por-que-la-criticada-chicana-de-miami-no-tiene-facil-solucion

Cargar reproductor de audio

Esto se debe a que la ubicación de la chicana, y la apretada secuencia de curvas a su alrededor, ha sido casi forzada por los organizadores debido a su ubicación geográfica, pasando por debajo de una autopista.

En efecto, ha sido necesario «enhebrar la aguja» para satisfacer las normas de seguridad de la pista de la FIA.

Apex Circuit Design, compañía especialista en circuitos con sede en el Reino Unido, diseñó el trazado de 5,41 kilómetros en sentido contrario a las agujas del reloj alrededor del Hard Rock Stadium.

Su sección más sinuosa era la de las curvas 13 a 16, que rodeaba las rampas de entrada y salida y pasaba por debajo de los tramos de paso elevado de la autopista de Florida y la calle NW 203.

Sebastian Vettel, Aston Martin AMR22

Sebastian Vettel, Aston Martin AMR22

Photo by: Zak Mauger / Motorsport Images

Las regulaciones de la FIA relativas a la distancia de estructuras que se encuentren por encima de la pista significaron que el trazado debía sumergirse bajo los dos pasos elevados, elevándose después 11 pies para cruzar una rampa de acceso de la autopista, creando una subida en la chicana de la curva 14-15.

El ganador de la carrera, Max Verstappen, comentó: «Creo que si hubiera estado en un kart, sería una chicana agradable de tomar, pero no en un coche de F1 como el que tenemos en este momento».

También lee:

El segundo clasificado, Charles Leclerc, opinó diferente: «Creo que soy el único piloto de la parrilla al que realmente le ha gustado esta chicana. La disfruté».

«Pero por otro lado, estoy de acuerdo en que para la acción de las carreras, creo que podemos hacer algo mejor porque seguir (a otro coche) no era fácil en esa parte, también para la visibilidad es bastante difícil una vez que tienes un coche delante porque necesitas ser muy preciso en los bordillos».

Lance Stroll, Aston Martin AMR22

Lance Stroll, Aston Martin AMR22

Photo by: Jerry Andre / Motorsport Images

El ingeniero de diseño principal del proyecto Apex, Andrew Wallis, dijo a Motorsport.com antes del evento que «toda esta secuencia fue un verdadero desafío de ingeniería».

«Para poder pasar por debajo del primer paso elevado, teníamos que cumplir la normativa de la FIA que exige al menos cuatro metros de espacio libre, pero como tenemos que enlazar con los accesos de la autopista, que tienen una caída transversal del 7%, la superficie de nuestra pista estaba subiendo justo en el punto en el que necesitábamos que bajara».

«También hay una normativa de la F1 sobre la tasa de cambio de elevación vinculada al cuadrado de la velocidad del coche, así que este diseño básicamente enhebra la aguja en tres dimensiones para asegurar que los coches vayan lo suficientemente despacio como para alinearse con la elevación del cruce y luego volver a pasar por debajo del paso elevado».

Por estas razones geográficas, eso significaba que la chicana tenía que tener una velocidad mínima de diseño de 80km/h para cumplir con la regulación de la tasa de cambio, y la falta de visibilidad provenía de la cresta ciega.

Además:

Max Verstappen, Red Bull Racing RB18

Max Verstappen, Red Bull Racing RB18

Photo by: Glenn Dunbar / Motorsport Images

Tom Garfinkel, director del GP de Miami, dijo que los organizadores podrían haber hecho un mejor trabajo a la hora de comunicar exactamente por qué la chicana había sido diseñada de esa manera.

«Creo que el reto con la chicana, y que no sé si comunicamos lo suficientemente bien, es por qué existe y dónde existe», dijo. «Era un poco un mal necesario, si se quiere, para conseguir que la pista sea lo suficientemente grande como para crear el resto de la pista y que sea grande».

«Esa es un área en la que es una parte complicada, porque tenemos que ralentizar realmente a los pilotos porque no teníamos suficiente espacio de salida».

Sin embargo, Garfinkel ha confirmado que los organizadores verán qué pueden hacer en el futuro, y que puede haber formas de mejorarlo.

Cuando Motorsport.com preguntó cómo el promotor del GP de Miami pretende revisar y mejorar el evento en el futuro, su director de operaciones, Tyler Epp, respondió: «El mayor reto del año pasado fue el apretado calendario, así que nos estamos poniendo al día inmediatamente para intentar tomar decisiones para el próximo año lo antes posible».

«Durante el fin de semana hemos recopilado información y comentarios de la F1, la FIA, los pilotos y los equipos, y los clientes y aficionados. En las próximas semanas se hará un seguimiento de los puntos que se consideren mejorables»

«Vamos a tener reuniones internas durante toda esta semana y la próxima para recapitular todo y ver dónde tenemos que hacer cambios para mejorar».