición de la tanda final con un tiempo de 1m30.150s, lo que representó una desventaja de 0.212s contra el cronómetro del Mercedes de George Russell, el más veloz del día.

Pérez finalizó por detrás de Charles Leclerc en la última tanda, sin embargo no recolectó toda la información esperada porque las banderas rojas provocadas por el Ferrari de Carlos Sainz y el Williams de Nicholas Latifi le impidieron rodar en condiciones ideales.

«Hoy ha sido un día difícil para todos los pilotos”, dijo Pérez al finalizar el día. “Creo que ha sido una sesión muy complicada esta tarde, en total he hecho una vuelta con el compuesto medio y dos vueltas con el blando”.

“Con la mayor carga de combustible no pudimos hacer nada debido a todas las banderas rojas y al tiempo que perdimos”.

La tercera posición en el clasificador no dejó contento a Pérez por la falta de información para el resto del fin de semana.

También lee:

Sergio Pérez, Red Bull Racing RB18

Sergio Pérez, Red Bull Racing RB18

Photo by: Steven Tee / Motorsport Images

“Vamos básicamente a ciegas a la carrera y creo que la mayoría de la gente está en el mismo barco que nosotros. Para la clasificación tenemos una idea más clara, pero las cosas pueden cambiar muy rápidamente con el clima de aquí”.

También lee:

La falta de actividad en pista sumado a la de adherencia al tratarse de una pista nueva podrían ser factores para una competencia impredecible según considera Checo Pérez.

“No hay mucho agarre en la línea de carrera en esta pista, es una pena porque creo que la carrera será difícil debido a eso. Dicho esto, creo que va a ser una carrera interesante porque todos nosotros no sabemos exactamente dónde